Atlántico

En video | Distritos de riego, clave para reactivar la agroindustria

Se invertirán $27 mil millones en la recuperación de estos sistemas. Gobernación del Atlántico se encargará de su operación.

El sur del Atlántico tiene las mejores tierras del departamento para cultivar. Sin embargo, varios problemas han llevado a que la producción decaiga y a que los campesinos pierdan calidad de vida y sean consumidos por la pobreza.

Sus cosechas se ven perjudicadas, entre otros factores, por no contar con el elemento más importante para el desarrollo de los cultivos: el agua.

En los municipios de Santa Lucía y Repelón, los campesinos vienen trabajando con sistemas de riego que captan el agua desde el río Magdalena o de los embalses cercanos; sin embargo, estos sistemas actualmente presentan unas falencias que dificultan su funcionalidad.

Este es el caso de Endi José Díaz, un campesino de Santa Lucía que desde hace dos años está a cargo de una finca de 8 hectáreas que le dieron a cuidar y a trabajar. Allí cultiva yuca, plátano, ahuyama, guayaba, papaya, entre otros productos, pero las fallas en el distrito de riego afectan el rendimiento de la tierra.

“Se dificulta cultivar porque hace falta el riego, no funcionan los distritos porque hay mucha fuga y no hay fuerza para que el agua llegue a todo el cultivo y no se produce parejo. En donde llega con fuerza el agua, es ahí donde se produce buen cultivo y los distritos no alcanzan a cubrir todo y por eso se pierde la mayoría”, expresó Endi Díaz.

Los distritos de riego fueron instalados por la Agencia de Desarrollo Rural (ADR), con el fin de que los trabajadores del campo lograran tener suministro de agua y se aumentaran la producción agrícola, especialmente en aquellos municipios que tienen dificultades con el servicio.

Díaz explicó que “los chorros no llegan a todo el cultivo y no se encuentran. Les hacen falta unas mangueras para que pueda funcionar mejor, mangueras por el piso. El agua viene de la caseta de la motobomba que saca del río y se distribuye a todas las fincas”.

Jaime Salcedo, otro campesino de la zona, relató que la situación de los sistemas de riego es similar, por “no decir la misma”, en todas las fincas aledañas, lo cual impide cultivar y tener buena cosecha.

“Hay unos registros que tienen fuga. Si yo tengo fuga, a la finca de adelante le llega menos agua. Ahora mismo el agua es tres días para una zona y tres días para otra zona, desde la caseta nos mandan el agua, en la semana dura hasta las 4 de la tarde y el sábado hasta mediodía y ahí aprovechamos para regar hasta donde alcance”, contó Salcedo.

Josefina Villarreal

Apuesta a la agroindustria

Ante estas circunstancias, los campesinos han luchado en los últimos años para que esta zona sea nuevamente la gran despensa agrícola del departamento, como lo fue hace muchos años, cuando lo que producían les permitía tener unos ingresos “buenos para sostener a la familia”.

Esa lucha encontró eco en la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, que junto a su equipo de gobierno ha diseñado una estrategia para recuperar los distritos de riego y tecnificar el campo.

La estrategia comprende tres aspectos fundamentales: la inversión en infraestructura para mejorar la funcionalidad de los distritos de riego, la asistencia técnica continua y acceso a la financiación.

En diálogo con EL HERALDO, el secretario de Desarrollo Económico, Miguel Vergara, explicó que se firmó un convenio entre la ADR y la Gobernación para trabajar en el buen desarrollo de la agroindustria del departamento, iniciando con las mejoras en los distritos de riego.

“Sin agua no hay campo, si no hay agua no hay agro, sin agua no se le puede dar los recursos que necesita esa planta para producir lo que necesita para dar la calidad de las frutas y poder exportar o vender en el mercado regional. Por eso asumir la responsabilidad de manejar los distritos de riego de manera mancomunada con la Agencia de Desarrollo Rural, es el primer paso para lograr ese objetivo”, dijo el funcionario.

Agregó que se invertirán $27 mil millones en recuperar los sistemas de riego, obras que se van a contratar en dos semanas. Esta intervención tiene como propósito hacer más eficientes los sistemas de riego. Actualmente, de acuerdo con las cifras de Vergara, de cada 100 litros de agua se pierden 85 litros; es decir, hay un 15% de eficiencia a causa de la mala infraestructura y la falta de operación de los mismos.

“Con esa inversión y con la recuperación de la operación esperamos que esto pase a un 60% de eficiencia para luego llegar a los $62 mil millones y llevarlo a un 80% o 90% de eficiencia; es decir, que de cada 100 litros se manejen 90 litros de forma adecuada”.

Josefina Villarreal.

Intervención integral

 Lo importante, según indicó Vergara, es que la intervención será integral, pues el problema durante mucho tiempo en el departamento es que para que la agroindustria funcione necesita de tres etapas: suministro de agua, acceso a la financiación y asistencia técnica continua.

“Yo puedo estar al lado de un distrito de riego como ha pasado los últimos 40 años, hay muchos pequeños campesinos al lado de los distritos pero el progreso no ha llegado, por lo tanto no es un ejercicio solo de operación, sino del agua y también de acceso la financiación, porque para producir se necesita invertir lo suficiente en esa hectárea para que produzca lo que se necesita y tercero es que no los dejemos solo y ahí viene la asistencia técnica continua. Esos tres pilares terminan resolviendo los pilares de la economía”, aseguró Miguel Vergara.

El funcionario aseguró, además, que una gran superficie o comprador en el exterior pide tres cosas: cantidad, calidad y continuidad. En ese sentido, explicó que si no hay la cantidad suficiente para venderle a una empresa extranjera o inclusive a una gran superficie a nivel nacional, no van a comprar; si la fruta no es de calidad no la compran, y los campesinos deben sembrar los 12 meses del año para garantizar el suministro de los productos.

“Si no cumplen esas tres condiciones, estamos fuera del mercado y por eso la estrategia de la gobernadora tiene 3 partes: primero, para poder dar continuidad, calidad y productividad se necesita agua. Segundo, la única forma de lograr que la calidad funcione es con la asistencia técnica continua; no podemos dejarlo al otro día botado y por eso la asistencia que estamos planteando es de tres años. Finalmente el acceso a la financiación, por eso todos los créditos que lanzamos hace dos meses de la mano del banco agrario, lo que van a lograr es que nos unamos, porque tiene que ser créditos asociativo”.

La Gobernación espera poder sembrar las primeras 1.500 hectáreas en Repelón y 500 en Santa Lucía y eso permitirá pagar la cuenta de 2021; al final se espera poder sembrar alrededor de 5.200 hectáreas.

De igual forma, en dos años, después de apoyar esta operación, entregarán el manejo de los distritos de riego, nuevamente, a los campesinos para que ellos se encarguen de operar los sistemas.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Agroindustrial
  • campesinos
  • Desarrollo Rural
  • Distrito de riego
  • Gobernación del Atlántico
  • inversión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.