El Heraldo
Momento en que autoridades arrestan en una clínica de Bogotá a Rafael Uribe Noguera. EFE
Colombia

Yuliana Samboní tenía mordiscos en la cara: Fiscalía

El ente de investigación penal reveló además que la pequeña de tan solo siete años fue violada dos veces: en el carro y en el apartamento. Colombia despidió a la niña en Bogotá y Cauca. El principal sospechoso, Rafael Uribe, quien habría consumido cocaína y alcohol tras los hechos, fue enviado a La Picota.

Rafael Uribe Noguera, señalado de feminicidio agravado, acceso carnal violento, tortura y secuestro agravado, fue enviado este miércoles a la cárcel La Picota, por su presunta responsabilidad en el secuestro, tortura y asesinato de a niña Yuliana Samboní, de escasos siete años.

En medio de la escalofriante reconstrucción de los hechos que hizo la fiscal del caso, se reveló que la niña fue torturada durante varias horas antes de morir. Se hallaron mordiscos en su cara y marcas de estrangulamiento en su boca y cuello.

La fiscal reportó también que el supuesto violador y asesino "tuvo todo el día para hacer lo que quiso y además dormir", ya que Uribe Noguera aparentemente estuvo encerrado con la pequeña víctima desde las 9:30 de la mañana hasta las 6:30 de la tarde del domingo, cuando llamó a sus hermanos, al parecer, para confesarles la abominación que había cometido.

Entonces, los hermanos llegaron al edificio, situado en la calle 66 con carrera 4 de Bogotá, en el sector de la localidad conocido como Chapinero Alto. Los Uribe Noguera habrían estado, de acuerdo a la imputación, tres horas en el lugar de los hechos, antes de que llegaran los uniformados, por lo que son señalados de presuntas maniobras para alterar la escena del crimen y fueron llamados a interrogatorio.

Luego de haber cometido el delito, indicó el organismo acusador, intentó esconder el cadáver debajo de la silla del sauna y el hermano fue quien reveló a las autoridades el sitio donde se hallaba el cuerpo de la niña.

Además, la ropa de la menor estaba envuelta en una bolsa plástica y oculta en el tanque del inodoro.

Durante la audiencia de judicialización, que se cumplió desde las 8:30 de la noche del martes hasta las 4 de la mañana del miércoles, la fiscal también contó que la pequeña Yuliana fue secuestrada presuntamente por Uribe Noguera, quien iba en su vehículo y se dirigió a la parte alta de los cerros orientales capitalinos, en el sector de Bosque Calderón, el domingo pasado alrededor de las 9 de la mañana, mientras la infante jugaba con sus amigos.

De hecho, los niños contaron que el sujeto había estado allí la semana pasada y les había ofrecido dinero para que subieran a su camioneta.

Estos, enseguida, dieron aviso a sus padres y las autoridades se apersonaron del caso de inmediato, revisando cámaras de seguridad e identificando el vehículo, que los llevó a Francisco Uribe, reconocido abogado y hermano del principal sospechoso, quien dijo que el carro, por un negocio familiar, no estaba en su poder. Y tras varias horas, indicó que el automóvil lo tenía Rafael, pero que nadie sabía dónde estaba.

La Policía, con aparatos tecnológicos, logró ubicar el celular de Rafael Uribe Noguera, al tiempo que Francisco llamó a las 7 de la noche a los oficiales y les dijo que encontró a su hermano pero que estaba "mal" y que salía para la clínica con él.

Tras consultar con su abogado, Francisco les dijo a los uniformados que su hermano le había dicho que había estado con la pequeña pero que esta había muerto accidentalmente y les dijo que su cuerpo estaba en un segundo apartamento de la familia, el 603 del lujoso edificio Equus 66, construido además por los Uribe Noguera.

Allí encontraron un apartamento vacío, en arriendo, sin muebles, con una botella de licor y un paquete de cigarrillos en la cocina. Pero cuando subieron a la terraza, con un jacuzzi empotrado, con la información del abogado, hallaron el cuerpo de Yuliana Andrea, desnudo y empapado de aceite de cocina.

La ropa estaba en el tanque del inodoro, donde también estaba un zapato blanco. El otro lo encontraron en la camioneta del arquitecto.

Entre tanto, en el reporte de ingreso de Uribe Noguera a la Clínica Navarra, se lee: "paciente remitido de Clínica Monserrat antecedente de consumo de sustancias psicoactivas, refiere consumo de alcaloide perico, refiere que fueron tres bolsas y alcohol una botella y media de aguardiente, refiere que el consumo de alcaloide fue hace aproximadamente 5 horas".

Por ello, la Fiscalía dice que el sospechoso se drogó después de supuestamente cometer los vejámenes y el crimen, para alegar que no estaba en sí.

Problema anterior

Hace dos años, Uribe Noguera tuvo que salir del edificio de los hechos por un problema con una pareja de esposo mayores, que lo encontraron usando la ropa de la mujer, y por ello se había ido, pero volvió en marzo pasado.

Además, el arquitecto es descrito por sus vecinos como alguien que llevaba prostitutas al apartamento y armaba rumbas durante días. Le figura una multa además por mal parqueo en la localidad de Santa Fe, zona de tolerancia bogotana.

Finalmente, la juez 79 de garantías envió a la cárcel La Picota a Uribe Noguera, quien se declaró inocente de lo ocurrido. La togada, no obstante, señaló que según lo que expuso la Fiscalía, el sospechoso se encontraba consciente cuando secuestró y asesinó a Yuliana.

Entre tanto, este viernes serán interrogados en la Fiscalía los hermanos del capturado, Catalina y Francisco Uribe, por las presuntas maniobras para alterar la escena del crimen.

El gerente de la Clínica Navarra de Bogotá, Jorge Murcia, señaló a periodistas que "los estudios positivos indicaban que había consumido cocaína y opiáceos".

De acuerdo con el doctor Murcia, al ingresar en el centro asistencial el sospechoso confesó haber consumido "perico", como se conoce a un alcaloide derivado de la cocaína.

Por su parte, la emisora Caracol Radio tuvo acceso al informe médico (triage) de Rafael Uribe Noguera al ingresar a la sección de urgencias de la Clínica.

En el reporte se indica que el paciente fue remitido en ambulancia desde la Clínica Monserrat, a donde inicialmente fue conducido. 

Iniciativa policial

La Policía del departamento del Cauca lidera una iniciativa para construir una casa a la familia de la niña de siete años Yuliana Andrea Samboní, oriunda de esa región del país.

"Frente a esta situación que golpea, no solo a la familia de la niña, sino a todos los caucanos, la respuesta es adelantar actos solidarios hacia los padres de Yuliana, demostrarles que no están solos, que hay una comunidad que los acompaña", dijo el comandante de la Policía de Popayán, el coronel Pompy Pinzón, citado en un comunicado de la institución.

Las autoridades regionales buscan con la campaña conseguir un lote donde se construirá una vivienda para la familia de la niña a través de la ayuda de la comunidad.

Comunicado de la familia y de Brigard & Urrutia

Del mismo modo, a través de un comunicado, Brigard & Urrutia, reconocida firma de abogados, informó que Francisco Uribe, hermano del presunto asesino, se aparta de las actividades profesionales de la firma.

"Francisco Uribe Noguera, miembro de nuestra firma y hermano del presunto responsable de esta tragedia, ha solicitado marginarse de sus actividades profesionales y laborales para atender, junto con su familia y sus abogados, esta difícil situación", dice el comunicado.

Y concluye que "Brigard & Urrutia no ha dado ni dará consejo alguno ni asesoría en relación con esta dolorosa tragedia".

En otro comunicado, el hermano del sospechoso manifestó: "ante el inmenso dolor y el daño emocional que nos ha producido a mí y mi familia, he decido suspender mis actividades profesionales en la firma Brigard & Urrutia para dedicarme a sanar esas heridas junto a mis padres, mi esposa y mis dos pequeñas hijas".

Mientras tanto, el fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, anunció que el vehículo y el apartamento de Rafael Uribe Noguera fueron decomisados: "sobre el carro y el apartamento, la fiscal de conocimiento ya dictó la medida de decomiso (...) También estamos apropiando los activos de las personas que están vinculadas a estos hechos con el objeto de que se pueda reparar a las víctimas".

Este miércoles, así mismo, la iglesia de Santa Teresita en Bogotá acogió la primera misa de exequias por la pequeña Yuliana. Familiares, vecinos y amigos de la menor acudieron al templo, administrado por una servicial comunidad de la orden de los Carmelitas, para despedirse de ella en una emotiva ceremonia donde no han faltado los cantos corales que tanto gustaban a la pequeña.

Poco después de las diez de la mañana, la comitiva mortuoria salió a pie de la Funeraria Los Olivos del barrio Palermo, a escasos metros de la iglesia donde tuvo lugar la misa.

El auto fúnebre llevó luego el féretro al Comando Aéreo de Transporte Militar, Catam, para trasladar su cuerpo al Cauca.

Finalmente, la Sociedad Colombiana de Pediatría pidió que los médicos del país protejan los derechos de los niños ante el caso de la violación y asesinato de Yuliana.

"Invitamos a todos los trabajadores de la salud a ser corresponsables de la garantía de los derechos de niños, niñas y adolescentes contribuyendo a la atención integral de aquellos que han sido víctimas de vulneración de sus derechos", indicó la entidad en una carta divulgada en su página web.

"Exhortamos a los colegas médicos a actuar éticamente frente a casos de este tipo para evitar hospitalizaciones innecesarias de los victimarios con el objeto de protegerlos de las autoridades, así como pedir el prolongamiento injustificado de las internaciones que puedan interferir con las actuaciones de la justicia", detalla a su vez el comunicado.

Y, por último, la Policía Nacional trasladó a la cárcel La Picota, de Bogotá, a Uribe Noguera.

Hasta las 11 de la mañana de este miércoles Uribe, de 38 años, permaneció en las celdas de la Seccional de Policía Judicial (Sijín), ubicadas en los juzgados de Paloquemao, a la espera de que hubiera cupo en la cárcel La Picota.

Las autoridades decidieron recluir al acusado, un reconocido arquitecto colombiano, en un pabellón especial de la cárcel debido a que consideran que su vida correría peligro si lo ingresan con la mayoría de los reclusos.

Uribe Noguera salió de la Sijín luciendo un buzo, con cuya capota se ocultó.

El hombre fue escoltado por dos miembros de la Policía y subido a una patrulla en la que se desplazó hasta la cárcel La Picota, ubicada en el sur de Bogotá.

Afuera de las instalaciones de la Sijín lo esperaban cientos de indignados ciudadanos que desde que se conoció el caso han hecho presencia en las afueras del hospital en donde estaba recluido y en los juzgados.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.