El Heraldo
Imponente luce Roberto Muñoz ataviado en un disfraz de indio. Mereció aplausos su participación en la comparsa Sangre Aborigen. Jesús Rico y Carlos Cordero
Barranquilla

Encuentros en la Gran Parada Carlos Franco

El desfile que se tomó la carrera 21 supuso una fusión de colores, regiones y expresiones culturales. En sus 15 años, se erige como una alternativa ante la programación de la vía 40.

Hace 15 años, precisamente un primero de marzo, el coreógrafo Carlos Franco decidió crear un desfile que propendía por los valores tradicionales del Carnaval. A pesar de la desaparición del bailarín, hoy su intención pervive gracias a la Asociación de grupos folclóricos del Atlántico, Agfa, que ha convertido el recorrido en una alternativa para el goce carnestoléndico en el sur.

Este año la programación, que arrancó en la calle 70B con carrera 30, estuvo encabezada pro nadie menos que la alcaldesa Elsa Noguera, abordo de un carrito. “Sentimos gran alegría e inmensa emoción por este disfrute de nuestro Carnaval, vemos como está la gente en la calle. La gente volvió al bordillo”, expresó la mandataria.

Y es que esa intención, la de retomar el Carnaval de bordillo, es lo que promulga Agfa. “Queremos volver a celebrar los carnavales como se hacían antes, por eso todas las comparsas desfilan sin carros de amplificación”, sostuvo Jesús Lozano, el secretario de la Asociación.

Ritmos afro caribeños y coloridos disfraces dejaron admirados a todos los asistentes a la Gran Parada Carlos Franco.

Ver galería Gran Parada Carlos Franco, homenaje a uno de los grandes hacedores de la fiesta.

Con esas mismas intenciones, las de preservar la herencia carnavalera, dedicaron el primer bloque del desfile a más de 30 cumbiambas, que dieron cátedra de cómo se baila esta sugestiva danza.

Le seguirían grupos con manifestaciones folclóricas propias como el garabato, el mapalé, los congos y las marimondas, entre otros. Aunque también hubo notable protagonismo de la fantasía y los ritmos afro caribeños.

Llamó la atención la nutrida participación de niños en el recorrido. “Me gusta bailar en este desfile porque me divierto y me toman muchas fotos”, comentó Sergio Sánchez, de 10 años, integrante del grupo folclórico Cumbión Costeño. Queda claro que el desfile se consolida como un semillero para los futuros hacedores de la fiesta, ya que se observaron pequeñines de menos de un año danzando en las calles.

Los espectadores demostraron su buen comportamiento, disfrutando el Carnaval desde el bordillo.

Hubo una considerable participación de agrupaciones de fuera de Barranquilla, 25 de acuerdo con información suministrada por los organizadores. Vinieron danzantes de Cartagena, Ciénaga, el Urabá antioqueño, Bogotá y otros municipios.

Para destacar, el excelente comportamiento del público, que demostró que el Carnaval de bordillo sobrevive. Tan es así que atrae a invitados de otros países como sucedió con la suiza Marnie Pannatier. “Me dijeron que este era el segundo Carnaval más bonito del mundo, este desfile me ha gustado mucho”, aseguró la joven. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.