El Heraldo
Opinión

Barranquilla, la pandemia y el paro

Somos la capital de Colombia con más muertos de covid por millón de habitantes.

La pandemia y el paro han colocado en evidencia varios problemas que obligan a reordenar las prioridades de la agenda de la ciudad.

Por ejemplo, somos la capital de Colombia con más muertos de covid por millón de habitantes. Es una cifra que no solo desnuda las fragilidades sanitarias en que nos encontró el virus, sino las vulnerabilidades de una población que ha sido fácil presa de los estragos de la enfermedad. Necesitamos un modelo de salud donde detectar y tratar las enfermedades sea prioritario. A un sistema de salud que no es esencialmente preventivo, se añade que los barranquilleros solemos desdeñar los chequeos médicos periódicos. Abundan los coterráneos que deambulan con cuadros de diabetes,  hipertensión, obesidad y otras patologías sin que jamás hayan recibido tratamiento. Una población así, en una pandemia, obviamente tenía que ser más vulnerable.

Amerita también particular atención la seguridad alimentaria. Según el Dane, en Barranquilla y el área metropolitana solo el 34,76% de los hogares consumen tres o más comidas diarias. O sea, que el 65,24% están pasando filo, como se dice coloquialmente. Estos datos, sin embargo, habría que someterlos a interpretaciones. Seguramente esta realidad la afrontan los hogares cuyos integrantes están en el desempleo o en la informalidad. O cuyos ingresos se han precarizado. A no ser que el abordaje haya incluido a quienes tienen por costumbre consumir solo el desayuno y el almuerzo y algo liviano o nada en las noches, no obstante su holgada situación económica. En todo caso, las cifras del Dane merecen ser tomadas muy en serio.

Tras el paro, que ha puesto en primer plano el no futuro de los jóvenes, Barranquilla debe priorizar en la educación superior. Menos del 40% de los bachilleres acceden a este tipo de educación. La ciudad debe plantearse el reto de contribuir al mejoramiento en cobertura. La apuesta podría ser una universidad pública distrital con programas pertinentes. Claro que este es un desafío para el próximo alcalde y el próximo plan de desarrollo.   

Nada de lo anterior niega los avances de la ciudad en los últimos 14 años. 

Tengo sí notables diferencias con quienes consideran que la transformación distrital comenzó con el primer gobierno de Alejandro Char. No comparto esa interpretación de la historia local porque le atribuye al grupo político dominante la nueva imagen de la ciudad.

Para mí la recuperación de Barranquilla arrancó en 1992 con la puesta en operación de la Triple A, luego de varias décadas de hecatombe de los servicios de agua, alcantarillado, aseo y pavimentación a cargo de las antiguas EPM. A partir de ahí empezamos a cambiar. Cosa distinta es que en los últimos 14 años se haya profundizado el volumen de inversión pública enfatizando en obras como canalización de arroyos, megacolegios, parques, puestos de salud, barrios a la obra y el malecón.

@HoracioBrieva

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Enrique Dávila

¡Cate!, halar-jalar, tildes

¿La palabra ‘cate’, en la adivinanza “agua pasó por aquí, ¡cate!, que no la vi”, tiene traducción? Beto75, B/quilla Si se trata de la traducción a otro idioma, no la  tiene porque, en sentido estricto, la mitad de una palabra n

Leer
El Heraldo
Indalecio Dangond

Compromiso de todos

Cuando se suscribió el acuerdo de paz en la Habana, en el punto No.1 se  estableció el compromiso al Estado, de ejecutar un plan de inversiones para acabar con la pobreza en el campo, dignificar el trabajo de los campesinos y lograr una mej

Leer
El Heraldo
Juliana Gómez

Inversión sostenible

Desde ProColombia nos fijamos como objetivo acompañar al país en la atracción de proyectos de inversión extranjera que adopten prácticas que impacten el desarrollo social, ayuden a reducir las desigualdades, protejan el medio ambiente, y cont

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.