Más contenidos

Entrevista Andrés Rouga

Y qué hay de la vida de | “Junior es uno de mis grandes orgullos”: Andrés Rouga

Por: William González Badillo @wigoSports
Deportes

El primer venezolano en la historia del Junior recordó su corto pero “inolvidable” paso por el equipo rojiblanco en 2006. Hoy en día sigue ligado al fútbol, jugando en la UD Las Zocas, equipo de tercera división en España. Habló de la llegada de sus dos compatriotas, Farías y ‘Cariaco’.

Andrés Rouga (37 años), el primer venezolano en ponerse la rojiblanca del Junior en toda su historia, recordó su corto, pero “inolvidable” paso por el equipo rojiblanco, en el segundo semestre de 2006.

Este caraqueño, de 1,81 metros de estatura, llegó en un momento en el que no era normal traer jugadores venezolanos al fútbol nacional, pero su hoja de vida lo avalaba: internacional con su Selección y referente del Caracas FC en la Copa Libertadores de ese año.

Su ciclo fue breve. Lo trajo Dragan Miranovic (q.e.p.d.) y luego pasó por las manos del ‘Zurdo’ López, para terminar saliendo del equipo, ya que no renovaron su préstamo. Quería quedarse, pero aceptó la decisión del DT argentino que priorizó la llegada de otro jugador con el que pudiera contar más tiempo, teniendo en cuenta las constantes ausencias de Rouga por los llamados a la selección vinotinto.

Hoy sigue ligado al fútbol, pero en España, donde llegó buscando una mejor calidad de vida junto a su familia,  dada la situación política que vive su país.

EL HERALDO aprovechó la llegada de los venezolanos Edder Farías y Luis ‘Cariaco’ González para recordar al primer chamo que se convirtió en tiburón.

P. ¿Qué hay de la vida de Andrés Rouga?

R.

Hace dos años, más que todo por un tema familiar y por calidad de vida, decidí dejar el fútbol profesional, a pesar de estar jugando ahora en tercera división en España, que es un nivel competitivo, pero no es fútbol profesional. Estoy aquí jugando con el equipo Unión Deportiva Las Zocas. Contento con la carrera que hice, fueron 20 años jugando fútbol profesional de primera división, algo muy difícil. Tuve la suerte de jugar en un equipo grande como Junior, en los equipos grandes de mi país y en Europa. Gané torneos, pelee descenso y logré el sueño de todo niño, que es defender la camiseta de su selección. Eso es lo más grande que me ha podido pasar en el fútbol.

P. ¿Cómo se dio en su momento su llegada al Junior?

R.

Había realizado una buena Copa Libertadores con el Caracas FC, estaba en un buen momento en la selección y me llamó Adrián Troche, me comunicó la intención de Junior de ir allá. Era un equipo grande por todo lo que representaba, el hecho de que por ahí pasó un jugador como ‘el Pibe’ Valderrama, era un equipo importante y decidí ir. Era lo mejor para mí en ese momento.

P. Una lástima que haya sido un paso corto, fugaz…

R.

Lo que creo yo que pasó realmente es que el estar tanto tiempo en la Selección terminó impulsando mi salida del Junior. Para ese momento me llamaban constantemente para amistosos, porque estábamos preparándonos para una Copa América y eso dificultó las cosas, porque no estaba mucho tiempo en Barranquilla. Mi intención, eso sí, era quedarme. Recuerdo que hice varias notas en distintos medios dando a conocer mi deseo, me sentí cómodo en Barranquilla el poco tiempo que estuve y quería seguir, tenía, además, la espinita de que el equipo no había hecho un buen semestre, aunque a mí en lo personal, las pocas veces que estuve, siempre me fue bien. Al final las cosas no se dieron y tuve que partir en contra de mi voluntad.

P. ¿Qué recuerda de ese paso por Junior y Barranquilla?

R.

Fue corto, pero lo viví intensamente. Jugamos partidos importantísimos, recuerdo ganarle a Nacional con el ‘Metro’ completo, los clásicos con el Real Cartagena, que ir a Bogotá era complicado. Fue mi primera experiencia internacional y eso siempre te marca. Me entrenaba bien, respondí cuando me utilizaron y creo que la gente se quedó con una buena sensación mía, saben que dejé todo en la cancha y eso a mí me deja tranquilo.

P. ¿A cuál jugador de ese Junior recuerda por su calidad?

R.

Hice una relación con Omar Pérez, incluso somos amigos hasta ahora. Ese era el jugador que nos llevaba los ritmos, era nuestro todo, tenía una calidad superior. A pesar de su problema —de rodilla— siempre se destacó y siempre fue el jugador más importante para nosotros. Recuerdo también los enganches endiablados de Arriaga, al ‘Prono’ (Velásquez), que para mí era un arquerazo, a Hayder (Palacio), que era un misil por esa banda derecha, al ‘Piojo’ (Acuña) y (Jorge) Amara, con quien compartí en defensa. Teníamos un muy buen equipo.

P. ¿Por qué ese equipo se vino abajo?

R.

Ese semestre lo empezamos bien, pero tras la salida de Dragan (Miranovic) —el técnico serbio— mermamos en resultados y en el nivel. No tuvimos estabilidad. El no mantener al DT fue determinante. Por ahí también estaba el rumor que la gente quería que volviera ‘el Zurdo’. No jugábamos mal, nos defendíamos bien, competíamos, mira que le ganamos a Nacional (2-1), a Envigado (3-1) afuera, empatamos con el Cali en el Pascual (0-0), habíamos hecho un buen partido contra Millonarios en Bogotá, a pesar de la derrota (3-1), ganamos un clásico al Real (2-1), pero cuando las cosas no estaban del todo bien no hubo paciencia con su proceso. Miranovic no era una persona fácil, así que me imagino que hubo muchos roces con la directiva. Si él se queda, seguramente hubiésemos entrado al octagonal.

P. Usted trabajó con dos técnicos, Miranovic y ‘el Zurdo’ López. ¿Cuál lo marcó más?

R.

Y con Lucho Grau… Con los tres técnicos tuve una buena relación. Miranovic desde la primera llamada me brindó su confianza, me dijo que quería que yo fuera el central que manejara la defensa, siempre me demostró mucha confianza, a pesar de que era muy complicado ver a un venezolano en esa época en Junior. Con Lucho (Grau) tuve una buena relación, porque había sido jugador reciente y el trato era muy bueno. Y con ‘el Zurdo’ lo mismo, a pesar de que llegó al final, siempre me puso, tal vez lo único que me queda por ahí con él es que capaz, si le metía un poco de presión al Caracas FC, que era el dueño de mi pase, me hubiesen renovado el préstamo y yo hubiese seguido en Junior, pero bueno, seguro que él tenía otras opciones.

P. Hoy en día el futbolista venezolano se ha igualado con todos en Sudamérica, pero en la época que usted llegó seguían siendo vistos como las ‘cenicientas’ del continente. ¿En algún momento sintió que lo menospreciaban por llegar de la liga venezolana?

R.

Lo sentí mucho, especialmente en el primer partido que le ganamos a Envigado (3-1). La gente tenía muchas dudas sobre mí, pero cuando le ganamos a Nacional, en la segunda fecha, y vieron que jugué bien y para muchos fui figura, ya empecé a escuchar voces de elogio. La molestia conmigo siempre era porque andaba mucho tiempo de viaje por estar con mi selección. La prensa escribía mucho de eso. ‘Rouga otra vez se va con su Selección’, titulaban. Eso marcó el poco tiempo que estuve en Junior, porque en lo deportivo ya la gente comenzaba a respetarme. Pero bueno, yo no iba a cambiar mi Selección por nada, porque eso para mí era lo más grande. Lamentablemente eso afectó mi estadía en Junior, donde también sentía un orgullo por estar.

P. ¿Un partido que recuerde con Junior?

R.

Sin duda, el triunfo contra Nacional en Barranquilla. Ese día el Metro estaba repleto. Empezamos ganando con un gol de Omar Pérez y luego Cassiano Méndez se manda tremendo golazo de locos. Aristizábal descuenta y el partido se pone de tú a tú toda la tarde. A mí me fue muy bien y siento que ese día me eché a la afición del Junior al bolsillo, por eso lo recuerdo tanto.

P. De aquel Junior en el que usted actuó, infortunadamente, algunos jugadores han estado envueltos en problemas judiciales y dos fallecieron violentamente: Darwin Araujo y Cristian Racero. El otro que pagó meses de cárcel fue Javier Flórez. ¿Se enteró de estos hechos? ¿Cómo los tomó?

R.

¿Darwin? ¿Cristian? No me digas eso, cómo va a ser. Qué triste, ¿en serio? No sabía nada al respecto. Eran dos muy buenos compañeros. Recuerdo una anécdota con Darwin. Recuerdo que el pelao una vez venía molesto porque el profe cuando lo metía lo sacaba de una, en el primer tiempo, y estábamos preparándonos para un partido y lo vi todo ofuscado, entrenando con rabia y le dije: ‘calma pelao, que estas entrenando bien y el profe lo está viendo, hoy va a ser tu día, vas a ver’. Ese día Darwin jugó 70 minutos y se tiró un tremendo partido, con el estadio casi lleno, creo que fue ante Santa Fe. Desde ese día se creó una linda amistad con él. De lo que sí me enteré fue lo de Javier (Flórez), incluso recuerdo que después de lo sucedido —le quitó la vida a una persona— le mandé un mensaje con el ‘Piojo’ (Acuña), que lo sentía mucho, que tuviera mucha fuerza. Estas noticias lo afectan a uno, porque fueron colegas y uno de joven también cometió estupideces.

P. ¿En qué parte de su corazón tiene al Junior?

R.

En un lugar especial. Te lo dije, fue mi primera experiencia internacional y eso me marcó. Junior es uno de mis grandes orgullos, no cualquiera juega en Junior, no es fácil ir, no es fácil que un equipo de esos se fije en ti. Es un equipo grande hasta en mi país, donde lo respetan mucho. Cuando yo iba de vacaciones a mi país muchísimos colombianos, y hasta mis compatriotas, se acercaban a mí y me hacían sentir toda su admiración porque jugaba en Junior. Así que ya te puedes imaginar.

P. ¿Qué significa para usted ser el primer venezolano en la historia del equipo rojiblanco?

R.

Un orgullo grandísimo en mi carrera. Fue una decisión acertada a pesar de que económicamente tenía otros lugares a donde ir, porque estaba en un gran momento en mi Selección y en el Caracas. Pero escogí a Junior por lo que representaba y lo que sigue representando. En mi país ver una camiseta de Junior es normal.

P. ¿Qué mensaje le envía a sus dos compatriotas que acaban de fichar por Junior, Edder Farías y Luis ‘Cariaco’ González?

R.

Que en Barranquilla no esperan a nadie, así que tienen que ir de una vez con la braguita de obrero a trabajar, a marcar diferencia de entrada. Empezar bien no quiere decir que de 100 pases vas a hacer 100 goles, no… empezar bien es que la gente vea que te la juegas toda en cada pelota, que no te escondes, que la pides, que si tienes que dejar el pellejo, lo dejas… eso es lo que va a marcar el camino de ellos allá. A partir de ahí todo lo demás viene solo, los goles, los regates, los triunfos, los títulos, todo. Estoy seguro que Farías y ‘Cariaco’ van a disfrutar de jugar en Junior y les va a ir muy bien, porque el fútbol de ellos se adapta a lo que les gusta en Barranquilla.

P. ¿Siente que el jugador venezolano ya está dejando huella en el fútbol colombiano?

R.

Claro que sí. (Rafael) Dudamel nos abrió las puertas, y a partir de ahí mira que la mayoría que ha llegado le ha ido bien, como Jorge Rojas, Yohandry Orozco, Farías, ‘Cariaco’, Seijas, ‘el Lobito’ Guerra, Aristeguieta. El jugador venezolano de un tiempo para acá ya es bien visto, un jugador que va a trabajar y que rinde, a pesar de llegar de una liga con muchos contrastes y que le falta mucho, como la nuestra, con malos campos, con muchos problemas, pero el jugador venezolano sobrepasa todo y se ha vuelto competitivo.

P. ¿Cuál es el logro que más lo enorgullece en su carrera futbolística?

R.

El día que debuté con la Selección. 20 de octubre de 2002, en Caracas, ante Ecuador. Trabajé y luché durante un montón de años por eso y el día que lo logré quedó marcado en mi mente y en mi corazón. Yo fui de los niños que siempre veía a mi Selección perder, pero eso no me importó, mi sueño era estar ahí, cantar el himno y ayudar al crecimiento de nuestro fútbol.

P. ¿La gran deuda que le dejó el fútbol?

R.

No jugar un Mundial con mi Selección. Estuve cerca. Y también el no poder jugar más tiempo con la Vinotinto, pero bueno, tuve diferencias con el técnico y luego pasó mi momento.

P. ¿Ve a Colombia y a Venezuela en Catar-2022?

R.

A Colombia la veo siempre, para mí es una de las mejores selecciones del continente hoy en día. Venezuela yo creo que si se hace fuerte de local tiene muchas posibilidades, porque realmente nuestro fútbol ha crecido mucho y hoy les podemos jugar a cualquiera de tú a tú.

Enfrentando a Millonarios.
Enfrentando a Millonarios.

⚡ Aprovecha los descuentos imperdibles que tenemos para tí en 👉 Black Friday Caribe de EL HERALDO 🎁

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Deportes
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web