El Heraldo
Deportes

Taquitos y batazos | Se hizo insostenible

Entiendo la decisión de los directivos de Junior. Luis Fernando Suárez encontró un Ferrari y lo volvió un cacharro. Así de sencillo. Tomó un equipo ordenado, sincronizado, que ganaba, que gustaba y hasta goleaba, y en sus manos se convirtió en un conjunto caótico, previsible, gris, estéril y tedioso.

Obvio que los jugadores tienen una alta responsabilidad en este flojo desempeño general, ellos son los que entran a la cancha y juegan, pero fue Suárez quien reaccionó con pasividad ante el desmoronamiento y sostuvo a varios en las formaciones a pesar de sus discretos rendimientos.

Sí, no pone pases, no mete goles, no rechaza, no ataja, no desborda, no centra y no gambetea, pero sí decide quiénes son los jugadores que se encuentran mejor preparados y más enchufados para ejecutar cada una de esas acciones.

No sustituyó a los que peor jugaban ni buscó soluciones a tiempo. Insistió en lo mismo a pesar de que no le daba resultados.

La determinación de la dirigencia es comprensible por los resultados y por el estilo de juego. No solo es la eliminación en la Copa Libertadores ni las ocho jornadas consecutivas sin ganar en la Liga (con un solo golcito en los últimos cinco partidos). El funcionamiento general de Junior fue decreciendo tanto que terminó jugando a nada, sin brújula, sin norte, sin libreto, al garete, a su suerte, a la buena de Dios. Algo evidente y desesperante para todos, excepto para Suárez que en la ruedas de prensa aseguraba que estaba “tranquilo” con lo hecho por sus dirigidos. Además, el DT se veía como fastidiado y resignado desde la raya técnica.

No creo que haya existido “rosca de los jugadores”, como repite mucha gente con una certeza que realmente no tiene un sustento de peso. A Suárez no le fue bien, simplemente eso.

No logró darle continuidad a la herencia que le dejaron. Y no había señales de mejoría. Por eso se hizo insostenible.

¿El reemplazo?... Aunque sea caramelo repetido (nueve veces), aunque ya parezca el cuento del gallo capón y aunque se haya marchado al Colón cuando podía consolidar más a Junior, Julio Comesaña es el nombre más coherente ahora mismo para suceder a Suárez, a pocos días del crucial partido ante Melgar y del inicio de los cuadrangulares semifinales. Es el DT que llevó al club a su octava estrella y a la final de la Copa Sudamericana hace unos meses, prácticamente con esta misma nómina.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Hugo Illera Jiménez

Pelotas y letras | ‘Cariaco’

Se llama Luis Daniel González Cova, es venezolano, y lo apodan ‘Cariaco’, que es la ciudad donde nació en el estado Sucre. Llegó al Junior en el 2019 y, en este momento, es posible que sea el jugador de mayor rendimiento individual en el eq

Leer
El Heraldo
Simón Gaviria

Futuro de ciudades

L a  vivienda en Colombia va disparada. Las políticas del gobierno nos condujeron a 2.311 unidades vendidas por millón de habitantes, casi cuatro veces el nivel de Brasil, aunque hay una tendencia a que disminuya la densificación. Las vivi

Leer
El Heraldo
Francisco Cuello Duarte

Políticos sin brújula

Confieso que me gustaría ser concejal de Barranquilla pues es la ciudad con mejor futuro de Colombia por su posición geopolítica, con un ambiente emocional incomparable y con una gente capaz de despertar al más dormido de los seres humanos. Aq

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.