El Heraldo
Deportes

“Lloré porque estuve a solo seis minutos de ser campeón mundial”

Cada vez que habla de su combate fallido en Panamá no oculta su desazón e incluso deja caer una lágrima. No miente, Robert Barrera ha llorado mucho porque su pequeño hijo de 7 años, también llamado Robert, lo esperaba en Barranquilla con el cinturón mundial interino del peso mosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Empero, fue un golpe del púgil local Luis ‘Nica’ Concepción, en el undécimo asalto, el que le arrebató el sueño al cordobés de por fin coronarse campeón mundial tras un nocaut técnico. Fue su segunda salida por un cinturón y lastimosamente el resultado fue una nueva derrota.

El domingo, pasado el mediodía, Robert, protegido de la empresa Cuadrilátero, llegó a la capital del Atlántico. En su barrio de residencia en el Por Fin, hubo muestras de reconocimiento por su buena labor pese a que el resultado fue adverso.

No piensa en tirar la toalla y cree que la tercera será la vencida. En diálogo con EL HERALDO, Robert habló de su contienda en territorio panameño, en lo que cree que falló y lo que debe hacer para bañarse de gloria. 

P.

Usted realizó una buena pelea hasta que llegó ese fatídico undécimo asalto, ¿qué piensa del combate?

R.

La verdad, muy decepcionando porque quería ser campeón del mundo. Tenía todas las posibilidades de ganar y pierdo en el round once. Me sentía fatigado, las piernas me temblaban. Últimamente no sé qué me está pasando porque desde el cuarto asalto en mis piernas comienzo a sentir unos calambres muy fuertes. No sé qué me pasa.

P.

¿Qué cree que le faltó en esa pelea en el coliseo Arena Roberto Durán de Panamá?

R.

Pienso que no me faltó nada. Lo único que me fallaron fueron las piernas. Me dieron unos calambres que no me dejaban mover, no sé por qué me pasa eso. En Japón me pasó lo mismo y no sé de dónde provienen esos calambres. Muchas personas que vieron la pelea veían que yo buscaba las cuerdas y era para sentarme para poder pelear porque no podía seguir de pie por esos calambres.

P.

¿Ha hablado con sus entrenadores de esos calambres fuertes?

R.

Hemos hablado, pero no sabemos qué sucede porque estamos trabajando bien, trotamos bien. No sé qué es lo que me pasa. 

P.

¿Cómo fue ese undécimo asalto ante el ‘Nica’ Concepción donde llega ese nocaut técnico?

R.

Él me pega, pero no me caigo por el golpe sino por los calambres. El juez decide parar la pelea, pero yo me sentía bien. El ‘Nica’ me dio un golpe en el segundo asalto que sí lo sentí y que me dio duro. Caí, pero me paré y pude recuperar mi asalto y seguir adelante. En el undécimo, repito, no me pegó para yo caerme, me caigo por el dolor en las piernas.

P.

Escucho su voz entrecortada, ¿ha llorado mucho tras esta nueva derrota por una pelea de título mundial?

R.

Lloré mucho, demasiado. Es un sueño que anhelo desde niño. Faltaban seis minutos para ser campeón del mundo y por eso lloré demasiado. Si te digo que no lloré es embuste porque sí lloré. Todavía es tiempo que hablo de eso y se me aguan los ojos. Lo anhelo con ganas. Quiero esto porque me gusta este deporte. 

P.

Es un boxeador muy joven, tiene 27 años, ¿cree usted que puede ser campeón mundial algún día?

R.

Sí. Si me entreno y me entrego como siempre lo hago, sí. Es mi anhelo de niño, es lo que más deseo  en mi vida. Me duele en el alma cuando las piernas no me dan y les digo a mis entrenadores (Álvaro Mercado y Orlando Pineda). Ellos me decían que le diera, que yo esa noche iba a ser campeón mundial.   Cuando caigo en el once y el árbitro para la pelea me faltaba poco. Robert Barrera no desfallece, todo el mundo sabe que yo me entreno bien y que no voy a tirarme ni a ir solamente por la plata. No soy esa clase de boxeador. 

P.

¿Usted no pelea por el dinero?

R.

No tengo plata, no estoy bien económicamente, pero no voy por el dinero. Mi pasión ese el deporte desde siempre. Es mi vida y quiero ser campeón del mundo. Quiero hacerlo y espero se me dé otra chance. Algunos dirán cosas de mí, pero sé que en cualquier momento lo puedo lograr. Me prepararé cada día más fuerte, entrenaré el doble de fuerte y saldré más motivado para mis próximas peleas.  

P.

De esa pelea de título que usted tuvo también ante Ryoichi Taguchi, el 23 de julio de 2017, ¿qué ha cambiado en usted como pegador?

R.

He aprendido mucho. Cuando fui a pelear con Taguchi era un novato, no tenía tanta experiencia y ahora yo sentí que tenía más recorrido y lo demostré. El ‘Nica’ se dio cuenta, él creía que se iba a meter con un pelao y que lo iba a noquear en el primero. Se dio cuenta que no era cualquier novato. En la rueda de prensa se lo dije. ‘No soy un pelao, he peleado por título. Estás engañado, arriba vamos a estar los dos’. Eso le dije. Él creía que iba a estar con cualquier payaso y mira cómo salió todo. Fue una pelea difícil y donde yo estaba como ganador. 

P.

¿Qué le dijeron cuando llegó de nuevo a Barranquilla, en su barrio el Por Fin?

R.

Todo el mundo me felicitó porque hicimos un buen combate. Se vieron las ganas que tengo de ser campeón del mundo. No soy un boxeador que va a tirarse. Que yo diga que me tiraron porque me peguen un golpe, nunca en el boxeo he sabido de eso porque no me han pegado duro para que yo quede tirado en el suelo. Me han felicitado mucho por eso, por la forma como hice mi pelea y las ganas que mostré. 

P.

Si este último combate se hubiese ido a decisión, ¿usted sería hoy un campeón mundial?

R.

Sí. Yo iba ganándole al ‘Nica’ lejos. Cuando se acabó el combate miramos las tarjetas y le íbamos ganando. Lo hubiese superado mil veces en las tarjetas y en el boxeo. 

P.

¿Hay Robert Barrera para rato?

R.

En un momento quise desfallecer, pero lo que yo quiero y anhelo es un título mundial. Mucha gente me ha dado ánimo. Soy consciente de que debo seguir y me piden que no desfallezca. Cada día me voy a entrenar más. Cuando me dedico a esto, me dedico enserio. Me entreno fuerte para mi pelea y no va a ser la excepción de ahora en adelante. 

P.

¿Qué le dicen en San José de Canalete, su tierra natal?

R.

Mi gente está contenta, me felicitan y me dan apoyo. Allá me han dicho que iba ganando y me están esperando con los brazos abiertos. Me van a hacer un recibimiento y creo que este viernes viajaré a ver a mi madre (Luz Marina Estrada). Yo quería ganar por Colombia, por Barranquilla, que me ha acogido de niño. No quería ganar tanto por mí, sino por la gente que me apoya. Todavía seguiré peleando y sé que la tercera será la vencida. Seguro.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.