El Heraldo
Alejandro Garrido Molina tenía 45 años. En esta foto, tomada de su Facebook, luce lo que parece un uniforme de piloto de avión.
Judicial

Las denuncias por estafa que enredaban a Alejandro Garrido

El auxiliar de vuelo, que se suicidó luego de matar a su esposa e hijo en Santa Marta, estaba inmerso en líos al frente de una empresa que creó. Policía reveló que el menor estaba desescolarizado.

Luego de la consternación que generó la muerte del auxiliar de vuelo Alejandro Garrido Molina, a quien la Policía y Medicina Legal señalan de suicidarse después de que asesinó a cuchilladas a su esposa Johana  Ramírez y el hijo de ambos, se han conocido señalamientos de estafa en su contra.

El crimen ocurrió el fin de semana del 2 y 3 de enero en el apartamento 302 del edificio Balcones del Sol, ubicado en el sur de El Rodadero, en Santa Marta. Policías hallaron los tres cuerpos, luego de que una vecina alertara de un fuerte olor a sangre que provenía del inmueble.

EL HERALDO logró contactar a cuatro de las personas que hicieron las acusaciones en el perfil de Garrido en Facebook y contaron cómo terminaron confiando en él, nacido en Barranquilla hace 45 años, e ingresaron a los “talleres para perfilación sistemática para auxiliares de vuelo”.

Este diario verificó con las autoridades que Garrido tenía dos querellas de 2008 y 2012 por el delito de estafa en menor cuantía, y una denuncia de 2013 por amenazas. Los tres registros son de Bogotá, donde las indagaciones se encuentran vigentes, pero inactivas.

“Es posible que tuviera deudas”, dijo el 6 de enero el coronel Francisco Gélvez Alemán, comandante operativo de la Policía Metropolitana de Santa Marta.

Testimonios

Luz Patricia Rico es una de las personas que en Facebook ha responsabilizado a Garrido de haberla engañado.

La mujer explicó por teléfono que lo conoció hace tres años, cuando ella vivía en el municipio de El Retiro (Antioquia) y recién salía de una dura batalla de cuatro años contra el cáncer.

Todo comenzó con una solicitud de amistad que le llegó a su cuenta en Facebook, de un perfil llamado “Tripulantes aire, mar, tierra perfilados” le llegó a su cuenta de Facebook.

“(Tras aceptarla) Minutos más tarde apareció en mi bandeja de mensajes una tentadora propuesta de perfilarme como ejecutiva, capitana en seguridad en línea de avión, en tan solo seis meses y de una manera profesional y personalizada, a cargo del capitán y tutor Alejandro Garrido M. Ponce de León”, contó.

“Me hizo la invitación –añadió– a una entrevista a la que él llamaba espejo, la cual era absolutamente impersonal, únicamente usando medios electrónicos”.

Garrido Molina le ofreció un plan de seis meses de preparación profesional de capitanías y, al finalizar, podía ejercer lo aprendido como acompañante ejecutiva en vuelos comerciales y privados, o como tripulante ejecutiva en cruceros, trenes de alta gama y hoteles reconocidos.

“Incluso, aseguró que con mi perfil podía ostentar cargos gerenciales en empresas turísticas de renombre en el extranjero”, recalcó.

Empresa existente

Las otras tres personas contactadas prefirieron la reserva de su identidad. Uno de ellos aseveró haberle dado a Garrido $800 mil, y los otros dos $1 millón 300 mil y $500 mil. Incluyendo la cuantía indicada por Luz Patricia Rico, las cuatro presuntas estafas suman $4 millones 900 mil.

Al consultar el Registro Único Empresarial y Social (Rues) fue posible hallar un registro de la sociedad Inversiones Seguridad Aerofísica Internacional Safi Garrido y Compañía – en liquidación, que renovó por última vez en 2008 su matrícula mercantil y no tiene empleados. De la misma, por escritura pública en una notaría de Bogotá, Alejandro Garrido Molina fue nombrado el 20 de noviembre de 2007 su socio gestor y representante legal.

Rico recordó que Garrido empezó a enviarle cada 72 horas audios y videos, en los cuales le enseñaba de seguridad aeronáutica. “En ese momento ya había consignado a su cuenta $2 millones: $1 millón 300 mil por las perfilaciones y $700 mil por los uniformes que me iban enviar a mi casa”.

A los dos meses, el barranquillero le pidió conectarse a Skype y en la charla virtual le aseguró que con sólo ese tiempo de asesoría ya estaba lista para ejercer las capitanías.

“Me dijo que era la mejor perfilada que había tenido y que, por mi constancia, iba a premiarme con ser su socia. Me dijo que íbamos a montar nuestra propia escuela de aviación, que debía darle $25 millones y quedar 50% - 50%. Le dije que no tenía ese monto y me dijo que solo le diera $5 millones y él se encargaba del resto, con una supuesta herencia que le iba a llegar y una indemnización por la muerte de su papá en Estados Unidos”.

La historia de Luz Patricia culmina cuando empieza a buscar el dinero para la supuesta asociación, pero no logró conseguirlo.

“Se puso muy enojado y me dijo que yo era una niñita, falta de palabra. Me dijo que mi contrato de perfilación había quedado cancelado a causa de ello y que ahí terminaba toda relación con ellos y con Inversafi. Yo le había consignado ya $2 millones 300 mil a una cuenta personal a su nombre. No me devolvió ni un solo peso, ni el dichoso uniforme llegó”, aseveró.

 El registro de la sociedad creada por Garrido.

Niño desescolarizado

La coronel Sandra Vallejo Delgado, comandante de la Policía de Santa Marta, indicó por teléfono que en la investigación se sostiene la hipótesis que se ha manejado desde el inicio: Garrido se quitó la vida, al parecer bajo efectos de drogas alucinógenas, después de matar a su esposa y su hijo.

“Quiere decir que no hubo una cuarta persona. Al parecer, se presentó un doble homicidio y un suicidio porque eso es lo que arrojan las pruebas”, señaló la uniformada. “La escena no arroja otro determinante”.

En las pesquisas ya se estableció que la puerta del apartamento 302 no fue violentada y que en el inmueble se halló un revólver sin disparar.

“Si hubiera habido una persona delincuente para robar, lo primero que hubiera hecho era llevarse el arma de fuego o utilizarla, pero no fue así”, explicó la oficial.

Los investigadores del caso también hicieron un análisis psicosocial de la familia. Por un lado, en el apartamento no se hallaron juguetes o elementos de recreación, pese a que un niño residía allí. Y al indagar sobre el menor, se supo que estaba desescolarizado.

No menos llamativo es que el apartamento estaba en desorden, con una mesa de sala en mal estado, al igual que unos computadores. En la nevera no había alimentos, ni siquiera agua, lo que desencaja con que la pareja tuviera capacidad para pagar durante un año y medio $700 mil en arriendo.

“En las redes sociales él se hacía ver como un hombre adinerado y exitoso, y revisando cómo vivían nada era cierto, vivía de espejismos”, sostuvo Vallejo.

  Un promocional que publicó en Facebook.

“Que en el crimen no descarten a una persona externa”: familiar
Un familiar de Garrido, que prefirió mantener su identidad en reserva, explicó a este medio por teléfono que la familia no lo ha dejado abandonado. El viernes, de hecho, celebraron una misa a su nombre en la iglesia Inmaculada, en Bogotá, y ya está en marcha la reclamación de su cadáver, que permanece en una bóveda de bioseguridad en el cementerio del municipio Baranoa (Atlántico). Para los trámites fue contratada la funeraria Gaviria.

Sobre los señalamientos de estafa, el pariente respondió que la familia no los desconoce, pero que a lo mejor “estas personas interpretaron mal” las cláusulas del contrato.

“Esperaban entrar a volar enseguida o que los contratara Avianca. Tengo entendido que él les hizo firmar un contrato a cada uno. Igual, desconozco cuáles eran los términos, pero yo conocí gente que hizo el curso con ellos y les fue muy bien, incluso en el contrato está claro que no había ningún compromiso laboral con Avianca”, dijo.

Sobre por qué el niño no había ingresado a un colegio, aclaró que “él (Garrido) me había dicho que no lo iba matricular hasta que no cumpliera 7 años. Me contó que le estaba enseñando las cosas básicas; él también tenía otra niña, que ingresó a la escuela casi de 8 años”.

Por último pidió que las autoridades “investiguen bien el caso” y no descarten que el crimen “haya podido venir de afuera, de una persona externa”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Alejandro Garrido
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web