La historia de una amistad bajo el seudónimo de Bustos Dome ...

    ¿Quieres recibir notificaciones?
    Si
    No
    INGRESAR Explora tu perfil

    Amigo lector,

    Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

    Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

  • SUSCRÍBETE

Últimas noticias

Luis Carlos Galán.
08:01

Este domingo 18 de agosto se cumplen 30 años de la muerte...

Peter Fonda
00:00

Su última película ‘The last full measure’ está programada...

El defensor y capitán de los Barranquilleros, Kevin Sánchez, anotó el segundo tanto del triunfo ayer.
19:55

El quinteto de la Arenosa se impuso por marcador de 3-1 a...

Iván Ramiro Sosa.
19:55

El ciclista colombiano ganó por segunda vez esta...

18:53

El Banco Agrario, en la celebración de sus 20 años,...

18:20

Este 18 de agosto las ligas del mundo continúan su...

Andrés Molina Olaya, el adulto mayor de 85 años que murió el jueves anterior en extrañas circunstancias en su habitación.
18:17

El deceso del hombre de 85 años ocurrió el pasado jueves 15...

Martha Lucía Ramírez, vicepresidenta de Colombia, junto a Ivanka Trump.
18:15

Ivanka Trump aceptó la invitación de la Vicepresidente...

17:42

La Defensoría del Pueblo pidió respeto a los...

17:03

En la actualidad los delitos de abusos sexuales contra...

La historia de una amistad bajo el seudónimo de Bustos Domecq

Benito Suárez Lynch fue el otro nombre que los escritores argentinos Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares utilizaron para hacer la publicación de una serie de relatos.

internet
internet
Jorge Luis Borges junto a su amigo Adolfo Bioy Casares, con el que creó el personaje Honorio Bustos Domecq. internet

Benito Suárez Lynch fue el otro nombre que los escritores argentinos Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares utilizaron para hacer la publicación de una serie de relatos.

La amistad entre Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares es una de esas que se ha convertido en leyenda para las letras hispanohablantes. 

Hay quienes creen, como el escritor, traductor y editor Alberto Manguel, que “Bioy era el único amigo de Borges”. Una anotación exagerada, quizá, pero que ayuda a dimensionar la relación de afición entre este par de personajes. 

La camaradería entre Bioy y Borges también dejó como resultado una serie de relatos y trabajos literarios interesantes, entre los que se destacan los firmados bajo el seudónimo de H. Bustos Domecq y más tarde el de B. Suárez Lynch. 

Honorio Bustos Domecq. Resulta difícil descifrar a los dos autores bajo la figura de este personaje, quien tiene un estilo literario que borra por completo a sus creadores.

Marco Ricardo Barnatan escribió para el diario El País de España en 1977 sobre esta dupla que “Bustos Domecq se nutre de lo aparentemente superficial que no entra en la atmósfera metafísica de sus compadres. Notamos que toman café juntos y se enfrascan en interminables charlas, pero Bustos Domecq se diferencia de los otros dos por su sorna, por el dominio del argot popular, a medio camino entre la parsimonia y el lunfardo”.

El primer libro que publicaron con el seudónimo fue Seis problemas para don Isidro Parodi, en el que su ‘autor’, H. Bustos Domecq, se encuentra cumpliendo una condena de cadena perpetua por un crimen del que es supuestamente inocente. Desde su celda, la 273, se dedica a resolver asesinatos y otros problemas criminales mientras es incapaz de demostrar su inocencia, porque un funcionario de la comisaría 8 le debe dinero y no le interesa que don Isidro se lo reclame.

Los relatos incluyen la biografía de la supuesta educadora, Adelma Badoglio, en la que escribe que, “sus cuentos policiales descubren una veta nueva del fecundo polígrafo: en ellos quiere combatir el frío intelectualismo en que han sumido este género Sir Conan Doyle, Ottolenghi, etc.”.

También dice que nació en la localidad de Pujato (provincia de Santa Fe), en 1893.

Otro guiño que hacen Borges y Bioy es luego lanzar la novela Un modelo para la muerte bajo un nuevo seudónimo: Benito Suárez Lynch, en la que ponen a no otro que a Bustos Domecq a escribir el prólogo. 

El juego que propusieron con el personaje les sirvió  también para crear los libros Crónicas de Bustos Domecq y Nuevos cuentos de Bustos Domecq.

La historia de los seudónimos. Los antecedentes del seudónimo son tan antiguos como la literatura misma. Hay una teoría que incluso indica que Homero sería también un seudónimo bajo el que varios autores publicaron los famosos relatos. 

El primer apodo que se conoce es Fedro, el fabulista latino que se llamaba Gayo Julio Fedro. En la era cristiana también fue común el uso de seudónimos para firmar los relatos bíblicos. 

Sin embargo, el uso generalizado de la seudonimia o de la acción de un autor de ocultar su nombre verdadero por medio de un nombre falso, nació con la imprenta.

Los motivos por los cuales los escritores prefieren hacer uso de un nombre ficticio son diversos: que el contenido del libro sea muy polémico, evitar problemas con la autoridad, la poca sonoridad del nombre original, escribir libremente, por timidez, evitar que sus padres los descubrieran, etc.

Por otro lado, durante parte de los siglos XIX y XX muchas mujeres hicieron uso de nombres masculinos para que su obra no sufriera ningún tipo de censura o discriminación por su género. 

El escritor chileno Pablo Neruda, quien realmente se llama Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto, es uno de los autores que más obras ha escrito bajo su seudónimo, con un total de 43.

Otros casos de latinoamericanos son Rubén Darío (Félix Rubén García Sarmiento) y Gabriela Mistral (Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga). 

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Entretenimien...
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
Copa america Brasil 2019 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí

Te invitamos a registrarte gratis en EL HERALDO

Has disfrutado el total de 6 contenidos gratuitos en el mes que ofrecemos a nuestros visitantes.

¿Ya tienes una cuenta?Inicia sesión aquí

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado