El Heraldo
Opinión

La ira arrasa la nación

Los responsables son los “líderes”, quienes inyectan ira. No les hagamos el juego.

Colombia está convulsionada, los últimos acontecimientos enlutan la nación. La moda política pareciera ser enervar la ira de los colombianos, constituyéndose en principal motor del ejercicio político, generando violencia sin precedentes.

Ningún actor de la vida nacional escapa de los ataques de ira bombardeados a través de las redes sociales. Los medios de comunicación se ven obligados a cubrir noticias relacionadas con la cruda realidad, los colombianos tienen ira.

¿Qué nos está pasando como sociedad? ¿Cuál es la responsabilidad de nuestros líderes? Son dos preguntas que debemos respondernos, para entender lo que nos está sucediendo y cuál es nuestra responsabilidad.

Sin duda, para respondernos esos cuestionamientos debemos estar conscientes de que nos encontramos en plena campaña electoral para elegir Congreso y presidente de la República en el próximo año 2022.

El uso de la ira como un medio electoral es estudiado por la teoría política que explica el comportamiento electoral y clasifica el “voto de ira”,  “voto castigo” o “voto negativo”, producto de la ira social contra partidos o movimientos políticos, por inconformidad, hartazgo o molestia con quienes serán candidatos. 

Michael Gant y Dwight Davis definen el “voto negativo” cuando el elector decide su voto sin estar motivado por la simpatía hacia el candidato, ni por su programa de gobierno, ni por el partido o movimiento político que representa, sino que su real motivación es su antipatía.

Se trata entonces de un voto “en contra” y no “por”. Estos autores concluyen que, muchas veces, es más fácil movilizar al elector “en contra de” que “a favor de”. En este mismo sentido, Joseph Napolitan señala que: “Es más fácil conseguir que la gente vote en contra de alguien o algo, que lo haga a favor de algo o de alguien”.

Siendo así las cosas, lo que estamos viviendo en estos días, además de constituir un estallido social, representa el uso de la ira por parte de los actores políticos, como un medio eficaz para obtener el favor político en las elecciones de 2022.

Dante en su obra La Divina Comedia, entiende la ira como una negación vehemente a la verdad, complementada con el “resentimiento”. Para muchos la actividad política está llena de la ira que representa odio y violencia contra el adversario.

La política en Colombia y en el mundo tiene una dosis importante de odio hacia el adversario político. El proselitismo actual siembra ira en el elector, emoción que incluso puede llevarle a matar por un líder, una campaña o un partido político.

Hoy día la campaña política tiene por objeto perturbar las emociones del elector, de tal suerte que su voto no sea producto de un estudio o reflexión sesuda respecto de la propuesta de gobierno, sino el resultado de enervar sus emociones, particularmente: la ira.

En consecuencia, el voto de ira puede hacerse presente en cualquiera de los actores del proceso político, teniendo una connotación interior eminentemente pasional,  una manifestación externa física en la urna, y otra moral o psicológica, mediada por la violencia. Los responsables son los “líderes”, quienes inyectan ira. No les hagamos el juego.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Cecilia López Montano

Precandidatos: ¿yo,yo,yo?

Cuando Colombia se enfrenta a la campaña política más compleja de los últimos 100 años lo que estamos observando en el ámbito político es de llorar. No solo la covid-19 nos ha dejado una huella que ignoramos cuanto tiempo duraremos en borra

Leer
El Heraldo
Katherine Diartt Pombo

Clases virtualmente presenciales

Cuando la pandemia comenzó y nos tomó por sorpresa, la virtualidad dejó de ser una opción y se convirtió en una obligación; una suerte de mandato del cual casi nadie pudo escapar. En la academia nos vimos forzados a montar cursos que funcion

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.