El Heraldo
Deportes

Nadal consigue su 16 semifinal en Roma: “de mis mejores partidos en tierra”

El español, número 3 del mundo, doblegó al alemán Zverev por 6-3 y 6-4 y enfrentará estadounidense Reilly Opelka.

El español Rafael Nadal (n.3), nueve veces campeón, se vengó este viernes de la derrota que el alemán Alexander Zverev (n.6) le infligió la semana pasada en Madrid y le doblegó 6-3 y 6-4 para avanzar a las semifinales del Masters 1.000 de Roma.

Nadal, que busca igualar los 36 títulos Masters 1.000 del serbio Novak Djokovic, cortó una racha de tres derrotas consecutivas contra Zverev con una prestación sólida, en la que contuvo, con táctica y carácter, el tenis del alemán y le doblegó en dos horas exactas en la pista central del Foro Itálico, ante un número reducido de espectadores en las gradas.

Tras anular dos bolas de partido en los octavos para ganar al canadiense Denis Shapovalov, Nadal jugará este sábado la decimosexta semifinal de su carrera en Roma, en 17 participaciones.

Nadal, nueve veces campeón en Roma, se medirá en las semifinales con el estadounidense Reilly Opelka, número 47, un jugador potente, de dos metros y once centímetros, con un saque muy fuerte.

Será la semifinal número 75 de la carrera del español en los Masters 1.000 mientras que para Opelka será el primer test en un partido de este nivel.

Salió perdiendo el primer turno en el saque en los dos primeros partidos, contra el italiano Jannik Sinner y Shapovalov, pero este viernes arrancó de la mejor forma: mantuvo su servicio y rompió dos veces el saque de Zverev para escaparse 4-0 en poco más de un cuarto de hora.

El alemán no logró sacar con contundencia y, pese a recuperar una de las dos roturas, sucumbió ante el tenis agresivo de Nadal, autoritario con su derecha, cayendo 6-3 en el primer set en 49 minutos.

El de Manacor tuvo el mérito de no dejarse condicionar cuando se resbaló, con 5-3 y saque a favor, tras tropezar en una línea de la cancha. Se quedó algunos segundos dolido en el suelo, con un marcador de 15-30, pero pudo levantarse y mantener el servicio para ganar con mérito la primera manga.

Zverev, que ganó en Roma 2017 el primero de sus cuatro títulos Masters 1.000 y que, por otro lado, perdió la final de 2018 ante Nadal en el Foro Itálico, aumentó el nivel en la segunda manga, pero su rival fue un muro.

Anuló tres bolas de rotura con un 2-1 adverso y, con 2-2 en el marcador, ganó un espectacular punto de 18 golpes para ponerse por delante 3-2 y con una quiebra arriba.

"Cuando luchas, normalmente tienes algo de premio. Luché mucho ayer (contra el canadiense Denis Shapovalov) y al final pude ganar y me permitió jugar hoy. Hoy jugué mucho mejor que ayer, jugué de forma más sólida. Fue uno de mis mejores partidos en tierra contra un rival muy duro", afirmó Nadal al acabar el partido.

"Es una gran victoria, es importante haber ganado bajo presión, porque en las últimas semanas había perdido puntos importantes, esta semana me moví mejor y estoy súper feliz", agregó.

Sobre el rival, el español aseguró que “es un rival duro, muy complicado, tiene un servicio enorme, tengo que estar concentrado con mi saque. Veremos, sé que tiene un gran saque, tengo que jugar bien, sólido, tratar de hacerle jugar un golpe más. Son semifinales de un Masters 1.000, hay que estar centrado".

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Rafa Nadal
  • Tenis
  • Master de Roma
  • semifinal
  • Tierra batida
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.