El Heraldo
Los médicos recomiendan evaluaciones periódicas después de los 40 años.
123 RF
Salud

Muerte súbita: cuando el corazón para de repente

Un desorden de los latidos del músculo cardiaco por patologías no diagnosticadas puede llevar a sufrir un paro como al futbolista Christian Eriksen.

Un paro cardiaco como el que sufrió el jugador de fútbol danés Christian Eriksen lo puede sufrir cualquier persona.

La imagen de los compañeros del futbolista rodeándolo mientras este se encontraba tendido en el piso le dio la vuelta al mundo.

Corría el minuto 42 del primer tiempo del partido Dinamarca contra Finlandia por la Eurocopa, cuando luego de recibir un balón tras un saque de banda el deportista se desplomó. De inmediato un equipo de paramédicos llegó a socorrer al centrocampista ofreciéndole reanimación.

El jugador del club Inter de Milán fue trasladado a un centro asistencial donde luego de varios exámenes se le diagnosticó un paro cardiaco.

El médico internista cardiólogo Rafael Martín Suárez explica que un paro cardiaco, como su nombre lo indica, es una interrupción de los latidos del corazón produciendo que no llegue la oxigenación suficiente al organismo.

“Una de las primeras razones por las que una persona puede sufrir esta complicación es por un infarto miocardio”.

El galeno agrega que en el caso de los deportistas se presentan arritmias y pueden hacer fibrilación ventricular. “Eso quiere decir que el ventrículo izquierdo late de forma desordenada haciendo que el músculo se canse y no produzca un adecuado gasto cardiaco”.

Suárez define este gasto como “la capacidad de bombeo del corazón en función de los latidos por minuto”.

Eriksen siendo atendido en el partido del sábado.

Muerte súbita

Así se conoce en el lenguaje médico el episodio sufrido por el jugador danés.

De acuerdo con Suárez, cuando la muerte súbita es atendida de manera oportuna se puede revertir sin ningún tipo de secuelas.

Algunas de las causas que pueden ocasionar este estado crítico, según el experto, es la miocardiopatía hipertrófica, que hace que el músculo del corazón se engrose dificultando el bombeo de sangre; o una miocardiopatía dilatada en la que el músculo cardiaco se vuelve débil y alargado.

Para el caso de Eriksen, el cardiólogo advierte que se debe hacer una serie de exámenes para determinar las causas por las que se produjo el hecho, que por fortuna no generó la muerte del jugador gracias a la rápida reacción de las personas que le dieron los primeros auxilios.

Existe la posibilidad, según Suárez, de que el deportista vuelva a las canchas, pero primero se debe descartar algún tipo de complicación o predisposición de su organismo a hacer arritmias. En el caso que le sea encontrada alguna, deberá decir adiós al llamado “deporte rey”.

El especialista destaca que en el caso de las personas sanas hay una probabilidad menor al 0,1 % de que se registre un suceso como este, pero “no se debe descuidar la salud del corazón”, razón por la que recomienda asistir por evaluación a cardiología, una vez la persona llegue a los 40 años o antes si tiene pensado seguir un plan de deportes extremos o exigentes.

Christian Eriksen, mediocampista danés.

Otro concepto

El médico deportólogo Iván Chalela afirma que “por desgracia” este tipo de situaciones son más comunes de lo que se piensa en los deportistas de alto rendimiento de cualquier disciplina. “Muchas personas creen que a un deportista no le puede pasar esto, pero sí”, señala.

Explica que en algunas ocasiones los pacientes que las sufren solo hacen arritmia cardiaca haciendo taquicardia ventricular que en últimas hace que el afectado pierda la vida.

Según Chalela, no hay manera de prevenir este tipo de incidentes, pero existen factores de riesgo como tomar café en exceso, fumar o consumir alcohol. Estos hábitos pueden aumentar las probabilidades de sufrir una “muerte súbita”.

Atención de emergencia

Desde la Fundación Cardioinfantil explican que en caso de que una persona sufra un paro cardiaco estando sola debe respirar profundamente con calma y mantener la tranquilidad. También recomiendan toser y respirar fuerte de forma prolongada, teniendo en cuenta que entre más profundo se respire más oxigeno llegará a los pulmones, además los movimientos torácicos por la tos ayudan a circular la sangre. Seguir estos pasos le ayudará al paciente a ganar tiempo mientras busca asistencia médica.

Marc-Vivien Foé murió en la cancha.
Casos que enlutaron al mundo del deporte

Uno de los casos más recordados se dio en la Copa Confederaciones 2003 cuando el jugador camerunés Marc-Vivien Foé se desvaneció el 26 de junio, de ese año. Ese día Colombia y Camerún disputaban la semifinal. Los jugadores que se encontraban en el campo y un equipo de paramédicos intentó reanimar al futbolista, pero todo fue en vano. Su muerte debido a un problema cardiaco fue inevitable.

A raíz del lamentable suceso, la FIFA instauró un protocolo de emergencia para actuar con prontitud frente a este tipo de situaciones. Dicho procedimiento fue el que salvó la vida de Eriksen.

En 2006 también se estipuló la realización de exámenes para detectar anomalías cardiovasculares.

El 25 de enero de 2004, en Portugal, el deportista húngaro Miklós Fehér falleció mientras se disputaba el juego entre el Benfica, equipo en el que el jugaba, contra el Vitoria. En el caso de Fehér su muerte se dio por un tromboembolismo pulmonar. En octubre de 2004, Serginho, de Sao Caetano, falleció por muerte súbita mientras jugaba ante Sao Paulo. En agosto de 2007, el defensor del Sevilla, Antonio Puerta, se desvaneció y se recuperó en la cancha, pero volvió a caer en el camerino. Posteriormente fue trasladado a un hospital, pero murió a los tres días.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • paro cardiaco
  • Muerte súbita
  • DEPORTISTAS
  • Christian Eriksen
  • corazón
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.