El Heraldo
Parte de los mobiliarios que están siendo colocados a un costado de la plaza de San Nicolás. Jesús Rico
Barranquilla

Polémica por el plan de reubicación en San Nicolás

Asocentro y Asovendedores  afirman que la acción va en contra de la recuperación del espacio. Secretaría de Cultura dice que solución “tiene permiso” del Ministerio.

Comerciantes y vendedores de los alrededores de la iglesia de San Nicolás, en el centro de Barranquilla, rechazan la instalación de 20 mobiliarios en los espacios aledaños a la plaza ubicada frente al templo, declarada Bien de Interés Cultural Distrital  de la Nación mediante resolución 0746 de 2005. 

Las dos grandes asociaciones que agrupan a los vendedores del Centro (Asocentro y Asovendedores) sostienen que la acción va en contra de los trabajos de recuperación del espacio público en esa zona de la ciudad que tuvieron lugar hace 8 años.

Joaquín Cervantes Rojano, presidente de la Asociación de Vendedores Estacionarios y Móviles de Barranquilla (Asovendedores), asegura que la situación es “alarmante” ya que el mismo Distrito es quien se está “saboteando” los logros que una vez anunció con orgullo.

“Estamos en total desacuerdo con lo que se está dando. En 2010 la asociación lideró un proceso de desalojo pacífico para que pudiera recuperar ese espacio”, dice Cervantes.

El líder señala que la decisión por parte del Distrito es “desacertada”. “Solicitamos mediante derecho de petición los permisos que Mincultura dio para que esto pasara en un zona protegida de la ciudad”, expresa.

Rafael Iriarte, comerciante desde hace 19 en la zona y veedor dice que ninguna persona sensata podría estar de acuerdo con la ubicación de estos mobiliarios en una zona que fue recuperada.

“No vemos bajo qué principio se están colocando ahora. Los están construyendo no para que operen de forma temporal sino definitiva”, señala Iriarte.

El veedor señala que los mobiliarios servirán para reubicar a los vendedores informales estacionarios que están ubicados al inicio de la carrera 42, y que comercializan objetos de cocina, calzados, ropa etc.

Confundidos . Varios de los vendedores señalan que tienen sentimientos encontrados con la reubicación, por un lado están alegres por poder contar con un local y por el otro el temor de que más adelante puedan ser desalojados por ocupar el espacio público recuperado. 

“Nos van a reubicar y los aplaudimos, pero no queremos que más adelante nos salgan diciendo que el Distrito cometió un error con nosotros, porqué sabemos que la zona donde estaremos  está prohibida para ser usada comercialmente”, agrega un zapatero del sector.

Otro comerciante se pregunta “¿Cuál es la recuperación del centro que están anunciando? A nosotros nos socializaron unos mobiliarios distintos, iban a estar ubicado en zonas puntuales y con una distancia de separación entre cada local que permitiera el libre tránsito de los peatones. Esto que están haciendo no fue lo que nos anunciaron”, apunta.

Será temporal. La directora de Asocentro, Dina Luz Pardo, manifiesta que el proyecto de solución para vendedores se proyectó en su inicio un plan para reubicar a los vendedores, pero la administración evidenció que la cantidad de vendedores no se ajustaba a lo proyectado.

“Tocó aceptar esta solución que planteó el Distrito y los módulos debieron ser colocados en esa zona. Sabemos que no se ve bien, que no es vistoso, pero es la solución de manera temporal que el Distrito encontró para los vendedores”, afirma Pardo.

Henry Cáceres, secretario de Control Urbano y Espacio Público de Barranquilla señala que con respecto a los mobiliarios contaron con el respaldo de los distintos gremios que agrupan a los comerciantes y vendedores del centro.

“Los beneficiarios serán los vendedores informales y los comerciantes estuvieron de acuerdo con que se ubicaran allí los mobiliarios. Salir hoy a decir que no están de acuerdo me parece absurdo, porque debieron hacerlo al momento en el que socializamos el proyecto”, explica Cáceres.

El funcionario detalla que  los mobiliarios buscan “despejar” las vías de esa zona del centro de la ciudad.

“Es zona se convirtió en una área que era usada como baño público y queremos acabar con eso. Eso le dará más espacios  para que los peatones puedan caminar”, precisa el secretario de Control Urbano.

“Mincultura dio permiso”. El secretario de Cultura, Patrimonio y Turismo, Juan José Jaramillo asegura, a través de su oficina de prensa,  que si bien los módulos se encuentran dentro del área del Plan Especial de Manejo y Protección del centro histórico de Barranquilla, la solución para los vendedores “tiene el permiso” del Ministerio de Cultura.

 “Lo importante aquí es que esas calles estaban invadidas de cientos de vendedores ambulantes que impedían la visibilidad del lugar y ahora con estos mobiliarios lo que se facilita es que el patrimonio inmueble se va a ver de nuevo, se podrá apreciar, pues se recupera una vía que antes estaba totalmente ocupada y hoy se está liberando”, expresa Jaramillo.

Historia. La plaza de San Nicolás es considerada la de mayor referencia histórica de la ciudad. Su espacio data de los orígenes mismos de Barranquilla (S. XVIII).

Hacia 1970 comenzó la ocupación del espacio público por vendedores ambulantes que solo hasta 2011 pudo ser superada, tras unas obras de recuperación.

Precisamente en 2011 finaliza el proyecto para la recuperación de la plaza, labor que fue liderado por el Ministerio de Cultura y el Distrito de Barranquilla, quienes invirtieron más de $11.000 millones.

 Las obras abarcaron un área de 11.700 metros cuadrados y comprenden las calles 32 y 34 entre carreras 41 y 42; es decir, toda la zona que rodea la iglesia del mismo nombre, la cual es considerada históricamente como la primera catedral que tuvo Barranquilla, declarada Bien de Interés Cultural de la Nación mediante resolución 1166 del 29 de agosto de 2005.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.