El Heraldo
Un grupo de personas camina por el campus norte de la Universidad del Atlántico.
Barranquilla

Consejo Superior escoge este lunes el nuevo rector de Uniatlántico

La escogencia se cumplirá por parte del Consejo Superior. Cinco son los candidatos al cargo tras la consulta a estudiantes y docentes.

Este lunes, la Universidad del Atlántico volverá a contar con un rector en propiedad tras cerca de dos años de interinidad y una intensa lucha para democratizar el proceso de escogencia.

Durante los últimos 24 meses, el principal centro de educación superior público del departamento se ha visto inmerso en una “profunda crisis” debido a la “resquebrajada institucionalidad”, que se ha traducido en pérdida de confianza en los organismos de dirección y gobierno, así como reiterativas jornadas de protesta y suspensión de actividades académicas.

En dicho periodo, la Universidad del Atlántico ha tenido tres rectores en condición de encargo. El primero fue Jorge Luis Restrepo, quien asumió la rectoría luego de la renuncia de Carlos Prasca en noviembre de 2019.

Restrepo estuvo al frente de la alma mater hasta julio de 2020, cuando se anunció el encargo de José Henao Gil. Sin embargo, su nombramiento fue revocado en mayo de este año debido a cuestionamientos por su presunta relación con ciertas irregularidades jurídicas y administrativas que se habrían presentado en la alma mater. 

En ese momento, el Consejo Superior entregó a Jairo Contreras Capella la responsabilidad de liderar las riendas de este centro de educación superior.

nuevo Estatuto. Un punto clave para que el proceso de escogencia de nuevo rector se materializara fue la modificación del Estatuto General de la alma mater.

Para la gobernadora Elsa Noguera, dicho proceso correspondió a una “necesidad” histórica de los estudiantes, trabajadores y profesores de la Universidad del Atlántico.

“Decidimos que la elección del nuevo rector debería democratizarse, a través de consultas donde fueran los mismos profesores y estudiantes quienes postularan las hojas de vida que serían evaluadas por el Consejo Superior”, expuso la mandataria departamental. 

La modernización del Estatuto fue uno de los acuerdos logrados entre las directivas de Uniatlántico y la comunidad estudiantil para el levantamiento del paro, que inició en octubre de 2019 y se extendió hasta febrero de 2020.

En un principio se estableció que el proceso de modernización iba a desarrollarse en 45 días; sin embargo, varios hechos lo imposibilitaron.

Uno de ellos fue la falta de quórum en el Consejo Superior ante la no presencia de los representantes de docentes, estudiantes, egresados y gremios. Por esa razón, se adelantaron las correspondientes elecciones y se ocuparon dichos asientos.

Asimismo, la pandemia supuso un retraso en el proceso, que finalmente se materializó en julio de este año con la publicación de un nuevo acuerdo superior.

Manifestación estudiantil el 31 de octubre de 2019, el día de la renuncia de Carlos Prasca a la rectoría.

¿Cómo será la elección?

Una fuente cercana al proceso explicó a EL HERALDO que los integrantes del Consejo Superior de la Universidad del Atlántico se reunirán este lunes desde las 8:30 a. m., con la intención de escuchar el plan de gobierno de los 5 postulados.

“Todos parten desde cero. En este punto hay borrón y cuenta nueva. La elección se hará única y exclusivamente basados en lo que cada uno de ellos presente. Se escogerá al candidato con los objetivos más claros y ambiciosos para la universidad”, expuso la fuente.

Indicó que la decisión de que los candidatos estén en igualdad de condiciones se debe a que superaron una serie de filtros, en la cual se evaluaron su preparación académica y experiencia en el sector: “Los que siguen en carrera son personas que cuentan con las mejores calidades para desempeñarse como rector de Uniatlántico”. 

La designación, de acuerdo con lo estipulado en el Estatuto General de la alma mater, se hará con el voto favorable de –por lo menos– cinco de los miembros del Consejo Superior.

Cabe recordar que el máximo organismo de dirección y gobierno está conformado por nueve consejeros con voz y voto.

¿Cómo está la puja?

En el seno del Consejo Superior es visto con buenos ojos que los cinco nombres hayan contado con un importante respaldo de la comunidad académica durante la consulta.

Para José Penso, representante del presidente de la República en el Consejo Superior, es importante destacar que los cinco candidatos cuentan con las mismas posibilidades de ser elegidos: “Haremos un amplio debate. Sin duda alguna, lo que va a ocurrir es que tomaremos en cuenta la voz de los estudiantes y de los docentes”. 

Asimismo, indicó que el trabajo desde este organismo ha sido “silencioso”, pero fundamental para “recuperar la institucionalidad de la Universidad del Atlántico”.

Penso también expuso que el nuevo rector debe responder a una serie de desafíos a raíz de la pandemia de la covid-19.

“El reto más grande es implementar un modelo de alternancia que permita que los alumnos regresen a clases de forma segura; se debe mantener la acreditación de la universidad y mantener canales de diálogo para garantizar la gobernabilidad”, expuso el consejero en declaraciones a EL HERALDO.

Por otro lado, una fuente cercana a dicho organismo expuso que existe gran favoritismo alrededor de los nombres que se encuentran relacionados con la alma mater.

Danilo Hernández, Marcela Cuéllar y Álvaro Moreno parten como favoritos, teniendo en cuenta que en sus hojas de vida registran un vínculo cercano con la universidad. 

También trascendió que entre los movimientos de izquierda de la alma mater no se logró un consenso en la escogencia de un candidato para este proceso, aunque la baraja estaba conformada por varios nombres.

Desde la comunidad estudiantil se ha alertado que habría un “movimiento de la maquinaria” a favor de las aspiraciones de Danilo Hernández, quien en el pasado se ha desempeñado en distintos cargos en la alma mater.

“Los estudiantes pensamos que por sus antecedentes va a ser una persona que no le va a brindar la estabilidad que necesita nuestra alma mater”, expuso un líder estudiantil, quien pidió reserva de su nombre.

Asimismo, algunos universitarios creen que la llegada de Marcela Cuéllar o Alfredo Palencia a la rectoría sería beneficioso para la universidad, teniendo en cuenta que “tienen mayor claridad acerca de los procesos inherentes a la universidad”. 

Aspecto de una de las asambleas multiestamentarias desarrolladas durante las protestas de 2019.
La renuncia de Prasca a la rectoría de la UA

El 31 de octubre de 2019, mientras una multitudinaria manifestación estudiantil recorría las calles de Barranquilla, se conoció la renuncia de Carlos Prasca a la rectoría de la Universidad del Atlántico. 

Su dimisión se dio tras dos años y cuatro meses al frente del principal centro de educación superior del departamento. Fue el resultado de las reiterativas protestas de los estudiantes, debido a la crisis financiera en el interior de la alma mater, los problemas de infraestructura en algunas sedes (incluyendo Bellas Artes) y la polémica por su presunta relación con casos de acoso sexual.

En su momento, el directivo aseguró a EL HERALDO que la decisión la tomó como respuesta a las amenazas de muerte que recibió en ese periodo de tiempo, luego de que permitiera el ingreso de la fuerza pública a la sede norte de la alma mater.

El primero de noviembre de 2019, el Consejo Superior de Uniatlántico –en una sesión extraordinaria– aceptó la dimisión de Prasca, la cual se hizo efectiva desde el 16 de diciembre tras finalizar su periodo de vacaciones.

En junio de 2017, Carlos Prasca fue elegido como rector de Uniatlántico, poniendo fin a un periodo de 12 años de interinidad.

En su elección, Prasca contó con respaldo de los representantes del Ministerio de Educación, la Presidencia, los egresados, la Gobernación del Atlántico y los gremios.

A su turno, Rafael Castillo obtuvo tres votos (representante de los estudiantes, profesores y directivos académicos) y Salim Mattar solo contó el respaldo de los exrectores. 

Cabe recordar que la elección de Prasca –quien es licenciado en Biología y Química– fue duramente cuestionada por distintos sectores, al punto de ser objeto de varias reclamaciones judiciales que finalmente no prosperaron.

Las presuntas irregularidades denunciadas por estudiantes

Presuntas irregularidades fueron advertidas por los estudiantes tras la realización de la consulta para la escogencia de los cinco nombres que son presentados al Consejo Superior para la elección del nuevo rector.

En diálogo con EL HERALDO, un grupo de universitarios puso de presente que –en medio del proceso– hubo una serie de influencias que pudo incidir en los resultados.

Así lo ratificó Anthony Barrios Caballero, estudiante de Derecho y Licenciatura en Educación Física, quien aseveró que dichas acciones que favorecieron a algunos candidatos, aun cuando no cuentan con “gran aceptación” dentro de la comunidad estudiantil.

Entre las presuntas anomalías se contó los “inconvenientes” con el funcionamiento del registro facial en la plataforma habilitada para la votación de los estudiantes.

Asimismo, los estudiantes indicaron que se pusieron en funcionamiento “una serie de comandos electorales, en los que instalaron computadores”. Desde dichos equipos, según los universitarios, se generaron entre 100 y 200 votos para un candidato en particular.

Otra de las denuncias que realizaron los estudiantes fue que algunos miembros de la comunidad estudiantil intentaron participar, aunque sin éxito: “Hubo estudiantes que intentaron votar y no lo pudieron hacer, porque ya estaba registrado”.

Cabe destacar que, en la consulta, un total de 4.547 universitarios depositaron su voto a través de la plataforma que se habilitó, lo que representa una participación del 19, 92 % teniendo en cuenta que el censo electoral está conformado por 22.824 estudiantes.

Cabe destacar que el voto en blanco ocupó el segundo renglón en esta consulta. Un total de 1.170 estudiantes de la alma mater se decantaron por esta opción, como una “forma de protesta” ante las “maquinarias políticas” que –según ellos– han permeado el proceso.

EL HERALDO consultó a varias fuentes cercanas al proceso para conocer si se habían interpuesto denuncias por estos casos, pero hasta el sábado no se conocían.

Los aspirantes y sus propuestas
Danilo hernández

Contador egresado de la Universidad del Atlántico. Es Especialista en Gerencia Pública, estudios en Pedagogía y una Maestría en Administración de Empresas. Su perfil laboral incluye la docencia en universidades de la Región Caribe, la Contaduría General y el Ministerio del Interior, entre otros.

Su propuesta rectoral cuenta con 4 ejes programáticos: gobernabilidad, sostenibilidad, impacto y participación. 

En el apartado de gobernabilidad se plantea la modernización institucional, a través de la actualización y creación de procesos que permitan mejorar los procesos administrativos y académicos. También incluye el sostenimiento de las certificaciones de calidad académica y de gestión.

En sostenibilidad se han planteado acciones para contar con finanzas sanas, la proyección social e impulsar la cultura del cambio. 

A través del apartado de impacto se procura llevar a cabo una “revolución” del conocimiento regional y avanzar en el posicionamiento internacional de la alma mater.

Además, en el eje de participación plantea una serie de acciones para promover el diálogo y las acciones incidentes de la comunidad académica.

“Debemos estructurar canales de comunicación efectivos entre los actores que comprenden el ecosistema universitario”, expuso el aspirante.

Marcela Cuéllar

Arquitecta de la Universidad de los Andes. Cuenta con dos maestrías: en Restauración de Monumentos Arquitectónicos y en Arte, Museos y Gestión del Patrimonio Histórico. Además, es candidata a doctora en Historia y Estudios Humanísticos: Europa, América, Arte y Lenguas, con énfasis en Historia del Arte y Gestión del Patrimonio en el Mundo Hispánico.

Tiene más de 20 años de experiencia en educación superior y en el sector cultural a nivel regional y nacional.  Actualmente ocupa el cargo de decana de la Facultad de Arquitectura de la Universidad del Atlántico.

En su concepto, la universidad debe pensarse como la herramienta para el cambio social, “tanto de nosotros como del país y de la humanidad, como un espacio abierto, dinámico, plural, propositivo y vehemente, que garantice la educación con calidad”.

Cuéllar agregó que la universidad cuenta con una comunidad altamente calificada y diversa, con competencias, conocimientos y experiencias acumuladas. Por eso apostará por la  articulación del trabajo participativo: “Es lo que garantiza la construcción colectiva de la Universidad y el cumplimiento de los objetivos”.  

También propone trabajar para que cada uno de los miembros de la comunidad uniatlanticense sea escuchado, reconocido y valorado.

Álvaro Lastra

Álvaro Lastra es abogado de la Universidad Libre de Barranquilla y doctor en Derecho Constitucional de la Universidad de Navarra (España). Se desempeñó como secretario de Educación de La Guajira y del Distrito de Santa Marta. Fue decano de la Facultad de Derecho de la Universidad del Atlántico y profesor de Derecho Constitucional en esta alma mater por 20 años. 

Conservar la acreditación institucional y que se traduzca en alta calidad son dos de los pilares del plan de trabajo que ha presentado Lastra en sus aspiraciones a la rectoría. 

Fue enfático al sostener que el centro de educación superior debe apostarle a la acreditación internacional, en el marco de su aniversario número 80.

El candidato expuso que también se deben sembrar valores en la comunidad universitaria, “para que los estudiantes cambien la cultura de las vías de hecho, la protesta violenta, las tomas, los campamentos, las piedras, por el respeto, el juego limpio, y haya orden y un clima de tranquilidad para el estudio”.

Además, impulsará un gobierno universitario, basado en la autonomía y la autoridad, “principios esenciales para que una universidad funcione bien”: “Habrá una relación armoniosa con el sector privado, con el sector político, con el Consejo Superior y con la comunidad universitaria”.

Alberto Moreno

Es licenciado en biología y magíster en genética. Tiene experiencia como docente universitario de ciencias básicas en las Universidades del Atlántico, Norte y Metropolitana.

En la actualidad se desempeña como decano de la Facultad de Ciencias Básicas de la Universidad del Atlántico. 

Una de las banderas de su candidatura a la rectoría de Uniatlántico es el impulso a la movilidad e intercambio de docentes y estudiantes, lo que permitiría promover la doble titulación nacional o internacional.

También propone la implementación de estrategias para disminuir la deserción estudiantil, así como ampliar la oferta académica en el área de posgrados.

Moreno Rossi también ve con buenos ojos la incorporación de investigadores a tiempo completo, para el fortalecimiento de esta rama en la alma mater.

Fortalecerá las diversas revistas producidas en la universidad y promoverá la creación de otras más, en el marco de la estrategia para fortalecer la investigación.

Otro de los puntos clave de su candidatura es el compromiso para adelantar las gestiones que permitan dotar y mantener la infraestructura de las distintas sedes de la universidad.

Alfredo Palencia

Abogado con maestría en Gobierno Municipal y especialización en Derecho Laboral y Disciplinario. Cuenta con conocimientos de la estructura y funcionamiento del Estado Colombiano y amplia experiencia en la defensa de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario, la ejecución de políticas públicas en favor de los sectores sociales y la cátedra universitaria.

Para Palencia, la Universidad del Atlántico debe recuperar su rumbo. Para eso es necesario, en su concepto, superar las dificultades administrativas, académicas y financieras: “Se debe generar confianza y paz académica, despolitizando la institución bajo el imperio de la meritocracia. También se tiene que recuperar la imagen perdida ante la sociedad”.

Agregó que uno de los estandartes de su gestión, en el caso de ser elegido como rector, será la implementación de un “verdadero” Sistema Integrado de Gestión (SIG) que asegure la articulación de las distintas instancias de gobierno que permitan cumplir con el reto de lograr la reacreditación institucional y las acreditaciones en calidad, seguridad y salud en el trabajo, gestión ambiental y seguridad de la información. También dijo que “se adoptaría un plan de austeridad en el gasto, se acabaría con las nóminas paralelas, se implementaría un plan de formalización laboral docente y se le brindaría mayor apoyo a la investigación y extensión universitaria”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.