Por Irma, barranquillero rememora el paso del huracán Andrew en Miami

El barranquillero, en medio del temor que se siente hoy por el paso del huracán Irma, expresa que esta vez la comunidad está más preparada.

Lilibeth Hernandez Garcia
Preparando su casa para la llegada del huracán. Lilibeth Hernandez Garcia
Mundo

El barranquillero, en medio del temor que se siente hoy por el paso del huracán Irma, expresa que esta vez la comunidad está más preparada.

Fredy Macías tiene 39 años viviendo en USA. Llegó cuando apenas tenía 6. Hoy recuerda con nostalgia el paso del huracán Andrew, en el mes de agosto, de 1992. Lamenta que en aquella época, pese a escucharlo en noticias, no recibieron mayor información con anticipación ni medidas de precaución.

Recuerda que corrió en busca de un hospital para dejar a su esposa de aquel en entonces, porque recibieron una notificación de que las mujeres embarazadas debían quedarse en un centro médico para no poner en peligro su estado. La llevó horas antes a lo prognosticado al paso del huracan al Jackson Memorial Hospital de Miami, Florida.

A su regreso, dice, que los vientos eran muy fuertes, las calles estaban solas, las ramas de los árboles en el suelo y ya estaba interrumpido el servicio eléctrico.

En la madrugada, pasada las 2 am, Andrew empezó hacer estragos.

El barranquillero, en medio del temor que se siente hoy por el paso del huracán Irma, expresa que esta vez la comunidad está más preparada. “En aquel entonces no existían los ‘shutters’  (persianas para proteger puertas y ventanas) modernos como los de ahora, sino que había que ponerlos de madera”.

Compara y dice que de la tormenta de 1992 solo se supo una semana antes, “en ese tiempo solo tuvimos 48 horas para protegernos. Fue poco lo que pudimos preveer. No fue el tiempo suficiente, por eso los daños causados fueron estremecedores”.

Fredy, con la espontaneidad del barranquillero, dice que se resguardó en el baño, lugar recomendado por las autoridades, “a esperar lo que Dios quisiera”.

Describe que pese a estar en un apartamento, bien cerrado, se lograba escuchar el sonido del viento. “Sonaba como si un tren estrenduoso estuviera pasando. Por ratos se sentía como el aullido de un lobo. Todo se estremecía. Esa fuerte tormenta, recuerdo, duró como cuatro horas. Fueron momentos muy angustiosos”. Esto sumado a su preocupación de que su hija Priscila, quien hoy en día tiene 25 años, naciera antes de tiempo.

“El paso de la tormenta se sintió como si fuera una eternidad. No quisiera volverlo a vivir, todo ocurría en plena oscuridad, sin aire acondicionado, solo tenía una linterna”.

Fredy agrega que la realidad de hoy es totalmente diferente, sobre todo por la información previa que llega a traves de medios y redes sociales.

“Mientras Andrew transcurría yo estaba en el baño y solo me enteraba de lo que estaba ocurriendo afuera por un pequeño radio. Nada de celular como ahora, solo existían los Beeper pero los mensajes no llegaban porque empezaron a fallar las comunicaciones. Así que la incertidumbre era mayor”.

Lilibeth Hernandez Garcia

Hoy cubrió las ventanas y puertas de su casa con paneles de aluminio, tuvo días previos para asegurarlas. Él y su esposa Daneyis Perez compraron todo lo necesario para abastecer la alacena en caso de que Irma sea un huracán devastador. Afortundamente ha ido bajando de escala, a 3, y los vientos, aunque fuertes, vienen con menor intensidad.

Reitera y agradece la información compartida a través de los medios de comunicación y redes sociales. No le parecen exageradas las recomendaciones, porque es mejor estar advertido y no perecer por falta de información.

Descalifica a la gente que comparte videos que no corresponden a la realidad, y que solo sugestionan y crean temor. Espera que el Huracán Irma pierda fuerza y solo sea una tormenta pasajera que no cause muertos ni daños materiales. Que su paso sea todo lo contrario a Andrew. Y que al amanecer otras sean las noticias.

*Especial para EL HERALDO

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Mundo
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web