El Heraldo
Los jugadores del Manchester City celebran con el trofeo tras ganar la final de la Copa de la Liga de Inglaterra.
EFE
Deportes

Manchester City grita campeón en la Copa de la Liga de Inglaterra

Con un cabezazo de Aymeric Laporte en el minuto 82, el equipo de Pep Guardiola se llevó el triunfo ante el Tottenham Hotspur.

Seguirá el Tottenham Hotspur sin saber lo que es besar las mieles del éxito una temporada más. La Copa de la Liga, su oportunidad para redimirse 13 años después se les alejó cuando un cabezazo de Aymeric Laporte mandó el trofeo al insaciable palmarés de Pep Guardiola y su Manchester City (1-0).

Sonreirá desde su casa José Mourinho, despedido cinco días antes de la final, mientras su ya exequipo caía sin muchos honores en Wembley, donde 8.000 personas -récord en el fútbol inglés desde la pandemia- asistieron a la coronación por cuarto año consecutivo del City en la Copa de la Liga, el torneo fetiche de Guardiola.

Y es que el Tottenham murió sin casi dar la cara. Plantearon el mismo partido defensivo que el Chelsea hizo hace una semana para eliminar al City en semifinales de la FA Cup. Pero empleando muchos más riesgos atrás, porque el conjunto de Ryan Mason defiende mucho peor que el de Tuchel y tiene un centro del campo mucho menos dominante.

Por eso brotaban a borbotones las ocasiones para los de Guardiola. Se pudieron adelantar muchas veces, con disparos de Mahrez desde la frontal, con internadas de Sterling, incluso con un remate de Foden a bocajarro que salvó Alderweireld con tan buena suerte para él que su rebote se marchó a la madera.
 

Los ‘Spurs’ sobrevivieron casi sin saber cómo. Subsistían ante el yugo del City, que no tenía ni que preocuparse de los contraataques, puesto que Harry Kane ejercía de islote arriba, apenas acompañado de un Heung-min Son que no entró en contacto con la pelota en todo el partido.

Era cuestión de tiempo que cayera el gol, porque el Tottenham se conformaba desde el minuto 1 con la prórroga o los penaltis. Con todo el equipo atrás, el balón parado fue la llave para desenmarañar el muro de los ‘Spurs’. Un córner puesto por De Bruyne, recuperado ya de su lesión en el tobillo, lo cabeceó entre dos jugadores Aymeric Laporte a cinco minutos del final. Agachaba la cabeza Hojbjerg sabiendo que sus opciones se acababan de esfumar

Ahí moría la resistencia de los de Mason, quien había dado entrada unos minutos antes a Gareth Bale para intentar aprovechar su velocidad a la carrera, sin éxito, como el resto del equipo. Mason, en su segundo partido en el banquillo tampoco pudo lograr el ansiado título.

Uno más para el palmarés de Guardiola, que ya acumula 25 grandes títulos y que pone la primera piedra para el triplete. Le faltan la Premier League, que acabará cayendo de madura, y la siempre complicada Champions League.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • manchester city
  • Europa
  • Deportes
  • Pep Guardiola
  • Tottenham
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.