Sociedad

Cumbia: ‘bandera cultural’ a un paso de ser patrimonio nacional

Nacida a orillas del río Magdalena, bailada y cantada por los pueblos costeños, esta danza de tradición y género musical es un tesoro que sus guardianes piden.

Hablar de cumbia es referirse a nuestra danza de tradición y auténtica música vernácula que logra entrelazar nuestro legado indígena, africano y español. Esa trietnia cultural que se entrelazó en tiempos coloniales y que con el paso del tiempo se convirtió en nuestro gran referente internacional.

No en vano ha sido denominada “la madre de nuestros bailes y músicas”, esa que es protagonista en distintas manifestaciones culturales como el Carnaval de Barranquilla y en festivales como el de Gaitas, de San Jacinto, Bolívar, el del Pito Atravesao en Morroa, Sucre, o el Festival Nacional de la Cumbia que se realiza  en El Banco, Magdalena, entre otros 21 municipios que encontraron en ella su punto de partida para sus festividades.

También nuestros músicos fueron claves en su internacionalización. Maestros como el bolivarense Lucho Bermúdez y su himno Colombia tierra querida, el recién fallecido barranquillero Mario Gareña con Yo me llamo cumbia, Los Gaiteros de San Jacinto, Pedro ‘Ramayá’ Beltrán, leyenda viva de este folclor, o el compositor José Barros con clásicos como: La piragua, Momposina y El pescador, entre otros.

Un grupo de millo interpretando cumbia. Josefina Villarreal.

Entre las mujeres sobresalen Esther Forero con Cuando suena la cumbia, la bolivarense Totó La Momposina con La cumbia está herida o la vallecaucana Leonor González Mina ‘La Negra Grande de Colombia’ con sus versiones de Yo me llamo cumbia y El pescador.

El pasado 27 de agosto, el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, avaló la postulación de la cumbia como Patrimonio de la Nación. De esta manera se dio vía libre para que la Gobernación del Magdalena, que oficia como proponente, junto con distintos gestores culturales, trabaje en la elaboración del Plan Especial de Salvaguardia (PES) para lograr el reconocimiento como patrimonio cultural e inmaterial de los colombianos.

Veruschka Barros, hija del legendario compositor José Barros y directora del Festival Nacional de la Cumbia, asistió a la socialización de esta postulación.

Esta declaratoria hace tiempo se necesita para reivindicar la importancia de la cumbia y también para homenajearla.

En diálogo con EL HERALDO, manifestó que esto se hace necesario debido a que “la cumbia es la verdadera bandera cultural del país”.

Considera que se está en mora de hacer este reconocimiento que “traerá consigo una mayor protección y presupuesto para desarrollar actividades a favor de su proyección”.

Barros también hace énfasis en los riesgos latentes que existen sobre esta expresión cultural. Uno de los más grandes, según ella, es la ausencia de la academia en la transmisión de saberes.

“Se debe enseñar a bailar y a tocar al semillero, inculcarles ese amor por esta manifestación musical y dancística. En El Banco, Magdalena, hay un acuerdo municipal con el que se instituyó la Cátedra de Cumbia, pero eso hoy es letra muerta. El hecho de elaborar un PES significa que esa enseñanza de la cumbia puede quedar establecida a nivel académico en todas las instituciones del país”.

El historiador banqueño Guillermo Barreto, que escribió con Carlos Vives el libro Cumbiana, cuenta que desde el 2005 viene bregando porque la cumbia tenga su estatus. “Me la jugué para que fuera tenida en cuenta para los Grammy Latinos. Seguí en ese proceso y en 2015 lideré la investigación para lograr que la cumbia sea elevada a Patrimonio Nacional, por fortuna ya hay una acogida y ahora se debe formular un plan que integre a los 25 municipios que tienen festivales de cumbia. De lograrse esta declaratoria se verán beneficiados porque se asegurarán los recursos para desarrollar sus manifestaciones culturales”.

Una de las fortalezas que Barreto encuentra en la cumbia es que se resiste a la modernización. “Se sigue tocando con instrumentos artesanales. Algunos la han fusionado con ritmos electrónicos, pero mientras suenen las maracas, la flauta de millo o las gaitas su esencia prevalece”.

 

“La cumbia ha integrado nuestros pueblos”
El galanteo es una característica de la cumbia Harry Núñez

La antropóloga y psicóloga social cordobesa Mirtha Buelvas, se refirió a la cumbia como un elemento “integrador de nuestros pueblos”. “No es solamente del Magdalena, también es del Atlántico, del Bolívar, de todo el Caribe. Cambia, quizás, la manera de bailarla en algunos pasos o la cadencia musical, pero la cumbia es la mejor muestra de nuestra identidad caribe”.

Buelvas enfatiza en que se deben diseñar políticas para que expresiones culturales esenciales como esta se mantengan para “entregársela a las nuevas generaciones”, y que esto se logra con “una clara política pública para que los jóvenes sientan la cumbia como propia”.

Explica que detecta algunas amenazas latentes a raíz del cambio social y la globalización. “Las comunicaciones con las redes sociales han influido en la conservación de esa esencia cumbiambera, antes éramos más endógenos, igual pasa con la música, una fiesta popular en un pueblo se daba a partir de una rueda de cumbia. Hoy todo se puede dar en una caseta, así que la tradición ha variado”.

Lisandro Polo, folclorista, decimero y rey Momo del Carnaval de Barranquilla 2016, indicó que la cumbia es la esencia de nuestro folclor. 

“Es la muestra viva del mestizaje que ocurrió en nuestro territorio durante la época de la colonización, eso está sintetizado, tanto en la parte dancística como musical. Ese mestizaje se evidencia con las gaitas, flautas y las maracas que son  herencia indígena; la parte africana con los tambores y la española con los versos. En la danza también se aprecia con algunas influencias. El pase en algunas mujeres tiene destellos de los indígenas Pocabuy, el varón tiene la fuerza negra y el vestuario mucha influencia española”.

En Barranquilla celebran esta iniciativa

Édgar Blanco, presidente de la Asociación de Grupos Folclóricos del Departamento del Atlántico (AGFA) y director del Carnaval de la 44, participará en la elaboración del PES. El barranquillero aplaude  y celebrala gestión realizada por los magdalenenses. 

“En nuestros desfiles tenemos 26 cumbiambas, esta expresión cultural es una de las grandes amenizadoras de nuestros desfiles. Esta declaratoria hace tiempo se necesita para reivindicar la importancia de la cumbia y también para homenajearla”.

Por su parte Gabriel Marriaga, que hace 38 años dirige el Cumbión de Oro, contó que los directores de las cumbiambas más representativas del Carnaval de Barranquilla presentaron a la administración pasada un proyecto similar, pero este fue engavetado sin explicación alguna. “Ahora la Gobernación del Magdalena le apostó a esta declaratoria y enhorabuena han dado un paso importante al ser avalada su postulación. La cumbia inspiró a otros países para adoptarla y en el exterior es nuestra bandera, por eso urge tener ese aval”.

Destaca que cumbiambas como la suya cuentan con un semillero que garantiza el sostenimiento en el tiempo de esta danza de tradición. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.