El Heraldo
Aspecto de las audiencias preliminares en el Centro de Servicios de los presuntos miembros de ‘los Papalópez’. Jesús Rico
Judicial

Monopolio de gaseosas: otro de los tentáculos de ‘los Papalópez’

Por medio de una alianza entre la banda delincuencial y el dueño de una bodega del barrio La Chinita, los tenderos del barrio sufren por los precios de bebidas revendidas.

Con las capturas que de 16 presuntos miembros de ‘los Papalópez’, se revelaron nuevos detalles del accionar delincuencial de esta banda que está relacionada, desde su conformación, con los barrios La Chinita y La Luz, en la localidad Suroriente de Barranquilla.

Además de los homicidios selectivos y la venta de estupefacientes, actividades por las que varios de sus integrantes fueron judicializados, en la audiencia de imputación de cargos que se llevó a cabo la semana anterior, el fiscal Noveno Especializado dio detalles de cómo la banda extorsionaba a los tenderos y los comerciantes del barrio. Más específicamente, se refirió acerca del  denominado ‘monopolio de las bebidas gaseosas’.

De acuerdo con la Fiscalía, para llegar a este punto fue clave la información que recopilaron dos uniformados vinculados a la Policía del cuadrante de La Chinita. La investigación comenzó en febrero de este año y el objetivo primordial era entender y acabar con la ola de homicidios que había azotado al suroriente de la ciudad desde finales de 2016.

Sin embargo, los patrulleros de la Policía comenzaron a adquirir abundante información que, con el paso del tiempo, los llevó a “conocer el cuadrante, saber quién era quién y, más allá, por qué se cometían homicidios y otros delitos”. Este conocimiento les ayudó a descubrir también lo que llamaron el ‘monopolio de las gaseosas’, regentado desde una bodega en la diagonal 5 con carrera 12 del sector de El Milagro, en La Chinita.

La alianza. “Y digo monopolio porque están en complicidad con todos esos bandidos para que los camiones no bajen a vender”, leyó el fiscal, sobre el testimonio del agente de la Policía.

Los uniformados manifestaron que se dieron cuenta que algo sucedía, ya que en repetidas ocasiones camiones de gaseosas pidieron acompañamiento de los patrulleros dado que eran víctimas constantes de robo. Durante estos acompañamientos,  llegaban a las tiendas con los distribuidores de bebidas, pero notaron que los dueños de ciertas tiendas del sector de El Milagro, “no compraban los productos”.

La bodega en mención sí recibía pedidos, de acuerdo con el uniformado, en grandes cantidades. “El negocio, dicen los tenderos, es que el dueño de la bodega se alió con ‘los Papalópez’ para que robaran a los camiones que entraran a vender y que amenazaran de muerte a todo el que comprara gaseosas a otro proveedor”, continuó leyendo el testimonio el fiscal.

El siguiente paso de la cadena económica ilegal era que el dueño de la bodega vendiera la mercancía de los camiones, que solo llegan hasta la esquina donde se halla su almacén, “al precio que quisiera”.

“Aparte de eso, tienen que pagarle extorsión a ‘los Papalópez’ que se camuflan como una seguridad informal, la gente está cansada”, finalizó el testimonio el representante del ente acusador.

Frente a esta denuncia, Orlando Jiménez, director de Undeco, manifestó en entrevista con este medio que aun cuando la modalidad de llamadas extorsivas ha bajado en un 80% en los tenderos del sector, la persecución contra los proveedores aún continúa.

Según Jiménez, los conductores de los camiones de productos “se hacen acompañar de un delincuente reconocido del barrio para que entre a hacer el recorrido y le pagan con productos o plata. Cuando ven al delincuente en el camión montado, saben que tiene la anuencia, el permiso, para entrar”.

Así también aclaró que no existe una persecución contra las bebidas específicamente puesto que “el proveedor de huevos tiene que hacerse acompañar, lo mismo el de la leche y el del pan”.

Mencionó barrios como El Ferry y La Chinita, en Barranquilla, y La Central y Los Cusules, en Soledad, en donde ocurre este fenómeno.

Explicación

El coronel Hugo Molano, comandante operativo de la Policía Metropolitana de Barranquilla, explicó que desde la perspectiva de las autoridades es “muy complicado para una patrulla hacer un acompañamiento durante seis horas que dura la ruta de un camión adentro del barrio”.

Por esta razón, según Molano, entre los tenderos se acordó un sitio de expendio apartado del barrio, en Rebolo.

“Hemos encontrado que hay distribuidores que contratan gente de La Chinita para que le den seguridad a los vehículos y ahí hay una complicidad, no de las empresas productoras, sino de los distribuidores que son los que tercerizan para entregar el producto”, dijo el coronel Molano.

Los Papalópez

De acuerdo con el fiscal, el líder de la organización continúa siendo ‘Franklin Malembe’, quien se encuentra recluido en la Cárcel de El Bosque, en Barranquilla.

Este, luego de ser puesto tras las rejas, dejó a cargo a tres personas de los tres barrios del suroriente de Barranquilla para que manejaran las operaciones. ‘Los Calabazos’ funcionan en La Luz y son liderados por alias Jechu.

Entretanto, ‘los Papalópez’ continúan en La Chinita y Manuel Joaquín Cantillo Guerrero, ‘Cachaco’, fue asesinado por lo que aún se desconoce quién es su reemplazo.

Ante la situación, los tenderos del sector prefieren continuar su accionar para “preservar su vida” y mantienen silencio.

Policías vigilan un sector del barrio La Chinita.

Matanzas

En las declaraciones, los uniformados entregaron detalles sobre el accionar delictivo de ‘los Papalópez’ en el barrio La Chinita.

“En este cuadrante existe una problemática social con las denuncias porque el que habla lo matan y nos dejan sin recursos para actuar en contra del delincuente”, explicó uno de los patrulleros, según la información entregada por Fiscalía en audiencia.

Lo anterior fue ejemplificado con el crimen ocurrido el 13 de mayo de este año cuando Balmiro Cervera Portillo, de 33 años, testificó en contra de ‘los Papalópez’ en el caso de su primo, alias ‘Guri’, quien también había sido ultimado a tiros en diciembre de 2016.

Y, casualmente, desde que fueron judicializados la semana anterior los integrantes de la banda delincuencial, cuatro personas fueron asesinadas en La Chinita, entre ellos ‘Cachaco’. Este hombre, baleado en ocho ocasiones, era señalado por la Fiscalía como el jefe encargado de ‘los Papalópez’, ya que sus líderes, ‘Franklin Malembe’ y ‘el Burro’, permanecen en la Cárcel de Máxima Seguridad de Cómbita, en Boyacá.

“Los móviles que manejamos del asesinato es que ‘Cachaco’ iba a colaborar con las autoridades y por esto lo mataron”, dijo una fuente judicial con conocimiento del caso.

La historia de la banda en La Chinita

‘Papalópez’, un denominativo inspirado para llamar con afecto a un patriarca dentro de un núcleo familiar; de repente pasó a convertirse en todo lo contrario, en sinónimo de muerte, terror y todo tipo de manifestaciones delictivas. Esta es la historia de otra familia que, según un estudio de la Policía Metropolitana, también manejaba los hilos del hampa en la ciudad. 

‘Los Papalópez’ comenzaron como un clan con supuesto sentido altruista, inspirado en la seguridad de su barrio, La Chinita. Pretendiendo ganar respeto con el terror, dos hermanos conformaron la temible banda que ganó protagonismo por sus métodos de violencia extrema, que incluyó homicidios selectivos, desapariciones forzosas, torturas, ataques con armamento pesado, y lo peor: descuartizamientos, siendo esta su marca registrada.

“Al menos siete descuartizamientos de los 15 casos conocidos en Barranquilla desde 2011, son atribuidos a ‘los Papalópez’. Ellos fueron pioneros, por lo menos en tiempo reciente, en ejecutar esta abominable práctica”, relató un investigador policial

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.