Últimas noticias

Estos son rostros de algunas de las personas desaparecidas en Sucre.
13:51

Esta entidad del Estado de carácter humanitario y...

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, sostienen una proclamación de los Altos del Golán fuera del ala oeste después de una reunión en la Casa Blanca este lunes.
13:34

Siria estimó que el reconocimiento de la soberanía israelí...

13:02

El apagón también afecta a grandes ciudades del oeste, como...

12:57

Más de 34 mil vehículos se han movilizado durante este...

12:53

Los índices nacionales no superan el 60% y el departamento...

12:52

La maldición que rodea a Sarah Ellen, considerada una de...

Capturados presuntos ‘Caparrapos’.
12:44

Entre los detenidos figuran tres menores de edad quienes,...

12:44

De acuerdo con el informe del Instituto Nacional de Salud,...

Gustavo Picalúa, nuevo rey del Festival Francisco El Hombre.
12:29

Como mejor acordeonero fue elegido Camilo Mugno y la mejor...

12:18

Hamas negó haber disparado el cohete que causó siete...

El titulo es:La nutria y otras 129 especies esperan nuevo refugio

La nutria y otras 129 especies esperan nuevo refugio

El traslado inminente del lugar que alberga una colección de 600 animales y la reposición de nuevas especies, son la exigencia de sus visitantes. 

Luis Rodríguez
Luis Rodríguez
Varias familias aprecian el hábitat de los flamencos. Luis Rodríguez

Temas tratados

El traslado inminente del lugar que alberga una colección de 600 animales y la reposición de nuevas especies, son la exigencia de sus visitantes. 

Desde Bogotá, Luz Marina Martínez llegó con su familia para conocer el Zoológico de Barranquilla, uno de los sitios atractivos de esta ciudad, según le contaron sus amigos que sí son propios de la capital del Atlántico.

Antes de ingresar, Luz Marina tenía gran expectativa por escuchar el rugir del león, ver a pocos metros la grandeza del elefante, divertirse con los simpáticos suricatos y terminar con el interrogante, que si las cebras son blancas con rayas negras o negras con  rayas blancas.  

Un león dormido y un elefante que no pudo fotografiar fue todo lo que encontró. 

Las ganas de ver todas las especies que hacen famoso este lugar de recreación de la ciudad se vieron frustradas por la realidad, una realidad que reemplazó la grandeza felina y salvaje con otro tipo de especies. 

“Nos dijeron que habían muerto, lo cierto es que las especies de la selva son las más cautivadoras en un Zoológico”. 

En 65 años la Fundación Zoológica y Botánica de Barranquilla, se ha reinventado, diseñando espacios que acerquen el imaginario de sus visitantes a los bosques, selvas africanas, sabanas, ciénagas y demás ecosistemas.

Sin embargo, ese ideal al parecer se ha ido difuminando de la memoria de Ricardo Villegas, un barranquillero que no dudó en asegurar  que el Zoo no pasa por un buen momento financiero, y por ese motivo han reemplazado especies exóticas, por especies nativas. 

“Creo que al igual que el Carnaval, este sitio es un referente de lo que significa Barranquilla. Cada año lo visito con la intención de ver novedad, pero lo que puedo notar es que está en un mal momento, eso lo dice el  aumento en los precios de la taquilla, el descuido en algunas zonas y el reemplazo de una cebra, por un burro”. 

Situación similar le ocurrió a Amador Rivero, un guajiro que regresó después de cinco años al Zoo, con la idea de ver una fauna diversa. 

“Había escuchado que los animales se estaban muriendo de hambre, que se encontraban en mal estado,  pero he podido darme cuenta que su estado es normal. Lo que si noté es que faltan animales más atractivos”.  

La misma consideración la hizo Amalis Estrada en su segunda visita al lugar, luego de cuatro años. En esta oportunidad trajo a su hijo para que pudiera conocer de cerca “los animales que más le gustan”, animales que ya no hacen parte del Zoo. 

“No pudimos ver lémures, ni manatíes; ojalá puedan traerlos otra vez”.

Selva de cemento

Las opiniones sobre las atractivas especies que ya no están y sobre reubicar el atractivo turístico, son algunas de las exigencias que hacen los visitantes para expandir a uno de los 10 Zoológicos del país. 

“Es cierto que muchos animales están a millas de sus lugares de orígenes, pero en el sitio que están actualmente están en una verdadera selva de cemento. Desde hace años debió ser trasladado para un zona más campestre, lejos del ruido de la ciudad”, señaló Martha Pereira. 

Tantor, el elefante tiene 27 años en el Zoo.
Tantor, el elefante tiene 27 años en el Zoo. Luis Rodríguez

Es inminente

Es inminente el traslado de 600 animales pertenecientes a 130 especies que habitan en solo 1.5 hectáreas de terreno en medio de la ciudad, así lo indicó  Cristian Olaciregui, jefe de biología y conservación del Zoológico. 

“La falta de espacio para el elefante, el oso de anteojos, los leones, no da espera, según los estudios que han adelantado al interior del Zoo”. 

Desde un pez tilapia, hasta el gran jaguar blanco necesitarían al menos unas 12 hectáreas de espacio, es decir, diez veces más del terreno que actualmente ocupan. 

Según la Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla, su traslado está contemplado como una necesidad para poder abrirle espacio a esas especies que reclaman sus visitantes. 

“La apuesta por el bienestar animal, nos indica que este sitio ya no es el indicado y si queremos tener densidad de animales es preciso un hábitat más favorable”. 

Una familia interactúa con las cabras, un espacio de especies nativas.
Una familia interactúa con las cabras, un espacio de especies nativas.

“El valor de la taquilla, el descuido de algunas zonas  y el reemplazo de una cebra por un burro, hablan del mal momento del Zoo”. 

Igualmente mencionaron que reubicarse no es una tarea fácil porque se necesitarían recursos que hagan posible esta iniciativa.

“Un gran porcentaje de los gastos financieros del Zoo se cubren con lo recaudado en taquilla, y a través del programa Adopte que manejamos con la empresa privada, también se recaudan fondos para su sostenimiento”. 

Sobre la limitación contundente de espacio en las instalaciones, se refirió Rosamira Guillén, arquitecta paisajista y exdirectora de la Fundación Zoológica 2001–2008, quien aseguró que durante su periodo diseñó el plan para llevar a cabo este traslado que luego de once años no se concreta. 

“Es mucho tiempo esperando un traslado que no avanza y que parece estar empantanado. En ese momento no conté con el respaldo para continuar con esa discusión”.

Y agregó que esta necesidad por el espacio, es un asunto que compete a los gremios y a su junta directiva. 

Sobre esta afirmación el delegado por la alcaldía Carlos Acosta, gerente de Desarrollo de Ciudad indicó que durante el año se estructurará el proyecto para elegir un lugar y analizar los recursos, que según mencionó alcanzan los $100 mil millones. 

“En la junta se habló de esa cifra, pero este año concretaremos y definiremos los gastos sobre el traslado, el diseño y la adecuación del nuevo lugar”. 

Según Acosta no es tema que haya sido abandonado por el Distrito, sino que se han priorizado temas de salud, educación, canalización de arroyos e infraestructura que obedece al desarrollo de la ciudad. 

Dinámica de reposición

Lograr una colección variada y constante de especies, no es una labor que se pueda lograr tan fácil, la colección del Zoo depende de los decomisos que se hagan en las operaciones de tráfico ilegal de especies o del intercambio que se logre con otros Zoológicos del mundo. 

Actualmente adelantan acciones para traer especies de suricatos de Brasil, papiones de Uruguay, Lemures de Chile. Igualmente  monos nocturnos, puma y venados de otras zonas de Colombia. 

“No es fácil reemplazar un animal, llevamos dos años en trámites para traer los suricatos desde Sao Paulo, y los animales que ya no tenemos es porque murieron, las especies animales al igual que los humanos cumplen una expectativa de vida”, explicó el biólogo.

Un visitante le toma una foto al tigre blanco.
Un visitante le toma una foto al tigre blanco.
El paujil de pico azul, una especie de la colección endémica del Zoo en peligro grave de extinción.
El paujil de pico azul, una especie de la colección endémica del Zoo en peligro grave de extinción.

El primero en Colombia

Han pasado 65 años desde la fundación del Zoológico de Barranquilla en 1953. Convirtiéndose desde entonces, en el primero del país. A partir de su inauguración, este espacio de fauna y flora ha contribuido a la conservación de especies a través de procesos de investigación. Especies nativas que constituyen un  79.03%; domésticas 6.45%; exóticas 20.97%; endémicas 4.84%; y amenazadas 21.77%, cifras que completan la colección.

Temas tratados

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Barranquilla
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!
Ya soy suscriptor web