Mundo

Asalto a la democracia en EE.UU.

El proceso de certificación del triunfo electoral de Joe Biden, fue interrumpido por el ingreso violento de seguidores de Donald Trump al Capitolio.

El Congreso de EE. UU. retomó la noche del miércoles su sesión para corroborar el resultado de las elecciones de noviembre, pese a los destrozos y la conmoción generados por el asalto al Capitolio.

La sesión comenzó a primera hora de la tarde y tuvo que interrumpirse debido a la irrupción en el Capitolio de los seguidores del presidente saliente Donald Trump.

“Hoy se ha cometido un asalto vergonzoso contra nuestra democracia. Estuvo ungido en el nivel más alto del Gobierno. Sin embargo, no puede disuadirnos de nuestra responsabilidad de validar la victoria de Joe Biden”, escribió la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi.

“Por eso, (...) y después de llamar al Pentágono, el Departamento de Justicia y el vicepresidente (Mike Pence), hemos decidido que deberíamos proceder esta noche en el Capitolio una vez que esté despejado para su uso”, añadió.

La presidenta de la Cámara Baja expresó su “gran tristeza” por lo ocurrido y dijo que la sesión del Congreso “formará parte de la historia, debido a la imagen vergonzosa del país que se ha mostrado al mundo, instigada al más alto nivel”, en referencia a Trump.

El asalto al Congreso se produjo cuando ambas cámaras celebraban una sesión para corroborar la victoria electoral de Biden en las elecciones de noviembre pasado.

Trump había instado a sus aliados a interferir en ese proceso y a su vicepresidente, Mike Pence, a arrogarse un poder que no le otorga la Constitución, y arengó a sus simpatizantes a que siguieran luchando durante un mitin por la mañana en Washington.

Los seguidores del presidente se dirigieron luego al Capitolio y entraron por la fuerza en el edificio, hasta que las autoridades consiguieron desalojarlos más de tres horas después, en las que vandalizaron el lugar, incluida la oficina de Pelosi.

El caos dejó al menos una fallecida, una mujer que recibió un disparo en el pecho en el Capitolio, sin que se sepa aún quién le disparó, confirmó la Policía local.

La sesión en el Congreso suele ser un mero trámite en un año electoral normal, cuyo objetivo es corroborar un resultado –la victoria de Biden– que ya confirmó el Colegio Electoral el pasado 14 diciembre.

Esta vez, sin embargo, decenas de legisladores aliados de Trump planeaban presentar objeciones al resultado en varios estados, algo que apenas empezaron a hacer cuando comenzó el asalto.

No hay ninguna perspectiva de que la sesión cambie el hecho de que Biden se convierta en el presidente de Estados Unidos el próximo 20 de enero, que es cuando concluye el mandato de Trump, pero era posible que se prolongara aún durante horas si los aliados del gobernante saliente insistían en presentar sus alegaciones.

EFE
Trump justifica ataque y Twitter lo bloquea

El presidente estadounidense, Donald Trump, justificó en un tuit el asalto al Capitolio por parte de sus simpatizantes, al alegar que respondía a un presunto fraude que le robó la victoria en las elecciones, algo de lo que no hay ninguna prueba.

Twitter tomó una medida sin precedentes hasta la fecha y eliminó ese comentario del presidente, que normalmente solo marca como una opinión disputada o que no atiende a los hechos, al tiempo que bloqueó la cuenta del mandatario durante 12 horas en medio de la violencia.

El presidente electo de EE. UU., Joe Biden. EFE
“Nuestra democracia está bajo un asalto sin precedentes”

El presidente electo de EE. UU., Joe Biden, dijo ayer que la democracia del país “está bajo un asalto sin precedentes”, una “insurrección” que “roza la sedición, y debe acabar ahora”, después de la irrupción en el Congreso de cientos de seguidores del mandatario Donald Trump.

“Nuestra democracia está bajo un asalto sin precedentes, esto es algo que no se parece a nada que hayamos visto en los tiempos modernos. Un asalto al alcázar de la libertad, el propio Capitolio”, dijo Biden en una declaración a la prensa desde Wilmington (Delaware).

Biden, que llegará al poder el 20 de enero, habló unas dos horas después de que los seguidores de Trump entraran a la fuerza en el Capitolio y causaran destrozos, además de protagonizar enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

“Seré muy claro: las escenas de caos en el Capitolio no reflejan a los Estados Unidos reales, no representan lo que somos. Lo que estamos viendo es un pequeño número de extremistas dedicados a la ilegalidad”, subrayó el presidente electo.

“Esto no es disenso, esto es desorden, es caos, roza la sedición, y debe acabar, ahora. Pido a esta turba que se retire y permita que siga adelante el trabajo de la democracia”, añadió.

Biden subrayó que “las palabras de un presidente importan”, e instó a Trump a pedir a sus simpatizantes que pararan la “insurrección” en el Congreso.

Poco después, Trump publicó un video en su cuenta oficial de Twitter en el que hizo algo parecido, aunque insistió en sus denuncias sin pruebas de fraude electoral, que son las que alimentaron el alzamiento de sus seguidores. “Se tienen que ir a casa ahora, tenemos que tener paz; tenemos que tener ley y orden”, dijo Trump a sus seguidores, tras insistir en que las elecciones fueron “fraudulentas”.

El presidente de EE. UU. Donald Trump convocó ayer a sus seguidores a un mitin en Washington. EFE
Trump culpa a Pence del caos en Washington

El presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, culpó a su vicepresidente, Mike Pence, del caos en Washington por no haberse arrogado poderes que no le otorga la Constitución para revocar su derrota electoral, mientras sus seguidores asaltaban el Capitolio.

Trump, que se encontraba en el Despacho Oval mientras sus simpatizantes irrumpían en el Capitolio y entraban en el hemiciclo de la Cámara de Representantes, no pidió a sus seguidores que abandonaran el Congreso y, en cambio, alimentó las tensiones que provocaron el asalto.

“Mike Pence no tuvo la valentía de hacer lo que debería haber hecho para proteger a nuestro país y a nuestra Constitución (...). ¡Estados Unidos exige la verdad!”, escribió Trump en un primer tuit mientras sus seguidores entraban a la fuerza en el Capitolio.

En un segundo tuit, diez minutos más tarde, el mandatario añadió: “Por favor, apoyen a nuestra Policía del Capitolio y fuerzas de seguridad. Están verdaderamente del lado de nuestro país. ¡Sean pacíficos!”.

Sin embargo, Trump no llegó a pedir a sus seguidores que pararan, y poco después irrumpieron en el pleno de la Cámara de Representantes y se escucharon disparos, mientras se detectaban gases lacrimógenos bajo la cúpula del Capitolio.

Tanto el Senado como la Cámara de Representantes fueron evacuados, y la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, declaró un toque de queda a partir de las 6 de la tarde (23:00 GMT).

El asalto al Congreso se produjo cuando ambas cámaras celebraban una sesión para corroborar la victoria electoral del demócrata Joe Biden, en las elecciones presidenciales de noviembre pasado.

Los seguidores del presidente, que habían acudido a Washington en masa convocados por Trump, quien les arengó en un mitin frente a la Casa Blanca, se dirigieron luego al Capitolio y entraron por la fuerza.

Pence, que presidía la sesión en el Congreso, había enviado una carta este miércoles a los congresistas, en la que aclaró que no puede revocar los resultados de las elecciones.

“Es mi juicio meditado que mi juramento de apoyar y defender la Constitución me impide reclamar autoridad unilateral para determinar qué votos electorales deben contarse y cuáles no”, escribió Pence a los congresistas.

Un manifestante portando la bandera de los Estados Confederados. EFE
Colombia y el mundo rechazan la violencia

El presidente Iván Duque Márquez se refirió a los hechos ocurridos en el capitolio de Washington la tarde de ayer.

Duque afirmó que tiene confianza en las instituciones de Estados Unidos y en su democracia.

“Colombia tiene plena confianza en la solidez de las instituciones de los Estados Unidos de América, así como en los valores del respeto por la democracia y el imperio de la ley compartidos por nuestros países desde el inicio de nuestra vida republicana”, escribió en su cuenta de Twitter el presidente de la República

Otras reacciones

El expresidente George W. Bush dijo que las imágenes del asalto al Congreso en Washington son “repugnantes” y propias de “una república bananera”, a la vez que acusó a Donald Trump, sin nombrarlo directamente, de “inflamar” con “falsedades y falsas esperanzas” a sus partidarios.

Por su parte, el  expresidente Barack Obama señaló que “la historia recordará muy bien al violento día en el Congreso incitado por un presidente que pretende seguir mintiendo sobre el resultado de una elección legítima, que genera gran deshonor y vergüenza para nuestra nación”.

El fiscal general en funciones de EE. UU., Jeffrey Rosen, calificó de “intolerable ataque” el asalto violento al Congreso llevado a cabo este miércoles por partidarios del presidente saliente, Donald Trump.

Al tiempo, uno de los primeros presidente en pronunciarse sobre los hechos fue el primer mandatario de Canadá, Justin Trudeau, quien vio los acontecimientos como “un ataque a la democracia”.

“Los canadienses están gravemente preocupados y entristecidos por el ataque a la democracia en Estados Unidos, nuestro aliado más cercano y vecino. La violencia nunca triunfará en anular la voluntad del pueblo”, señaló Trudeau en Twitter.

Como un “grave atentado contra la democracia” fueron condenados los actos vandálicos por Francia, quien se pronunció por medio del ministro de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian.

Asimismo, el primer ministro británico, Boris Johnson, calificó este miércoles de “vergonzosas escenas” el asalto al Capitolio de EE. UU. por parte de seguidores del presidente saliente, Donald Trump, y reclamó un traspaso “pacífico y ordenado del poder” en ese país.

EFE
“Un intento de golpe de estado”, dice Cuomo

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, describió ayer el asalto del Capitolio de Washington como un “intento de golpe de Estado fallido”, y señaló que se trata del “capítulo final de una Administración incompetente, cruel y divisiva”.

“La piedra angular de nuestra democracia es un traspaso pacífico del poder. Debemos llamar a esto por su nombre: un intento de golpe de Estado fallido”, afirmó Cuomo en un comunicado remitido a la prensa.

El político neoyorquino aseguró asimismo que la Administración de Trump ha “pisoteado la Constitución y el Estado de derecho a cada paso”.

“No dejaremos que el presidente Trump, los miembros del Congreso que le apoyan o la muchedumbre anárquica que ha asaltado el Capitolio de nuestra nación robar nuestra democracia”, sentenció.

Miles de personas se concentraron este miércoles ante el Capitolio y centenares de simpatizantes de Trump asaltaron el edificio, lo que obligó a suspender la sesión de certificación de la victoria electoral de Biden, un proceso hasta hoy puramente de trámite, y a desalojar a los legisladores y al vicepresidente, Mike Pence.

Mike Pence y Nancy Pelosi en el Congreso. EFE
“Hoy fue un día oscuro para EE. UU.”: Mike Pence, rechazando la violencia

Unas cinco horas después de que el Congreso de Estados Unidos fuera asaltado por simpatizantes del presidente Donald Trump, interrumpiendo la sesión destinada a validar el resultado de las elecciones de noviembre, esta se reanudó en un claro rechazo en conjunto a los hechos violentos que ocurrieron.

El primero en exponer su rechazo fue el vicepresidente Mike Pence, al que Trump atacó más temprano porque “no tuvo el coraje para proteger nuestro país y la constitución”.

Además de condenar los hechos, en su intervención, al momento de reiniciar, Mike Pence le espetó a los seguidores del presidente Trump que “no han ganado”.

“Hoy ha sido un día oscuro para los Estados Unidos (...) La violencia nunca gana. La libertad sí y esta sigue siendo la casa del pueblo”, dijo el vicepresidente.

Por su parte, el líder republicano de la mayoría del Senado Mitch McConnell aseguró que “estamos aquí para terminar exactamente lo que comenzamos y certificaremos al ganador de las elecciones presidenciales del 2020. El comportamiento criminal nunca dominará al Congreso de Estados Unidos”.

Las palabras de McConnell fueron respaldadas por el también republicano Mitt Romney quien afirmó que “lo que pasó aquí fue una insurrección incitada por el presidente”.

En su intervención, el senador republicano James Lankford por Oklahoma, quien estaba entre los que iban a presentar las objeciones en el caso de Arizona junto a Ted Cruz, anunció que no lo haría, y que confirmaría a Joe Biden.

El parlamentario usó una frase del expresidente estadounidense Ronald Reagan: “Paz no es mera ausencia de conflictos, sino la habilidad de manejar conflictos por medios pacíficos”.

El senador demócrata Chuck Schumer fue más allá y calificó como “terroristas domésticos” a quienes irrumpieron en el Capitolio y señaló que “no representan a Estados Unidos” por lo que “no se les debe dar indulgencia”.

Las imágenes de la violenta irrupción al Congreso de EE.UU.

Los manifestantes derribaron vallas y se enfrentaron a la policía. Alcaldesa Muriel Bowser declaró toque de queda en la ciudad ante el caos generado.

EFE
EFE
EFE
EFE
EFE
EFE
EFE
EFE
EFE
EFE
EFE
EFE
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.