Mujer E Igualdad | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Cortesía Acnur
Mujer e Igualdad

Mayerlín Vergara: “Las víctimas no esperan”

Mayerlin Vergara Pérez, es educadora y ha dedicado 20 años de su vida a rescatar menores explotados sexualmente y víctimas de trata. 

Mayerlín Vergara Pérez prácticamente duerme con su teléfono porque no sabe en qué momento se presentará una emergencia con alguna víctima.

La ganadora del Premio Nansen 2020, algo así como el Nobel que entrega la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), que reconoce su compromiso en la lucha contra la explotación sexual infantil, llegó a Riohacha, capital de la Guajira, en el 2018. Su misión, en ese momento, hacer una caracterización para establecer la situación de violencia sexual de niños y adolescentes en esta región.

Aquí encontramos situaciones muy dolorosas, de niños y adolescentes que migran solos, pasaron las trochas, que no tenían donde dormir, ni qué comer, pero que también habían sufrido explotación sexual y tenían grandes afectaciones mentales”, explicó la mujer, oriunda del municipio de Ciénaga de Oro (Córdoba).

Sin embargo, dice que los menores también tienen una gran fuerza, mucha resistencia y sobre todo valentía a pesar del dolor que han vivido. “Esto nos enseña que sí es posible seguir soñando, seguir caminando y que nos podemos convertir en una sociedad justa que los respeta y los protege”, indicó.

Mayerlín agrega que desde que comenzó la pandemia, en la fundación no se ha parado de trabajar.

Las víctimas no esperan y en este tiempo hemos recibido unos 20 niños nuevos, pero lo que hemos detectado es que se ha aumentado la explotación sexual en el entorno digital, porque los niños están mucho más tiempo en internet”, dijo la ganadora.

Un riguroso programa diario repleto de terapia individual, sesiones grupales y actividades educativas, explica Acnur, proporciona a los niños y niñas orden y estructura al mismo tiempo que les brinda el espacio y el tiempo que necesitan para procesar su trauma. Un equipo de más de una docena de profesionales, entre profesores, un psicólogo, un trabajador social, un nutricionista y un abogado, está a su disposición para ayudarlos a reconstruir sus vidas, un proceso que generalmente toma alrededor de un año y medio. Una vez que pueden, los niños reanudan sus estudios y, a lo largo de los años, muchos han continuado para llevar carreras fructíferas.

“Tenemos tantas historias de éxito, tenemos chefs, diseñadores, enfermeras, médicos y contadores”, dijo Maye.

Comienzo accidental

Mayerlín llegó casi por accidente a la Fundación Renacer, al responder un anuncio clasificado para el puesto de educadora nocturna en un hogar residencial en Barranquilla. Tenía 23 años y, aunque no estaba calificada para la vacante, porque aún no había ido a la universidad, comenzó a trabajar la noche siguiente en su primer turno.

Tenía que supervisar a los menores que extrañaban a un miembro del personal que se había ido y por eso la rechazaron al principio.

“Ver más allá de la agresividad hasta el dolor en sus expresiones, ver sus almas, todo ese dolor, creo que eso fue lo que me hizo conectar con ellos y querer ser parte de su proceso de rehabilitación”.

La ganadora dijo que el premio lo usará en avanzar en la construcción de entornos protectores y sobre todo en la prevención. “Tenemos dos propuestas, pero una de ellas es comprar la casa donde funciona la fundación para darle sostenibilidad al proceso”, anotó.

“Maye ha arriesgado su vida”

El nombre de Mayerlín apareció en los principales medios y agencias de noticias del mundo.

“Maye”, como la llaman los niños y sus amigos, ha trabajado por más de dos décadas en el rescate de niños víctimas de redes de tráfico y explotación sexual, muchos de ellos refugiados, resaltó Acnur en un comunicado.

Destacó que la también educadora coordinaba desde Cartagena de Indias la actividad en la Costa de la Fundación Renacer que, en sus 32 años de existencia, ha asistido a más de 22.000 adolescentes y niños supervivientes de la prostitución y otros tipos de violencia sexual y de género.

Sin querer ahondar en las razones que la llevaron de la capital de Bolívar a  Riohacha, simplemente dijo que se enfrentó con una dura realidad que no le permitió volver a Cartagena.

“Personas como Maye muestran lo mejor del ser humano. Su valentía y su altruismo a la hora de rescatar y proteger a algunos de los niños más vulnerables del planeta son simplemente heroicos”, dijo al anunciar el premio el alto comisionado de Acnur, Filippo Grandi.

Según Grandi, “con su dedicación ha salvado las vidas de cientos de niños refugiados y les ha devuelto la esperanza en un mundo mejor”.

En la nota, la galardonada recordó que la explotación sexual tiene un enorme impacto emocional, psicológico y social en los menores.

“Nos encontramos con niñas que piensan que sus cuerpos, tan maltratados y objeto de abusos, ya no les pertenecen”, denunció.

Acnur subrayó que Maye en ocasiones ha arriesgado su vida durante su misión, la cual a menudo implica recorrer a pie remotas comunidades del noreste colombiano donde operan traficantes de personas.

Los niños bajo el cuidado de Mayerlín, expresó Acnur en su página web, han sido rescatados de las esquinas, burdeles y bares donde son forzados a la explotación sexual, a veces por redes de trata de personas, o han sido separados de familias distorsionadas por el abuso, por lo que han pasado por traumas casi inimaginables. “Su proceso de recuperación es largo y convulso”.

“La violencia sexual prácticamente ha destruido su capacidad de soñar. Les ha robado las sonrisas y les ha llenado de dolor, angustia y ansiedad”, dijo la defensora de derechos humanos.

Maye —señala la agencia de Naciones Unidas—  es una cristiana devota, ha respondido a innumerables llamadas nocturnas, ha escuchado miles de historias de completa miseria, ha tratado innumerables crisis y ha asumido decenas de misiones de reconocimiento de alto riesgo en puntos críticos de explotación sexual y prostitución. Ella se ha entregado incansablemente, saltándose vacaciones y otros hitos importantes con su familia, e incluso renunciando a la certeza de una noche de sueño completa durante años.

“Ella es su estrella del norte”, dijo Tashana Ntuli, oficial de protección de Acnur, la Agencia de la ONU para los Refugiados, en Riohacha. “Maye defiende a esos niños y sus derechos con uñas y dientes”, agregó.

Esta agencia, con sede en Ginebra, señaló que la labor de Vergara fue clave para que Colombia aprobara en 2009 dos leyes que supusieron un gran paso adelante en la lucha contra el tráfico infantil.

La primera de ellas imponía penas mínimas de catorce años de prisión para los condenados por este tipo de delitos, mientras la segunda castigaba también a los propietarios de establecimientos donde se cometieran.

La situación de los refugiados en Colombia, niños y adultos, se ha deteriorado en los últimos años, con la llegada desde 2015 de alrededor de 1,7 millones de personas de la vecina Venezuela, algunas de ellas en situaciones desesperadas que las convierten a menudo en presas fáciles de las redes de tráfico.

De acuerdo con datos de las autoridades colombianas, las víctimas de estas redes han aumentado un 23 por ciento en el último lustro.

El galardón anual de Acnur, otorgado por primera vez en 1954, toma su nombre del explorador noruego y pionero en la lucha por los derechos de los refugiados Fridtjof Nansen (1861-1930).

En años recientes lo han conseguido, entre otros, el equipo de voluntarios que en Grecia ayudó a atender la crisis de refugiados de 2016 o la organización colombiana Mariposas de Alas Nuevas, por su asistencia a las mujeres desplazadas.

El Premio Nansen para los Refugiados será presentado por Acnur, la Agencia de la ONU para los Refugiados, en una ceremonia virtual el próximo 5 de octubre.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Abuso de menores
  • Abuso sexual
  • Acnur
  • Explotación sexual
  • ONU
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web