El Heraldo
Vista aérea de las instalaciones de Monómeros Colombo Venezolanos en su complejo industrial de Barranquilla. Cortesía
Economía

Las claves en la toma de Monómeros por la Supersociedades

La Supersociedades encontró irregularidades económicas y administrativas que amenazaban con la estabilidad de la compañía agroindustrial.

Una serie de irregularidades económicas, jurídicas, contables y administrativas, además de su importancia estratégica para el país, llevaron a la Superintendencia de Sociedades a someter a control a la empresa agroindustrial Monómeros Colombo Venezolanos.

De acuerdo con la resolución de la entidad, notificada el pasado 20 de agosto, y a la que accedió EL HERALDO, una de las razones de la toma de control es la crítica situación económica de la empresa por los efectos secundarios de haber sido enlistada entre 2017 y 2019 en la lista OFAC (Oficina de Control de Bienes Extranjeros) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Aunque la empresa recibió una licencia por parte de la OFAC, que en teoría la libera de las prohibiciones, como el acceso a la compraventa de divisas, en la práctica, continúa con los servicios bloqueados por dificultades para negociar con el sistema financiero internacional.

Lea aquí: Régimen venezolano califica de “robo” toma de control sobre Monómeros

Como consecuencia, la sociedad no ha podido acceder al mercado de divisas a través de la banca colombiana para financiar la compra del 85 % de su suministro, el cual es importado, situación que produce sobrecostos en el pago a los proveedores, por medo de factoring, los cuales superan los USD 1,5 millones al año. 

Esto implica que, al no poder negociar directamente, la empresa ejecute la compra de la materia prima por medio de intermediarios, lo cual genera sobrecostos.

Lea también: Monómeros pedirá a la Supersociedades revocar control sobre la compañía

Esta coyuntura no solo afecta la compra de materias primas, sino que también evidencia dificultades en su liquidez y en su flujo de caja, lo que se refleja en el pago a algunos proveedores con los cuales, de cara al tercer trimestre del año, agota su cupo de endeudamiento en dólares.

Demandas laborales

La Supersociedades también alertó sobre el alto número de demandas laborales (218) que actualmente enfrenta la compañía en relación con los 555 empleados directos que reportó a corte del pasado junio.

Este panorama, de acuerdo a la entidad reguladora, es de relevancia en la medida en los posibles efectos económicos en el caso que los fallos afectarán a la firma.

Frágil gobierno corporativo

Según la resolución de la Superitendencia de Sociedades, dentro de la empresa se habrían realizado cambios de personal como respuesta a las diferencias de algunos empleados frente a algunas políticas administrativas en la contratación de funcionarios para cargos en los que los seleccionados no cuentan con el perfil adecuado.

De hecho, estas irregularidades de gobierno corporativo serían las razones por las que la banca internacional no habilita las transacciones financieras de la empresa agroindustrial.

La banca internacional pide realizar cambios en las Juntas Directivas de Pequiven y Monómeros en las que se observe la vinculación de individuos con perfiles relacionados a las industrias petrolera y petroquímica.

Entrada al muelle 2 de Monómeros en Barranquilla. Johnny Olivares
Opiniones

En diálogo con EL HERALDO, el representante César Lorduy, quien se desempeñó como vicepresidente jurídico de la compañía por varios años, señaló que la decisión de la Supersociedades se basa en “proteger a la empresa como activo, la producción nacional, la estabilidad de la empresa y a sus empleados”.

“Hay que hacer grandes esfuerzos  por parte del Estado colombiano para proteger a Monómeros sobre la amenaza de lo que podría ocurrir por el escenario de México (diálogos políticos) y también lo que sucede a juicio de la Supersociedades (...)Monómeros es un activo estratégico que debe ser objeto de protección y que debe ser rodearla”, agregó.

Por otro lado, el diputado opositor venezolano, José Luis Pirela, puntualizó que “la gestión de la actual Junta Directiva está plagada de hechos de corrupción”.

Complementó diciendo que Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela, “debe pronunciarse” y plantarle cara a las exigencias de Maduro.

Aspecto de la infraestructura de la empresa Monómeros en Barranquilla. Johnny Olivares
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.