Sociedad | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Con su guitarra este poeta ha musicalizado algunas de sus obras que luego grabaron grandes del vallenato.
Archivo
Sociedad

Hernán Urbina, un poeta natural que camina entre canciones

El reconocido cantautor guajiro al que le han grabado grandes del vallenato, muestra plenamente su faceta de poeta en ‘Canciones para el camino’.

El poeta y médico guajiro Hernán Urbina Joiro desde niño encontró en la poesía su mejor refugio. Sostiene que su abuelo y su padre lo enseñaron a retratar cualquier escena en un verso, aún hasta la más trágica, porque solo de esa manera logra ecualizar sus emociones.

Este hombre oriundo de San Juan del Cesar, reconocido por haber ganado dos premios nacionales de medicina y por crear poemas que con el tiempo musicalizó y fueron inmortalizados por grandes de la música vallenata, encuentra la inspiración por todas partes, llegando a sacarle rimas desde a una masacre hasta a la más bella mujer, pasando por el fútbol o hasta una situación tan vergonzosa como quedar desnudo en la calle.

El creador de éxitos como: Tú eres la reina (Diomedes Díaz), Como te quiero (Binomio de Oro), Como nunca (Hermanos Zuleta), La última palabra (Jorge Oñate) o Mis tristezas (Elías Rosado), recopiló 182 poemas inéditos y canciones recitadas entre 1974 y 2019, en su libro Canciones para el camino (Caligrama Editorial), un sueño que había postergado en dos ocasiones.

En 457 páginas, este médico internista, desde los 9 años registra el acontecer feroz del país y el mundo. Incluso como él mismo confiesa, siendo testigo de hechos sangrientos que lo obligaron a dejar su infancia muy temprano, tras presenciar una masacre.

Masacre. Acaba una era en el pavor/ ¿trompos, cometas, quién se atreve a sacar/ donde se murió el color y cinco ataúdes por siempre andarán?”, escribió Urbina en el poema Cinco ataúdes andan por el pueblo, en el que narra la muerte de Juan Aurelio, el carnicero del pueblo y cuatro familiares de este hombre tan querido. 

“Nunca se habían visto cinco ataúdes paseándose por el pueblo. En ese momento terminó mi infancia y dejé de jugar trompos y volar cometas, para empezar a cuidarme. Era la época de la bonanza marimbera y se formaban balaceras entre familias, así que me tocó madurar a la fuerza”, dijo Urbina en diálogo telefónico con EL HERALDO desde Cartagena, ciudad donde reside.

Poeta y compositor

Nacho Urbina, como lo conocen popularmente, se describe como un poeta natural. No tenía idea de hacer música, simplemente escuchaba a su padre recitar coplas y décimas. Su primer poema surgió de manera extraña, luego de una asonada en octubre de 1979. “Entré en pánico y la única manera de calmarme fue hacer unos versos, así que desde entonces cada vez que algo me angustia le hago un poema. Las canciones vinieron después, mi padre me enseñó lo básico y comencé a componer, porque en San Juan a los poetas les decían que estaban locos o eran borrachines, en cambio a los compositores les daban todos los reconocimientos”, explicó Urbina,que en 1989 fue elegido Compositor del Año en el tradicional festival musical que se realiza en San Juan del Cesar.

A lo largo de las páginas de su libro de poemas, también se observa el toque de su abuelo Rafael, de quien aprendió a hacer los tercetos, estrofas de tres versos recurrentes en la métrica europea. “Dueña de mi amar/ trata ser mientras se pueda conmigo feliz/ solo se tiene la dicha un instante no más”, es uno de los tercetos que hizo para rematar el poema Tú eres la reina, que fue modificado para ser grabado por Diomedes, suprimiendo solo el primer verso.

“Es cierto que se puede caminar silbando y alegre algunas de mis rimas, pero estos son, ante todo, poemas para volver a vivir o para seguir viviendo con valentía; poesía para arrostrar lo que aniquila sin dejar de avanzar”, dijo el creador de éxitos como La suerte está echada, Páginas de Oro y Aquí están tus canciones.

Llegó la música

La primera canción que le grabaron a Nacho Urbina fue Mis tristezas, la cual interpretó en 1983 Elías Rosado y contó con las notas del acordeón de Ramón Vargas. El tema hace parte del LP Dos grandes, prensado por el sello Codiscos.

“Le debo mucho a Hernando Marín quien me pulió en la guitarra desde 1979 y pude dar un salto grande en la música, porque todo lo había hecho a puro oído. A mí me gusta mucho el vals, la canción que más me puede gustar en la vida es El Danubio azul, esa me hace llorar porque la ponían en los matrimonios y cuando los circos llegaban a mi pueblo, por eso también incursioné en ese género, pero es el vallenato el que me hizo popular”.

Hasta el presente Urbina Joiro antes de escribir una columna de opinión o de asistir a un panel, aún escribe sus ideas en forma de poema. Esto, según él, porque sólo así logra conmover a las personas. “Le tengo una fe ciega a la poesía porque toca muchas fibras”, afirmó.

Y es que sus sentidos siempre han estado abiertos para crear poemas, incluso hasta en situaciones tan penosas como quedar desnudo ante la mirada de muchas personas. Así se observa en Incendios de palma, en el que dice: “Yo, que dormía sin ropa/ en San Juan por el calor/ salí desnudo a la topa/ al mirar el resplandor/ ¡Vístase sinvergüenza!/ dijo mi papá llevando agua/ para ir remojando/ la tapia antes que ardiera”.

Historias ligadas a Diomedes y ‘Rafa’
Cortesía.

Sobre la canción Tú eres la reina, Hernán contó que suprimió la introducción para acomodar ese poema a la música. Antes de entregársela a Diomedes desarmó unos pedazos, porque quería impresionarlo, ya que estuvieron distanciados durante tres años y tras limar asperezas en una fiesta en Bogotá, le prometió grabarle de nuevo. “Al día siguiente salí a llevarle la canción al Cacique y casi me mato porque un bus se voló la escuadra y me chocó el carro. Por fortuna no fue tan grave y como pude llamé a los estudios de Sony, me contestó Juancho Rois y le conté que me acababa de accidentar, pero que ya llegaba”.

Como pudo se fue caminando y apenas se la cantó a Juancho, el acordeonero sonrió; después Diomedes la escuchó y quedó encantando. Solo tuvo reparo con la primera estrofa, para que la canción entrara con más fuerza. Es por eso que Urbina eliminó este verso: “Y por eso quiero verte serena/ si algún día quiere la suerte a los dos separar/para mí ya no habrá más, si tu encierras/ la sonrisa y la tristeza de toda la ciudad”.

Nacho salió del estudio muy feliz tras la aprobación del ‘Papá de los Pollitos’, y solo cuando iba de regreso al apartamento comenzó a temblar por aquel siniestro.

Sobre sus canciones también contó que la que más le gustaba a Diomedes era Como te quiero, inmortalizada por El Binomio de Oro. “Me decía que yo le componía lindo a la mujer, que no la vivía insultando”, rememoró entre risas.

En relación con ese tema dijo que llegó a manos de Rafael Orozco gracias a su paisano Juancho Rois. “Él fue muy importante en mi vida musical, le dije que tenía una canción para El Binomio de Oro, se trataba de Como te quiero. Juancho se la mostró a ‘Rafa’, quien me llamó a decirme que el tema iba en el LP. Lo que fue él y Diomedes entendieron a la perfección la música de mis palabras, todos esos truenos de mi infancia, esas borrascas que arrancaban los árboles de raíces, esas lágrimas de la gente que quedaban en la garganta porque no llovía en el pueblo y se moría el ganado”.

Sobre el tema Hija que le grabó Diomedes, hay que destacar que originalmente se llama Más que reina, y al leerlo se entiende a la perfección el concepto de la música de las palabras del que habla Urbina: “Como nace el viento/ como llega el verso/ apareciste tú llenándolo todo, abarcando todo/ de donde es la dicha, apareciste tú”.

“En ese poema hago referencia al viento de La Guajira, ese que dura demasiado y que se mete por todos los rincones de la casa y también se encajona en la calle. A ese viento me refiero yo, que es igual al momento en que nace un hijo, que alborota toda nuestra alma, eso pasó cuando nació mi hija Raisa”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

La Región Caribe ha sido resiliente tras la pandemia, ya se está reactivando el turismo y cambiando las formas de realizar sus fiestas y festivales.

Conoce más aquí

Más noticias de:

  • artista
  • compositor
  • Diomedes Díaz Maestre
  • escritor
  • poetas
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web