El Heraldo
Puesto de Mando Unificado sesionó este miércoles en las instalaciones de la Gobernación del Atlántico. Orlando Amador
Atlántico

Santa Lucía y El Guájaro, puntos críticos por invierno en Atlántico

La Universidad del Magdalena, a través de una consultoría, plantea que se realicen “intervenciones urgentes” en los dos puntos críticos. Solicitan el apoyo del Gobierno.

Con el fin de mitigar los posibles riesgos en medio de la segunda ola invernal, en el departamento del Atlántico se debe realizar una inversión cercana a los $30 mil millones. Así se desprende de un diagnóstico realizado por la Universidad del Magdalena y que fue socializado este miércoles durante la instalación de un Puesto de Mando Unificado (PMU) en las instalaciones de la Gobernación.

La subsecretaria de Prevención y Atención de Desastres del Atlántico, Candelaria Hernández, explicó que la consultoría con la mencionada alma mater se han identificado dos puntos críticos: Santa Lucía y el Embalse del Guájaro, los cuales se deben “priorizar con acciones inmediatas”.

En ese sentido, Hernández reiteró que la administración departamental se encuentra elaborando un documento que será radicado ante el Gobierno nacional –con el aval de los representantes a la Cámara y senadores–, con el fin de que “tenga eco” y de esta manera se puedan ejecutar las obras.

La subsecretaria de Prevención y Atención de Desastres del departamento también contó que el Ideam reiteró los pronósticos climáticos para esta temporada. Indicó, además, que las alertas se emitirán con base en las eventualidades que se registren.

“Los alcaldes hicieron solicitudes por los altos niveles del río Magdalena, Canal del Dique y el Embalse del Guájaro. Este último cuerpo de agua afecta a poblaciones como La Peña, Aguada de Pablo, Villa Rosa y Las Compuertas”, subrayó.

La funcionaria también indicó que la Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA) adelanta labores de dragado.

¿Qué pasa en los puntos críticos?

Gustavo Hernández, director de Proyectos de la Universidad del Magdalena, especificó que en Santa Lucía se han identificado siete kilómetros con vulnerabilidad, mientras que la zona del Guájaro, que se extiende desde las Compuertas del Porvenir, en Manatí, hasta el corregimiento de Villa Rosa (Repelón), se encuentra en riesgo de inundación.

Es de anotar que el Embalse del Guájaro, específicamente en La Peña, cuenta con un nivel actualmente de 5.02 metros. En este punto, la cota de desbordamiento es de 5.20 metros. Es decir, se encuentra a menos de 20 centímetros de alcanzarla.

“Independientemente de lo que pase en el Dique, la lluvia que drena de la cuenca del Guájaro va a inundar los sectores de Rotinet, Villa Rosa, La Peña y Aguada de Pablo. Por eso proponemos hacer unas barricadas en esas partes bajas acompañadas con bomba de gran caudal para que bombee desde el pueblo hacia el embalse”, indicó.

Los pronósticos

La directora general del Ideam, Yolanda González, informó que el Atlántico debe estar “atento” con la llegada de la segunda ola invernal que va desde mediados de septiembre hasta el mes de diciembre.

En cuanto a los actuales niveles del río Magdalena, la funcionaria dijo que se debe continuar con el “monitoreo” y hacer seguimiento a las alertas que emita la entidad.

“Recordemos que la cuenca baja del Río se encuentra en alerta roja y el Canal del Dique está en alerta naranja, además que el fenómeno de La Niña ha estado presente desde el 2020”, agregó.

Los alcaldes

Wilfrido García, alcalde de Repelón, expresó que “es importante que el Gobierno nacional asuma su papel y ponga los recursos que se requiere para ejecutar las obras de protección del sur”.

Reiteró que es “preocupante” que el nivel actual del Embalse del Guájaro se encuentre cerca de la cota de desbordamiento, generando “zozobra”.

“En 30 días podría ocurrir un rebosamiento por la mala manipulación del embalse que acelera el proceso de peligro”, dijo.

Por su parte, Gustavo de la Rosa, alcalde del municipio de Sabanagrande, solicitó al Gobierno nacional que “acelere” los trabajos que propone la Universidad del Magdalena.

Refuerzo en zona de Santa Lucía

Gustavo Hernández, director de Proyectos de la Universidad del Magdalena, indicó que se está realizando una “exhaustiva revisión” en el sector donde se presentó la ruptura del carreteable en 2010 ante la posibilidad de nuevas filtraciones.

“No es de alarmarse, pero a mediano plazo se propone hacer un tablestacado enterrado, que corresponde a una tabla metálica para imposibilitar el acceso al agua y así se acaben las filtraciones que puedan debilitar el carreteable”, planteó.

Indicó, además, que el año 2010 tuvo una “característica especial” y corresponde a la presencia del fenómeno de La Niña desde junio.

Recordó que el presente año ha estado influenciado por el mismo fenómeno. “Desde el 15 de agosto el nivel está por debajo del 2010; actualmente presenta una tendencia de descenso de 2 centímetros al día, pero a mediados de septiembre comenzará el ascenso de la curva”.

El rompimiento del terraplén sobre la margen derecha del Canal del Dique, a tres kilómetros de su división del río Magdalena en el Atlántico, dejó cerca de 120 mil damnificados.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.