Soldados estadounidenses participan en un ejercicio militar en Afganistán. "

Según el abogado del sargento Bales, el militar no recuerda casi nada de lo que ocurrió el 11 de marzo. Robert Bales, el soldado estadounidense sospechoso de haber llevado a cabo una matanza de civiles en Afganistán, será acusado de 17 cargos de asesinato, según informaron fuentes del Pentágono a la BBC.

Al sargento Bales se le acusa de haber atacado a los pobladores en sus casas en la provincia afgana de Kandahar el 11 de marzo. La mayor parte de las víctimas fueron mujeres y niños.

El militar puede enfrentarse a la pena de muerte si lo condenan. El sargento Bales puede ser también acusado de 6 cargos de asalto e intento de homicidio, le dijo un oficial del Pentágono a la BBC.
Los cargos se presentan oficialmente este viernes y el proceso se enmarca dentro del Código de la Justicia Militar.

El soldado es el único sospechoso conocido de la matanza, pese a las insistentes versiones afganas de que más de un estadounidense estuvo involucrado.

Bales está detenido en una instalación militar en el Fuerte Leavenworth, Kansas.

Su abogado dice que “no hay evidencia forense” contra su cliente y niega que se haya producido confesión alguna.

¿El final de una era?. El caso del sargento Bales fue la dramática guinda a una serie de errores que el ejército estadounidense ha cometido en Afganistán en los últimos meses, incluyendo la quema accidental de copias del Corán en una instalación militar de ese país.

La reacción a ese incidente, que incluyó una serie de violentos disturbios antiestadounidenses “hace sentir en Kabul que nos acercamos al final de una era, para lo que los afganos consideran la más reciente incursión extranjera en su territorio”, aseguró el enviado de la BBC a Afganistán Andrew North.

Y mientras muchos se preguntan si ya ha llegado el momento de acelerar la retirada estadounidense del país, algunas voces han llegado a establecer paralelos entre el conflicto afgano y la guerra de Vietnam, que para los estadounidenses es el paradigma de fracaso militar.

Tras la matanza de Kandahar el presidente estadounidense Barack Obama rechazó las comparaciones que algunos hicieron entre esos hechos y la tristemente célebre masacre de My Lai en Vietnam, un incidente ocurrido en 1968 que simbolizó el desastre político y militar que sufrió Washington en esa guerra hace más de cuatro décadas.

La posición de Obama al descartar la comparación es la correcta, aseguró el exvicesecretario de Estado estadounidense PJ Crowley en un artículo escrito para la BBC. Crowley recuerda que la matanza de cientos de civiles vietnamitas en My Lai fue perpetrada por una unidad del ejército estadounidenses mientras que las muertes de los 16 afganos ocurrieron “evidentemente a manos de un solo soldado”.

Si bien hay ciertos paralelismos, sostiene Crowley, siguen habiendo diferencias esenciales entre Afganistán y Vietnam.

Diferencias y similitudes La masacre de My Lai, Vietnam, en 1968 aceleró el rechazo de la opinión pública estadounidense hacia el conflicto.

Estados Unidos intervino en Afganistán por los atentados del 11 de septiembre de 2001, ataques reales en territorio estadounidense, subraya Crowley.

En Vietnam, la operación militar comenzó para hacer frente a una presunta amenaza comunista que después se consideró sobreestimada. Además, prosigue Crowley, el conflicto en Vietnam afectó a muchos más estadounidenses que la guerra de Afganistán.

EFE

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.