El Heraldo
Nina Murgas Zuleta fue una de las participantes más ovacionadas del evento. Jhon Robledo
Entretenimiento

En Patillal, 25 composiciones compiten por la canción inédita

Este corregimiento del Cesar fue por primera vez sede del concurso. La plaza Freddy Molina recibió a hombres y mujeres en la “Tierra de los compositores”.

El corregimiento de Patillal, ubicado al norte de Valledupar, históricamente conocido como la “Tierra de los compositores”, se convirtió desde el pasado viernes en el epicentro del concurso de la Canción Inédita del Festival de la

Leyenda Vallenata, certamen que reúne a los compositores de diferentes partes del país para dar a conocer al público los estribillos que crearon para competir por esta corona.  

Al llegar al parque central del pueblo donde nació el maestro Rafael Escalona, se observa un monumento con ocho monedas doradas, en las que están grabadas los rostros de ocho compositores nacidos allí. En el respaldo, cada creador tiene un verso de su canción más emblemática. 

Escalona, Octavio Daza, Tobías Enrique Pumarejo, Fredy Molina, José Hernández Maestre, José María ‘Chema’ Guerra, José Alfonso ‘Chiche’ Maestre y Julio García, son los protagonistas de estas monedas, demostrando así que esta es una tierra fecunda para la música.

Allí, a 25 kilómetros de la capital cesarense se cumplió hasta ayer, en la recién inaugurada plaza ‘Freddy Molina’, la primera ronda de la Canción Inédita con 62 canciones (10 merengues, 34 paseos, 9 puyas y 9 sones). Al final, solo 25 canciones siguieron en competencia

Este año están en la disputa compositores de renombre como Wiston Muegues y Félix Carrillo Hinojosa. Ambos, ya han sido reyes y aspiran a repetir su hazaña.

El amor de padre

En la tarima Octavio Daza, la primera en subir a escena para continuar la primera ronda fue la cantautora Nina Murgas Zuleta, de 18 años, quien a las 10:22 a.m. interpretó el paseo La esencia de mi ser, que dedicó a su papá, el también cantante Jimmy Murgas. 

“Encajo la magia del Festival Vallenato y además le expreso a mi viejo lo orgullosa que vivo de ser su hija. Mi padre es mi gran amor y como es la primera vez que me presento en este concurso, escogí un tema alusivo a él. Desde los siete años estoy componiendo y vine a representar al género femenino, estamos al poder y más que competir entre tantos hombres, estoy cantando mi letra para demostrar que las mujeres estamos llenas de sentimiento y de talento”, dijo la joven valduparense que lamentó que su padre no la pudo acompañar.

Otra de las mujeres que tuvo como inspiración a su padre fue la bogotana Paula Rojas, de 20 años, quien se presentó con el paseo Forastera, en el que cuenta cómo se enamoró de este folclor.

“Mi pasión por la música Vallenata nace por mi padre (Luis Rojas) quien me arrullaba cantándome temas como Tu serenata de Diomedes Díaz, allí nació todo. A los 16 años comencé a tocar acordeón en la Academia de Eibar Gutiérrez y luego empecé a cantar”, explica la joven de ojos miel.

Por su parte, Luis Rojas, el orgulloso padre al que su hija le canta, se mostró muy emocionado al verla en la tarima.

“Esto es un sueño cumplido, aún no puedo creer que ella esté cantando y hable de ese amor por el vallenato que le transmití desde que estaba en la barriga. Yo soy de Pamplona (Norte de Santander), pero eso no ha sido impedimento para vivir apegado a este género”.

Su canción, al igual que las demás, fueron evaluadas por el jurado integrado por Enrique Cabas Pumarejo, Everardo Armenta y Mateo Torres.

Lo que cuesta presentar una canción

El destacado compositor Félix Carrillo Hinojosa, a quien destacadas figuras del folclor le han grabado 252 canciones, entre ellas clásicos como Mi reina, interpretado por Diomedes Díaz, Poncho Zuleta y Beto Zabaleta, contó lo costoso que resulta participar en este certamen. Este folclorista que también hace parte del Consejo Directivo de Sayco participa con un Son en tono menor que se llama Tú y mi folclor. 

“Este proceso se lleva mínimo dos meses, hay que escoger bien al cantante y el grupo que te la va a interpretar para que se apropien de ella, a ellos les debo pagar tres millones de pesos. En alimentación y transporte se van otros dos millones. Ahora, yo vengo de Bogotá y eso incrementa más los costos. El premio al final son unos 10  millones de pesos, entonces hacemos un llamado a las directivas del Festival para que incentiven a los concursantes, porque prácticamente lo hacemos por gusto”, dijo el Rey de la Canción Inédita en 1999 con el son Mi pobre acordeón.

Visitantes

Entre los turistas que arribaron ayer a este corregimiento se destaca un grupo de 13 mujeres que viajaron desde Bayunca (Cartagena), lideradas por la gestora cultural Estela Marrugo Díaz. 

“Hace cuatro años estamos haciendo estas rutas culturales para conocer lugares tan emblemáticos como este, donde han nacido los grandes compositores del vallenato. Ha sido muy acertado que por primera vez se haya trasladado el concurso de la Canción Inédita. El pueblo está muy hermoso y limpio”, dijo la mujer.

Un aspecto para destacar en la plaza ‘Freddy Molina’ de Patillal fueron las carpas que instalaron en los alrededores y la silletería, aspecto del que carece la Plaza ‘Alfonso López’ de Valledupar donde se cumple el concurso de acordeoneros profesionales. Hoy en Patillal se desarrollará la segunda ronda del concurso.

Turistas se toman fotos con monumentos en forma de monedas, que llevan a compositores patillaleros.
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.