El Heraldo
Colombia

Fuerza pública vigila retorno de desplazados tras masacre en Cúcuta

Más de un centenar de habitantes de la vereda Totumito salieron de la población huyendo de los hechos violentos que dejaron unas 6  personas muertas.

El Ejército se encuentra este lunes apostado en los alrededores de la vereda cucuteña de Totumito, con el fin de que más de un centenar de habitantes del poblado, que salieron despavoridos el pasado sábado tras la masacre de al menos seis personas por parte de hombres armados cuya filiación se desconoce, puedan retornar a sus viviendas.

El Comando de la Trigésima Brigada, unidad militar orgánica de la Segunda División del Ejército Nacional, indicó además en un comunicado el pasado domingo que "tan pronto la unidad militar tuvo información de los hechos, planeó de manera expedita el desarrollo de la operación militar para garantizar la protección de las autoridades judiciales y las tropas que se desplazarían hasta la vereda Totumito, corregimiento de Vigilancia, municipio de Cúcuta, en Norte de Santander".

Frente a las pesquisas adelantadas, el ente castrense aseveró que serán las autoridades competentes en el desarrollo de sus investigaciones las que determinarán, no solo las identidades de las seis personas asesinadas, sino también las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que sucedieron estos homicidios.

"Las unidades que se encuentran en la zona permanecerán allí con el propósito de garantizar la seguridad y derechos de la población y la protección de los recursos de la región, así como el retorno de quienes se hayan desplazado ante estos repudiables hechos", concluyó el organismo castrense.

En un video publicado por la Defensoría del Pueblo en redes sociales se ven varios cuerpos tendidos en el piso en una zona despoblada, aunque ante la falta de información de la Policía, distintas versiones indican que los muertos pueden ser siete u ocho.

"Tras denuncias de una masacre perpetrada el sábado en zona rural de Cúcuta, Norte de Santander" la Defensoría comenzó a verificar "este aterrador hecho", manifestó la entidad.

Esta masacre ocurrió el mismo día y en la misma zona en la que dos soldados murieron y otros ocho resultaron heridos en un ataque de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Así mismo, los hechos se registran pocos días después de la masacre registrada en Algeciras, Huila, donde cuatro personas fueron asesinadas, incluyendo un menor de edad y una cuñada de un desmovilizado de la antigua guerrilla de las Farc.

Por su parte, la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat), que fue la primera en denunciar la matanza, dijo en un comunicado que fueron asesinadas "varias personas, número que aún se encuentra por determinar ante la ausencia de autoridades en el lugar".

Según Ascamcat, la matanza produjo "el desplazamiento forzado de al menos 120 personas" que se fueron del lugar por miedo a la violencia.

Ascamcat denunció además que en otro hecho ocurrido el sábado en la misma zona fue asesinado el campesino Ernesto Aguilera, de 34 años, quien era miembro de esa asociación.

La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de Estados Americanos (MAPP/OEA) condenó la masacre y llamó a las autoridades a reforzar la protección a la población en tanto que a los grupos armados les exigió cesar "todo ataque contra la población civil".

En un comunicado el organismo dice que "según las autoridades locales, un grupo armado ilegal asesinó a entre 6 y 8 personas y generó el desplazamiento de cientos de personas".

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), expresó en redes sociales su condena al "asesinato de ocho campesinos del municipio de Tibú, a manos de grupos al margen de la ley".

En otro mensaje la CIDH asegura que "viene observando con alarma la violencia sostenida en diversos territorios del país, especialmente en aquellos que de manera histórica se han visto afectados por el conflicto armado interno".

Asimismo, urgió al Estado a "investigar de oficio los hechos" y agregó que Colombia "debe disponer las medidas preventivas y de seguridad necesarias para miembros de la comunidad y en especial para dirigentes campesinos y sus familias".

Entre tanto, la Gobernación de Norte de Santander, también rechazó la masacre y llamó a "los grupos violentos para que excluyan del conflicto a la población civil".

Añadió que una vez se confirmó la matanza, coordinó con la Alcaldía de Cúcuta la forma de llegara la zona y brindar atención a la población desplazada.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.