El Heraldo
Diagonal al acueducto de Suan se aprecian un grupo de islotes por el bajo nivel del río. Andrés Rodríguez
Barranquilla

En 13 días río Magdalena pierde 40 centímetros

Pasó de tener 2,08 metros el 5 de enero pasado a estar ayer en 1,68. El viernes se iniciará bombeo desde el Canal del Dique a El Guájaro.

El nivel del río Magdalena continúa con su implacable descenso en el Atlántico, por el efecto de la terrible sequía que ocasiona el fenómeno de El Niño. La estación San Pedrito, en Suan, marcó ayer la cota más baja para un 18 de enero en los últimos 8 años, según los datos que reveló Gaspar Pino.

Desde que EL HERALDO publicó el pasado 6 de enero la aparición de las primeras islas al frente del muelle del municipio, han pasado 13 días. En ese corto tiempo el caudal pasó de 2,08 metros a tener ayer 1,68, una diferencia de 40 centímetros.

El retiro de las aguas ha permitido que nuevos islotes (ver fotografía) aparezcan en diferentes puntos del río. Esta situación genera un problema de navegación en la zona, porque se desconoce en que lugares específicos están estos bancos de arena, como lo señaló Álvaro Ramos esperando pasajeros en el embarcadero.

El lanchero de 40 años manifestó que temen perder sus sustento si el río sigue bajando, porque perderían la fuente de trabajo que les queda, ya que no consiguen suficientes peces en el río y la fuerte sequía amenaza con un semestre sin cultivos como el maíz, la yuca, la batata y el fríjol.

“¿Si nos quedamos sin el agua para transportar qué vamos a hacer?”, se preguntó Ramos y como en un monólogo, enseguida responde: “Será cargarlos para que no se ensucien de barro”.   

La situación toma un cariz más alarmante porque las proyecciones no son nada alentadoras: el nivel está a 28 centímetros del mínimo histórico, que fue un 1,40 metros en febrero de 2010.

En las estadísticas que guarda en su casa de Santa Lucía, el encargado de medir el cuerpo de agua tiene consignado que en 2008 estaba en 6,68 metros, nivel que mantuvo en 2009 con 6,96.

En 2010, sin embargo, hubo un considerable descenso a 2,12 metros, debido a que también hubo un fuerte Niño. Hay que recordar que ese año el sur del departamento estuvo en los dos extremos, pasó de una fuerte sequía en los primeros meses a una inundación de cinco municipios (Santa Lucía, Campo de la Cruz, Manatí, Candelaria y Repelón) a finales del año.

La cota elevada se mantuvo durante los dos años siguientes: en 2011 estuvo en 7,52 y en 2012 en 7,38 metros. En 2013 volvió a bajar a 2,32 y subió moderadamente en 2014 con un nivel de 4,27. Finalmente, el año pasado volvió a bajar a 2,87 metros hasta el drástico descenso en el que estaba ayer: 1,68.

Distritos de riego. Además de la afectación a los pescadores y lancheros, el otro grupo que está padeciendo el fenómeno de El Niño son los campesinos.

La poca lluvia que cayó en la estación invernal de 2015 no alcanzó a llenar los jagüeyes ni los pozos de la zona, por eso están dependiendo de los distritos de riego, indicó Gustavo De la Rosa.

“La situación será más crítica, siempre y cuando el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder) y el ministerio de Agricultura, no draguen el distrito de riego Suan - Santa Lucía”, expresó el inspector de Suan.

En la estación San Pedrito  está la bocatoma de ese canal. En una visita que realizó EL HERALDO, se constató que de las cuatro rejillas solo una está funcionando y llevando agua por la canaleta hasta las zonas más alejadas del río. Dos de las entradas, en los extremos, están taponadas con sedimentos, troncos y basuras.

“Ahora solo está trabajando una de las bombas. De las otras tres, una está dañada y las dos que trajeron nuevas no pueden ponerse enfuncionamiento porque los distritos de riego no tienen los niveles suficientes para mandar agua al canal principal”, manifestó De la Rosa.

La necesidad que tienen ahora los campesinos del sector es que haya un dragado para retirar el barro que impide la entrada del líquido. Afirmó el Inspector que el Incoder es la entidad encargada de administrar el lugar “pero lo tiene en completo abandono”.

La preocupación aumenta porque la entidad está en proceso de liquidación y el ministerio de Agricultura no se ha apersonado de la situación.

“Urge que el Estado mire hacia los campesinos del Atlántico, porque con esta sequía la situación se va a agravar y vamos a pasar hambre”, sentenció el inspector De la Rosa.

Bombeo a El Guájaro

La Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA) anunció ayer la instalación de del sistema de bombeo para pasar agua del Canal del Dique hacia el embalse de El Guájaro, para mantener el nivel del cuerpo de agua durante los niveles críticos del fenómeno de El Niño. El sistema trabajará con cuatro bombas tipo flotantes de la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo, que tendrán durante 4 meses el mantenimiento y la operación de la CRA. La corporación invirtió cerca de $2.000 millones de pesos. Edinson Palma, subsecretario departamental de Gestión del Riesgo, manifestó que esperan estar trasladando el líquido el viernes ya que el nivel de la laguna está en 2,61 metros y mantiene un ritmo de descenso de un centímetro cada 2 días.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.