El Heraldo
Integrante de las AGC o Clan del Golfo. Captura de video.
Colombia

Las AGC incursionan en 62 municipios con grafitis y panfletos

Habitantes de estos territorios ubicados en 10 departamentos denuncian la presencia de esta estructura criminal, conocida como el Clan del Golfo.

En Los Montes de María, un líder social repite el rezo que ha heredado de la violencia: “Abra los ojos y cierre la boca”Para él, la confianza que les había costado recuperar se volvió a destruir.  “Las comunidades empiezan a comportarse como en aquella época del terror: nos toca abrir los ojos y cerrar la boca”, insistió.

Abrirlos para mirar la guerra, para observar el control social, los grafitis en las paredes y en las calles, que empiezan a ser, otra vez, territorios de otros, de los Grupos Amados Organizados (GAO)

Cerrar la boca para no terminar fusilados, callar para mantenerse más horas con vida, silencio para que no te desplacen. Y así, el ciclo de guerra empieza a revivir.

En 62 municipios de 10 departamentos, según datos de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares), las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) o Clan del Golfo marcaron paredes, vehículos, calles y enviaron panfletos, presentándose como una organización política-militar.

“AGC presentes” es el mensaje que se repitió este jueves en el norte, sur, este y oeste del país.

Desde 2019, Pares había advertido el crecimiento de este grupo armado. Las AGC o Clan del Golfo “bien pueden considerarse el Grupo Armado Organizado de mayor envergadura a nivel nacional”.

Lo anterior, tras comprobar la presencia de esta autodefensa en distintas regiones del país y contabilizar al menos unos 2.500 integrantes.

“Debe además sumársele un número indeterminado de personas vinculadas a redes de apoyo territorial, es factible decir que esta es la estructura criminal heredera del paramilitarismo más fuerte del país”, se lee en el informe ‘Más sombras que luces: la seguridad en Colombia a un año del gobierno de Iván Duque’.

Andrea Aldana, investigadora de Pares, señaló que la serie de panfletos publicados  y los grafitis con las letras “AGC” demuestran un “operativo de propaganda a nivel nacional y una muestra de poder y dominio territorial”.

Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, le explicó a EL HERALDO que normalmente estos grupos suelen hacer actividades organizadas en conmemoración de ciertas fechas o por algún hecho en particular.

Por ejemplo, agregó, en enero cuando anunciaron un paro armado conmemoraban la muerte de uno de sus comandantes.  Sin embargo, sobre las marcas con las que amanecieron las paredes de varios municipios a lo largo y ancho del país el pasado jueves, refirió: “No hay una razón clara de por qué lo hicieron, parece que quieren enviar un mensaje, pero no sabemos cuál. Hay una situación delicada en materia de seguridad en el país es lo que se sabe”.

Ávila indicó que las disidencias de las Farc pasaron de operar en 56 municipios a 103, así como el ELN de 99 pasó a más de 160 municipios y el Clan del Golfo, añadió, hace presencia en 200 municipios del país.

“Este mensaje de las AGC tiene seguramente una connotación política delicada y podría ser el preludio de un paro armado como lo han hecho en otras ocasiones”, manifestó el subdirector de Pares.

El panfleto

En panfletos que circularon en municipios de Antioquia, Córdoba, Bolívar, Caldas, Meta, Cundinamarca, Chocó, Tolima, Casanare y San Andrés y Providencia, las AGC manifestaron que rechazaban el uso violento de la fuerza por parte de la Policía y contra las marchas que se vienen realizando en el territorio nacional.

“Sumado a esta desprotección constitucional, la ciudadanía también es atacada por las guerrillas del ELN y las disidencias de las Farc, que  bajo órdenes de Iván Márquez ejercen su accionar violento en el mismo escenario donde los ciudadanos expresan y defienden sus derechos”, se lee en uno de los panfletos.

Y concluyeron diciendo que “como organización política militar presente en todo el territorio” no van a ser “ajenos al dolor nacional y a la necesidad de seguridad de los colombianos desprotegidos por el Estado y asediados por la guerrilla”.

No obstante, la guerra colombiana suele comportarse de la misma forma y lo único que se va transformando son los nombres de los grupos ilegales. De una guerra entre Farc y AUC, se pasó a otra entre disidencias, ELN, y AGC.

Paz en riesgo

Varias organizaciones de Los Montes de María firmaron un comunicado exponiendo el riesgo en el que se encuentra la paz que han tratado de consolidar en este territorio, en el que cerca del 86% de los habitantes son víctimas del conflicto armado y el 52% es víctima de desplazamiento forzado.

Con la desmovilización de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y la firma del Acuerdo de Paz con las Farc-EP, “se evidenció una disminución en la confrontación armada”, según refirieron las organizaciones de víctimas de esta subregión del Caribe colombiano.

Sin embargo, lamentaron la presencia, nuevamente, de diversos actores armados. Entre estos destacaron la permanencia en la zona de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia.

“Esta presencia ha incentivado el rebrote de la violencia en nuestro territorio, evidenciada en el aumento de los asesinatos selectivos, reaparición de las masacres, amenazas a hombres y mujeres, extorsión y desplazamiento forzado de lideresas y líderes sociales; desplazamientos masivos; restricciones a la movilidad y horarios en zonas rurales y confinamiento en algunos barrios de las zonas urbanas, reclutamiento persuadido y forzado en zonas rurales, entre otras acciones violentas”, señalaron.

Sobre los grafitis de las AGC, un líder social  de la zona manifestó que esa advertencia evoca las épocas de terror y pánico que padecieron. “A la comunidad le toca obedecer, aunque hay un mayor control, la sensación de seguridad que antes se tenía se ha visto deteriorada”, lamentó.

Dos capturas

El comandante de la Séptima División del Ejército, mayor general Juan Carlos Ramírez Trujillo, aseguró que dos sujetos en Chocó y en la zona del Urabá, que estaban entregando panfletos y haciendo estas pinturas,  fueron capturados.

“Lo que pretende el Clan del Golfo es desviar las operaciones contundentes que estamos realizando en las bases reales”.  El comandante precisó que han efectuado 936 capturas de integrantes de este grupo armado, 37 menores reclutados han sido recuperados, 18 han muerto en operaciones, 47 se han sometido a la justicia y se han desarrollado 81 combates.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.