El Heraldo
De a poco, tenistas profesionales y aficionados han regresado a la actividad tenística.
Foto: Johnny Olivares.
Deportes

La alegría del regreso del tenis a Barranquilla

La comunidad del deporte blanco acudió feliz y ansiosa al primer día de reapertura de las canchas. Se presentaron 180 solicitudes de turnos para jugar.

El reloj marcaba las 4 de la mañana. Aún faltaba una hora para que la alarma sonara y dos para que las canchas de tenis en Barranquilla le dieran, tras cinco meses, la bienvenida a los deportistas aficionados.

Samir Villa Acosta no podía disimular la emoción. Ni siquiera en estado de sueño. A falta de 120 minutos para la reapertura del tenis en la ciudad, el desespero le ganó la partida. Abrió los ojos en plena oscuridad y vio lo que marcaba el despertador: 4 en punto de la mañana, del 26 de agosto de 2020.

Después de cinco meses con los parques de tenis cerrados, este miércoles, la Alcaldía Distrital permitió su reapertura bajo estrictas medidas de bioseguridad. Los practicantes incondicionales de esta disciplina no iban a perderse la cita. 

Samir y sus compañeros no veían la hora de ir a jugar. “Soñé que no había puesto bien la alarma y que me iba a perder el primer partido tras cinco meses sin jugar. El nerviosismo me despertó y me tocó esperar dos horas más hasta las seis”, afirmó en charla con EL HERALDO.

Las 6 a.m. era la hora dictada. En ese momento, los tenistas que previamente habían reservado una cancha y cumplieran con los protocolos establecidos, iban a volver a disfrutar de este deporte.

La otra cara de la moneda manejaba los mismos matices: felicidad y ansías. Pacientemente, Juan Abuchaibe, presidente de la Liga de Tenis del Atlántico, y Antonio Cordonnier, director deportivo, se preparaban para el regreso del deporte blanco en la ciudad. 

Desde el 26 de agosto, los tenistas pueden ir a las canchas a jugar de forma recreativa. Foto: Johnny Olivares.

“El alcalde y la Secretaría de Deportes nos dieron el aval para abrir las canchas el martes a las 2 de la tarde. A las 5 ya teníamos 180 solicitudes de reserva para jugar”, aseveró Abuchaibe.

La necesidad de tenis para quienes lo juegan en Barranquilla quedó marcada desde el mismo momento en que se dio el aval para el regreso. Nada podría evitar y acabar con el deseo de quienes hacen parte de esta religión.

¿Religión el tenis? Así lo afirma Jorge Peña, uno de sus abanderados, quien a primera hora estuvo puntual para el reencuentro. “El tenis no es un deporte. Es una religión. Es un modo de vida, para nosotros jugar es necesario. No solo por la actividad física, sino por el vínculo que hemos creado todos los que venimos día a día”.

Antes de que el reloj marcara las 6 de la mañana, un invitado indeseado apareció en el Parque de Raquetas. La madre naturaleza dijo presente. Nubarrones con cara de pocos amigos, grises, como si anticiparan un aguacero, se posaron sobre el escenario deportivo. Así, con esa carta de presentación, fueron recibidos los tenistas aficionados de la capital del Atlántico.

Empezaron a caer gotas sobre las canchas. Esto, sin embargo, no fue suficiente para calmar el júbilo de volver a la pista. Con herramientas en mano, junto a Cordonnier, director deportivo de la Liga de Tenis, secaron las canchas para su uso.

“Estamos contentos por el regreso del tenis social. También había ansiedad, incluso nos llovió en el inicio. Secamos nosotros mismos las canchas”, confesó el dirigente.

El escenario tenístico estaba listo y sus actores también. El regreso del tenis aficionado en Barranquilla ya es una realidad. 150 días pasaron y con ellos quedó atrás el nivel de juego, el timing, el estado físico y los reveses al mejor estilo de Roger Federer.

Jorge, Samir y sus compañeros lo vivieron felices. Fallaron puntos increíbles; devolvieron pelotas a la malla; y se dieron cuenta de que llegar de línea a línea era una tarea imposible de realizar después del parón.

Samir Villa es uno de los muchos apasionados por el tenis en Barranquilla. Cortesía.

“Yo me subí 12 kilos. Me duelen los pies, hombros y espalda. Los zapatos me estaban matando pero volver a jugar lo hace a uno sentirse realizado. Sinceramente es como el nacimiento de un hijo”, comentó Jorge, uno de los líderes de un grupo de tenistas senior que cuenta con setenta integrantes.

Cinco meses sin tocar una raqueta no iban a pasar en vano. La emoción por el regreso fue tanta que Samir y su rival volvieron en la tarde a jugar. “Jugué dos veces. Estoy estático, fuera de forma, pero es muy grato el regreso del tenis”, agregó.

Un protocolo por cumplir

La reapertura de las canchas de tenis en Barranquilla llegó con medidas estrictas bajo el brazo. Para poder reservar y jugar, primero la persona debe inscribirse en la página de la Federación Colombiana de Tenis. Tras ese formulario, el ente organizador entrega un carnet digital. Esa identificación es necesaria para jugar.

Una vez estando en la cancha, al tenista se le tomará la temperatura y habrá un proceso de desinfección de la pista. El jugador deberá desinfectar sus zapatos y el calentamiento será de manera individual en una zona delimitada. No habrá caddies y el máximo de personas dentro de la cancha es de dos.

Alivio económico para muchos

El regreso del tenis es la luz al final del túnel para entrenadores, recogepelotas y la gente que vive de este deporte. La reapertura brinda un ingreso económico en clases y servicios necesarios para practicar esta disciplina.

“Es un respiro para las cientos de familias que viven de esto”, aseguró Cordonnier, quien explicó que tratarán brindarán un auxilio económico a los caddies mientras pueden volver a entrar en acción.

Mensaje a la prudencia

Con los deportistas aficionados practicando, las voces de apoyo son incontables. Dirigentes, tenistas profesionales y amateurs se han unido para enviar un mensaje de prudencia y cuidados a todos los que vayan a disfrutar en este regreso. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.