Deportes | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Todas las actividades deportivas quedaron suspendidas debido a la propagación del coronavirus.
AFP
Deportes

Las otras caras golpeadas por el coronavirus en el deporte

Además de los deportistas, hay otros actores secundarios que se ven afectados con el cese de actividades.  Muchos tratan de reinventarse para no sentir el duro golpe al bolsillo.

El deporte no logró gambetear al coronavirus y terminó bajando los brazos para aceptar, momentáneamente, su derrota.

Deportistas, técnicos y dirigentes ven frenado hoy todo el calendario a raíz de la propagación del Covid-19, la pandemia que obligó al Gobierno colombiano a frenar cualquier tipo de evento masivo que congregue a más de 500 personas.

Pero no solo los deportistas lamentan el cese de actividades. Los actores secundarios, esos que están detrás de bambalinas, pero que también son importantes y hacen parte del negocio, sufren hoy los golpes del virus al deporte, porque si no hay torneos no pueden desarrollar sus actividades, esas que les sirven de sustento diario para ellos y sus familias.

EL HERALDO dialogó con varios de estos personajes —árbitros, umpires, vendedores, organizadores, periodistas y entrenadores— para conocer, medianamente, la dimensión de esta problemática, que por ahora no tiene una solución a la vista.

Eso sí, todos —absolutamente todos— están de acuerdo con las medidas adoptadas, así con ellas se vean afectados. El bien general prima sobre el bien particular.

Mientras todo vuelve a su cauce normal, la mayoría trata de reinventarse, buscando nuevas maneras de subsistir. Al final esperan que todo pase y que pronto cada uno retorne a sus actividades.

La suspensión de la Liga los agarró en ‘fuera de lugar’
No habrán más partidos en el estadio Metropolitano hasta nueva orden. Archivo

Por: William González Badillo - Twitter: @wigoSports

El mundo del fútbol frenó en seco por culpa del coronavirus y dejó muchos dolientes, más allá de jugadores, técnicos, clubes y directivos. Los actores secundarios del “deporte más popular del mundo” hoy lamentan la suspensión de todos los torneos y ruegan porque esta pandemia que afecta al planeta no les termine ‘metiendo un gol’ a su economía.

Más allá de un balón y once jugadores en el campo, hay personas que día a día se aferran al fútbol como medio para subsistir. Los árbitros, los vendedores de comidas y bebidas en el estadio, los periodistas, las mascotas, los animadores —entre muchos otros—, todos se ven afectados por este frenón obligado y necesario de actividades.

“Como 500 familias se ven afectadas con esta suspensión del campeonato. Cada vendedor tiene su familia, cada cafetero tiene su familia. Nosotros esperamos que todo esto pase rápido, porque en realidad nos vemos perjudicados. Nunca antes habíamos vivido algo así, no estábamos preparados”, manifestó Álvaro José Olmos Bermejo, quien es el encargado de manejarles todas las cafeterías al Junior durante los partidos que se jueguen en el estadio Metropolitano.

“Somos conscientes que es algo que afecta al mundo, que no depende de nadie. Solo toca pedirle a Dios que esta crisis se supere pronto y todo vuelva a la normalidad. El fútbol, más allá de un simple deporte, es nuestro medio de subsistencia. Por ahora toca trabajar en otras cosas, porque no podemos darnos el lujo de quedarnos con los brazos cruzados esperando que todo esto pase”, agregó.

Así como los vendedores, otros actores que viven del fútbol ruegan que todo vuelva pronto a la normalidad. Los árbitros, por ejemplo, también ven afectados sus bolsillos con esta suspensión. A cada uno le pagan por juego dirigido y sin fútbol es una entrada que se cierra para sus hogares.

“En estos momentos nuestros ingresos, por ese lado, están frenados. Yo, gracias a Dios, tengo mi entrada por otro lado, porque laboro como profesor en un colegio. Si no fuera por ese trabajo en este momento mi situación fuera más complicada”, manifestó un árbitro de la Liga que prefirió reservar su identidad.

A pesar de que se ven directamente afectados, todos son conscientes que la suspensión de todas las actividades deportivas es la solución más sana en un momento tan complicado como este.

“Uno tiene que aceptar estas decisiones porque el coronavirus es algo que está afectando a todo el mundo. Nosotros no podemos ser ajenos a nuestra realidad. Son medidas que se están tomando a nivel mundial y acá también debemos tener prevención para evitar que el virus se siga expandiendo. Hay que tener paciencia y fe. No es fácil sobrellevar esto, pero toca aceptar esta realidad y seguir en la lucha”.

La prensa es otro actor secundario que se ve obligado a reinventarse. Las transmisiones radiales, que sobreviven gracias a las pautas publicitarias, han sentido el golpe de inmediato.

“Este cese de actividades es una carambola que termina afectando las transmisiones deportivas. Yo sostengo a mi familia básicamente de lo que produce mi trabajo como narrador. Uno vive de unos contratos con anunciantes y si tú no les anuncias a las empresas pues qué le vas a cobrar”, manifestó Ramiro Jiménez, narrador que acompaña al Junior no solo en Barranquilla sino en todas las plazas del país donde actúa.

“De momento estoy a la expectativa de lo que ocurra. Esto en  mi caso no es nuevo, ya me ocurrió en el año 89, cuando hubo la cancelación del torneo por la muerte del árbitro Álvaro Ortega. Estoy pensando que si este periodo se alarga tendré que entregarme más a mi otra carrera profesional, que es la abogacía”, agregó.

Johan Cassiani, del programa Contacto Deportivo y de la trasmisión La Selección Deportiva, cree que la prensa en momentos como estos debe reinventarse.

“Si la cosa se agrava hemos pensando en hacer una radio revista. Nosotros como periodistas somos polifacéticos. Si no hay fútbol debemos entregarles a nuestros oyentes un nuevo producto. Tenemos que inventarnos otras alternativas, porque el golpe a nuestra economía es muy duro”, concluyó.

No solo los hinchas y los futbolistas ruegan porque toda esta marea pase. Detrás del fútbol hay muchos actores que viven de él y que hoy están a la deriva.

El Covid-19 sacó del estadio al béisbol
Jorge Martínez (53 años), umpire barranquillero. Archivo particular

Por: William González Badillo - Twitter: @wigoSports

Quizá el golpe económico en Barranquilla no sea el mismo que en el fútbol, pero también tiene sus dolientes. El béisbol es otra de las víctimas del coronavirus en Colombia y el mundo.

En Estado Unidos se aplazó el inicio de la de la temporada de la MLB (Major League Baseball), previsto el 26 de marzo. En Colombia el golpe no fue tan duro, porque ya el campeonato culminó en enero, cuando aún no había estallado la crisis sanitaria.

Pero a pesar de eso, el rey de los deportes sintió el coletazo, cancelándose varios torneos y congresos, como por ejemplo el Pre-Olímpico de Béisbol de Las Américas.

Jorge Martínez, umpire barranquillero, fue uno de los afectados. No solo porque se corta un poco el trabajo en los distintos torneos nacionales y departamentales, sino porque no podrá asistir al Congreso Latinoamericano de Pequeñas Ligas, que se desarrollaría del 3 al 5 de abril, en San Juan de Puerto Rico

“Nos informaron que se aplazaba. Además, todos los torneos regionales fueron cancelados y estamos a la espera de lo que pueda suceder”, expresó.

A Martínez, de 53 años, le preocupa que la propagación de coronavirus evite que se realicen los “campeonatos mundiales o las series mundiales de pequeñas ligas”.

“Si no hay torneos latinoamericanos, por primera vez en 76 años de pequeñas ligas no habría campeonatos mundiales o las series. Se está analizando ese hecho. Esperemos que no lleguemos hasta allá, pero si no hay torneos latinoamericanos, sino no hay torneos internacionales, lo más seguro es que no haya series mundiales, porque esos son los torneos que te dan los cupos en las diferentes categorías. Eso sería una pérdida considerable, no solo deportiva sino económica”, manifestó.

Aplazado preolímpico. La Confederación Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC) y el Comité Organizador de USA, decidieron aplazar el Torneo Pre-Olímpico de Las Américas, previsto inicialmente del 22 al 26 de marzo en Arizona con la participación de ocho equipos.

El clasificatorio de Las Américas tenía como sede las ciudades de Tempe y Surprise, en Arizona, luego de consultar con las autoridades nacionales y locales de la salud, se determinó postergar el evento.

Los ocho equipos participantes: Estados Unidos, Colombia, Puerto Rico, República Dominicana, Nicaragua, Cuba, Canadá y Venezuela, buscaban en el caso del campeón, el cupo directo a los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

La Confederación Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC) anunciará en su momento las fechas y sedes del Clasificatorio de Las Américas 2020.

El béisbol también siente los embates del Covid-19.

El Parque de Raquetas, como un pueblo fantasma
Dilia Esther Posso atiende su cafetería en el desolado Parque de Raquetas. Hansel Vásquez

Por: Edson Cabeza Jabba  -  Twitter: @ECabezaJabba

El reloj marca las 11:26 minutos y el Parque de Raquetas parece un pueblo fantasma. Solo dos tenistas se encuentran conversando, un profundo contraste a lo que sería una jornada sabatina de tenis en este complejo deportivo.

Dilia Esther Posso, ama de casa que arrendó la cafetería para vender frutas, empanadas y jugos hace tres años, no sale de su asombro. Sus ventas han decaído porque no tiene a quién vendérselas. Su famoso jugo de níspero, fruta que seduce a los extranjeros y a los mismos locales, está bajo llave.

“Esto ha estado completamente solo. La gente está con mucho miedo de traer a sus niños. Los sábados los profesores dan clases a los pequeños y las mamás no los quieren traer. Tenemos una problemática muy triste. Estoy muy preocupada”, expresa Dilia Esther.

La vitrina donde exhibe sus arepas o empanadas está vacía. Hay menos bananos que de costumbre y la licuadora no suena. El próximo 5 de abril Dilia Esther deberá pagar el canon de arrendamiento de un millón de pesos y hasta la fecha no lleva ni la mitad del dinero. 

“No he podido reunir la plata. A mí me toca pagar los 5 de cada mes. A esta fecha, casi mitad de mes, yo voy reuniendo mi dinero y llevaría un poco más de la mitad, pero con esta soledad, la cosa está difícil. Un sábado, normalmente, me podría hacer unos 250 o 300 mil pesos, pero ahora no logro ese monto”.

A Dilia, hasta ahora, nadie le ha dicho que deberá cerrar su lugar de trabajo. Ella, a pesar del duro presente que atraviesa el mundo por la pandemia del coronavirus, sigue preparando sus batidos y arepas de huevo, la especialidad de la casa.

“Nunca imaginamos que esto pasaría. De hecho, en los 15 años que llevo trabajando con personas del tenis, esto nunca había ocurrido. Igualmente pienso, que si esto sigue así, van a cerrar el Parque de Raquetas porque aquí se reúnen  más de 500 personas”, agrega.

Del 26 al 29 de marzo se realizaría en estas canchas de pista dura, el Torneo Barranquilla Open Copa Cediul, certamen para tenistas en silla de ruedas. Este evento recibiría a 25 deportistas extranjeros, provenientes de 15 países. “Me quedé con las ganas de que los tenistas extranjeros probaran algunas de nuestras frutas como la fresa o el pomelo. Se iba a realizar un certamen G4 y el Mundial de Tenis en silla de ruedas y esa cancelación sin duda nos afecta. Ahora no sabemos cuándo se va normalizar todo”.

Barranquilla, hasta hoy, es una de las ciudades en la que el Covid-19 no ha aterrizado.  Hay medidas preventivas y muchas alarmas en toda la ciudadanía. Sin embargo, mientras todo se normaliza, Dilia Esther seguirá tratando con una sonrisa para sobrevivir en un ‘pueblo fantasma’.

Los puños en Barranquilla, contra las cuerdas
Miguel Guzmán en el ring donde se haría el torneo. Hansel Vásquez

Por: Edson Cabeza Jabba - Twitter: @ECabezaJabba

Uno de los hombres que más se preocupa por el boxeo atlanticense es el entrenador Miguel ‘Ñato’ Guzmán. En su gimnasio, ubicado en el barrio La Magdalena, se forman los pegadores del mañana y también se mantienen los exponentes del presente.

Guzmán tenía previsto realizar, del 27 al 29 de marzo, la segunda edición del torneo ‘Boxeo sin Fronteras, evento avalado por la Liga de Boxeo del Atlántico y apoyado por Pueblo Boxing, firma de origen mexicano.

“La verdad estoy con tristeza porque el 25 de marzo me llegaba la gente de los Estados Unidos con toda la implementación del torneo. Venían delegaciones de Bogotá, Santander, Cúcuta, Chocó, Magdalena, Córdoba, en fin, de todo el país. Desafortunadamente salió la noticia del virus y lo que emitió el gobierno de que no pueden haber más de 500 personas en eventos público impidió la realización del torneo. Esto nos ha golpeado duro, es algo, que pienso yo, y no es que esté ajeno a las cosas, que le han dado mucha trascendencia en los medios de comunicación y en las mismas redes. Yo he escuchado médicos y científicos y no es como se piensa, el drama que se está haciendo. Lógicamente hay que tomar las precauciones necesarias, pero nos golpea”, expresó Guzmán.

Además de la cancelación del evento pugilístico, que trae consigo la pérdida de dinero en contratos con hoteles y logística, el ‘Ñato’ Guzmán perdió la preparación de tres de sus pegadores, quienes pelearían en Puerto Rico y Francia, el 28 de marzo.

“De este evento de ‘Boxeo sin Fronteras’ tenía todo listo, hotelería, logística, el espacio a la prensa, todo. Yo pienso que el golpe ha sido para todos y me iban a pelar dos pegadores en Puerto Rico y uno en Francia. Este es un dinero que no entra, estamos sacando y nada de dinero entra. Los pegadores que iban a pelear en Puerto Rico eran Rodolfo ‘Papo’ Puente y Likar Ramos. En Francia pelearía Álex Therán”.

Pese a que no hay aún una fecha del día y la hora en que el deporte mundial se normalizará, el ‘Ñato’ sí tiene claro que su torneo “va porque va”.

“El torneo va porque va. Esta es la segunda versión y este año nos hemos organizado mejor porque todos los que se suban al ring deben tener mínimo 10 peleas. Vienen más delegaciones del país, un pegador de la República Dominicana, tres de Caracas. En fin, este torneo ya se volvió internacional y me duele que los entes gubernamentales no le den el apoyo necesario”.

En sus 31 años de experiencia dentro del deporte de las ‘narices chatas’, Miguel Guzmán jamás había pasado por una situación similar. Está estupefacto, pero confiado en que todo mejorará.

“Nunca había vivido algo igual, pero el deporte y el boxeo, la felicidad de todos, volverá”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más noticias de:

  • Béisbol
  • Boxeo en Barranquilla
  • coronavirus
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web