Rincón Juniorista | EL HERALDO

Cristian Mercado

A Junior le faltó equilibrio. Esa palabrita que tanto viene predicando el técnico Óscar Héctor Quintabani todavía no se aplica. No está insertada en este nuevo equipo y el Real Cartagena, con once jugadores obedientes que sí respetaron su bloque, corrieron de lo lindo y fueron contundentes, se impuso sorpresivamente 4-2, ayer en el estadio Diego de Carvajal de Magangué.

El panameño Edwin Aguilar aprovechó un parpadeo de John Valencia y en la introducción del juego puso a ganar a los Heroicos.

Los rojiblancos entraron en un letargo con ese tanto. No lograban frenar las camisetas amarillas que incursionaban por izquierda y derecha con excesiva voluntad. En medio del entusiasmo del rival, el mismo atacante ‘canalero’ dio la segunda puñalada al aprovechar un rebote de Viera tras un mano a mano con Jámerson Rentería.

Apenas transcurrían 24 minutos y Junior ya tenía el partido cuesta arriba, una defensa insegura y un sol inclemente. Viera ahogó el grito del tercero que venía envuelto en un metrallazo de Emanuel Molina.

Junior, sin mucha claridad, comenzó a remar y Luis Páez dio en el blanco gracias a que la defensa cartagenera falló en su intento por despejar un centro rasante de Sergio Otálvaro.

Esta vez Páez fue certero, a diferencia de la jugada que desperdició cuando el reloj solo marcaba dos minutos de acción. Si le madruga a su encuentro con las redes tal vez la historia habría sido diferente.
Sin embargo, los inconvenientes del Junior en su debut iban más allá de un gol despilfarrado.

La diana de Páez, que se destacó como el mejor jugador del Junior, fue un incentivo anímico que hizo sacudir a sus compañeros y los llenó del vigor que todos esperaban ante del cotejo. Se sacudieron la frialdad y dominio del Real hasta el final del período inicial. Fue su mejor momento y con un Bacca enchufado hubiera podido empatar antes de irse al descanso.

En el segundo tiempo, el ingreso de Sherman Cárdenas ilusionó a los hinchas rojiblancos, que eran la inmensa mayoría, con el empate y la victoria. Pero la expulsión de John Valencia a los 13 minutos distorsionó el panorama nuevamente.

Junior ya estaba dividido en dos (hombres de ataque en área rival y hombres de contención en zona propia) y dejaba espacios que Real pretendía explotar. En una de esas jugadas de contraataque Valencia apeló a la falta para detener a un delantero heroico que se le iba y el árbitro Henry Varón le mostró la tarjeta roja.

En el cobro de la infracción se hizo evidente el boquete que quedó con un hombre menos y José Manuel Nájera anotó el tercer gol con una definición llena de categoría y precisión. Recibió libre de marca.

Aguilar tuvo su tercer gol y el cuarto del Real, pero estrelló su remate contra la humanidad de Viera.

Junior no consiguió hilvanar jugadas colectivas con solvencia y se encomendó a la inspiración de sus fichas ofensivas. Páez, con sus diagonales e insistencia, era el más encendido, generó y cobró el penal que puso el juego 3-2. De nuevo un empujón mental para la gente y el equipo, que se desinfló rápidamente luego del gol de Édison Palomino. Pedro Tavima, el mismo que el año pasado estuvo en Junior, ejecutó un tiro libre que Viera rechazó. Palomino se avivó en medio de la pasividad de los defensores rojiblancos.

El principal reto de los ‘Tiburones’ ante la apuesta de jugar con dos delanteros de área y dos volantes creativos era conservar el equilibrio y no regalar excesivo espacio para el contragolpe y las maniobras del rival. Evidentemente no se logró. Sin equilibrio no hay el paraíso de victorias que este equipo hace soñar.

Real Cartagena no puede sacar el carro de bomberos porque ganó el clásico y Junior no puede echarse a morir porque perdió en el debut. La Liga apenas comienza y hay tiempo para perder el rumbo y enderezarlo. Hubert Bodhert y sus pupilos deben mentalizarse en que una buena campaña va más allá de vencer al rival grande de la región. Óscar Quintabani y sus pupilos deben tener claro que de camiseta y nombres no se gana. Antes del partido la balanza se inclinaba a favor del Junior. Chequera más robusta, 9 refuerzos y las tribunas del estadio repletas de sus seguidores. Local en la ‘casa’ del rival.

Real Cartagena no puede sacar el carro de bomberos porque ganó el clásico y Junior no puede echarse a morir porque perdió en el debut. La Liga apenas comienza y hay tiempo para perder el rumbo y enderezarlo. Hubert Bodhert y sus pupilos deben mentalizarse en que una buena campaña va más allá de vencer al rival grande de la región. Óscar Quintabani y sus pupilos deben tener claro que de camiseta y nombres no se gana. Antes del partido la balanza se inclinaba a favor del Junior. Chequera más robusta, 9 refuerzos y las tribunas del estadio repletas de sus seguidores. Local en la ‘casa’ del rival.

Minuto a minuto

2 minutos. Luis Páez desperdicia
mano a mano con Berbia.
Se le fue larga la pelota.

Puso el balón atrás a Bacca,
pero el remate del porteño
fue interceptado.

5. Tiro de esquina del Real y
cabezazo peligroso de Rafa
Pérez. El balón pasó cerca del
vertical derecho de Viera.

9. Páez estuvo cerca de anotar
de cabeza tras un remate
de Barahona que rebotó y se
englobó en el área. John Valencia
trastabilla en un centro,
Edwin Aguilar la para con el
pecho, elude al zaguero y fusiló
con un zurdazo a Viera.

10 Gol del Real. John Valencia
trastabilla en un centro,
Edwin Aguilar la para con el
pecho, elude al zaguero y fusiló
con un zurdazo cruzado
inatajable.

24 Gol del Real. Pase profundo
para Rentería, remata
abajo, Viera rechaza y el rebote
le queda a Aguilar, que
solo la tocó hasta el fondo
de la red.

31 Gol de Junior. Centro rasante
de Otálvaro, que la defensa
cartagenera no atina a
despejar y Luis Páez aparece
oportuno para transformarlo
en gol.

SEGUNDO TIEMPO
12. Bacca remata de media
volea una pelota que Barahona
le bajó de cabeza. El disparo
salió desviado, pero le quedó
a Sherman, que no logró
detener la esférica.

17 Tercer gol del Real. En
el hueco que dejó Valencia,
José Nájera definió en el área
sutilmente y ajustado al palo
derecho del cancerbero.

30 Segundo gol de Junior.
Rafael Pérez le comete claro
penal a Luis Páez, que ejecuta
abajo, pegado al palo de Berbia,
que fue al otro costado.

37 Cuarto gol del Real. Tiro
libre potente de Pedro Tavima
en el que Sebastián Viera da rebote
y Palomino lo aprovecha.

39. Atajada salvadora de Berbia
tras riflazo de Víctor Cortés.

 

Por Rafael Castillo Vizcaíno

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.