El Heraldo
Hansel Vásquez
Sociedad

“Fue un Carnaval para la historia”: Valeria Charris

La soberana de las Carnestolendas habló con EL HERALDO sobre su experiencia en las festividades. Desea seguir siendo embajadora cultural.

Luego de haber cumplido uno de sus grandes sueños y haber reactivado la alegría, el goce y el baile de los barranquilleros y turistas  a través de un Carnaval que se vivió por dos tras la pausa provocada por la covid-19, la soberana de las carnestolendas 2022, Valeria Charris Salcedo, relató las anécdotas y conclusiones que le dejaron estas festividades.

Con la nostalgia de que el festejo haya llegado a su fin, Valeria expresó su satisfacción por “haber cumplido con su deber” en donde los días tenían su propio afán y a su vez, estaban cargados de magia y nuevas experiencias que iban a quedar marcadas en su vida.

“Fue un honor ser embajadora de la cultura. Viví una jornada maratónica, especialmente en estos últimos cuatros días en donde me entregué completamente a la ciudad y al Carnaval”, dijo.

Jornadas maratónicas

Ser embajadora del Carnaval constituye un compromiso que Valeria estuvo dispuesta a cumplir de principio a fin. Desde el momento de su designación, era consciente de las arduas horas de trabajo que iba a emprender, de las constantes luchas que iba a llevar a cabo y la variedad de grupos folclóricos que deseaba homenajear mediante su llegada en cualquier rincón de la ciudad.

Fueron más de 120 vestidos los que lució durante su etapa como  soberana de las fiestas.

En uno de los cuartos de sus casa tan solo se halla el 25 % de la indumentaria que le dio brillo en cada visita  y agenda por cumplir.

Con melancolía, recuerda lo difícil que era comer , las pocas horas sin dormir y el sinnúmero de actividades impuestas para que continuara llevando alegría y la bandera de la vida  a la que se le hacía honor en este 2022.

“A veces comía de rapidez en el carro y dormía solo dos horas, pero esto no se compara con nada. El amor por lo que uno hace lo impulsa a seguir y a poder hacer las cosas de la mejor manera y con la mejor actitud”.

Sin duda, la fiesta cultural más importante del país lleva consigo una multiplicidad de expresiones, vivencias y saberes que la llevan a ser considerada un sinónimo no solo de patrimonio, sino de las emociones que se adentran en ese viaje lleno de folclor y tradición.

Las risas, el regocijo y el entreteniemiento se convierten en uno de los elementos que más se capturan en las fiestas, factor que interpretó a cabalidad Valeria en cada instante que pisaba un lugar.

Su sonrisa se mantuvo intacta, sus mejillas parecían no cansarse. Una sonrisa que solo fue apagada cuando llegó la hora de despedir a Joselito en medio de un mar de lágrimas que le dieron fin a la fiesta de Valeria, pero que para ella, marcó y se quedará en la historia de las carnestolendas.

“Ser reina del Carnaval es un honor gigante y me hace más feliz que me haya tocado este 2022 porque fuimos capaces de devolverle la sonrisa a los barranquilleros. En medio de una pandemia contagiamos a todos, nos reencontramos en las calles, se reactivó económicamente la ciudad y esto hace que haya sido un Carnaval para la historia”.

 

Nada detuvo la fiesta

Se completaron un total de siete meses que indicaban un tiempo mayor al inicialmente estipulado. El aplazamiento de las fechas provocó que la agenda carnavalera se expandiera, situación que para Valeria no representó ningún inconveniente.

No hubo tormenta que opacara el sol que se asomaba para iluminar los días más felices en la vida de Valeria. La tasa de contagios por la covid-19 disminuyó y le dio rienda suelta a un Carnaval que ciudadanos gozaron y vivieron por dos, tal como lo plasmaba su lema.

“Quizás este Carnaval fue raro, pero bonito. A mí me pareció razonable el aplazamiento porque ante todo estaba nuestra seguridad y al final pudimos gozar seguros”.

 

Heridas de la batalla

Como una batalla, pero no de guerra, sino la única batalla que enfrenta Barranquilla: la de flores. Así se volcó Valeria, aspecto que le dejó una serie de marcas en su piel, producto de las actividades aceleradas que debía ejercer y que llevaban consigo un rápido cambio de vestuarios y una larga jornada de baile que hoy refleja su cuerpo, pero que lo conserva como fruto de su gran labor en las festividades.

Ahora, Valeria espera seguir dedicándose a la cultura y aprender los saberes más ancestrales de ella con el propósito de relacionar la cultura con la ingeniería y trabajar en ello.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.