Caliwood se queda sin rebeldes con el fallecimiento de Luis Ospina

El director y guionista falleció en Bogotá donde estaba radicado hace varios años.

Más contenidos
Cultura

El director y guionista falleció en Bogotá donde estaba radicado hace varios años.

“Me siento un poco como recogiendo los pasos”, dijo Luis Ospina en una entrevista que le dio a EL HERALDO en el mes de marzo del año 2014. El cineasta caleño, hoy fallecido por causas que aún no se han podido determinar con certeza, se alojaba en el Hotel El Prado, invitado por el también extinto Festival Internacional de Cine de Barranquilla (FicBaq).

En la entrevista Ospina cuenta que antes de ese 2014 se había alojado en el icónico hotel junto a su padre cuando apenas tenía 11 años.

“En esa época el hotel me parecía inmenso, casi que infinito, porque recorría y recorría todos los pisos y los corredores y no se terminaban”, dijo en ese momento el director y realizador caleño cuyos días de existencia material acaban de terminar.

Ospina hace parte de una generación gloriosa del cine colombiano y caleña. Junto a Carlos Mayolo, Ramiro Arbeláez y Andrés Caicedo revolucionaron la industria en la década de 1970 en lo que se conoció como “Caliwood”. Juntos impulsaron el Cine Club de Cali y la revista Ojo al cine.

Precisamente su último documental, Todo comenzó por el fin (2015), es la fotografía del “Grupo de Cali”, o “Caliwood”, del que él fue pieza fundamental.

Las imágenes siguen a “un grupo de cinefilos, que en medio de la rumba y del caos histórico de los años 70s y 80s, lograron producir un corpus cinematográfico que ya hace parte fundamental de la historia del cine colombiano. A su vez (el documental) es la historia clínica del propio realizador, quien se enfermó gravemente durante la producción del film. Es la historia de un sobreviviente”, reza en la sinopsis de la cinta.

Sobre sus dos grandes amigos, Mayolo y Caicedo, Ospina le dijo a EL HERALDO que se sentía “muy afortunado de haberlos conocido a los dos”. Por un lado, de Andrés siempre pensó “que era un genio” y por otro lado, Carlos “era genial”.

“Como cineasta soy un producto de los años 60s y 70s. En la memorable fecha de mayo del 68 me gradué de bachiller y fui a California a estudiar cine, primero a USC y luego a UCLA. Como bien es sabido esos eran años de rebeldía y revolución en casi todo el mundo. Durante mis cuatro años de estudios participé en el movimiento estudiantil y asistí a diversos grupos de estudios marxistas y anarquistas. También colaboré en varias películas militantes que se hicieron cuando los de la escuela de cine de UCLA nos declaramos en huelga y nos tomamos los equipos de la universidad. Todos pensábamos que podíamos cambiar el mundo”, contó Ospina en una reseña que publicó Proimágenes.

Pura sangre (1982) y Soplo de vida (1999) fueron los largometrajes que dirigió. La primera fue una película de terror protagonizada por  Carlos Mayolo, Florina Lemaitre, Humberto Arango, Luis Alberto García y Gilberto Forero.

El filme narra la historia de un anciano adinerado que padece de una extraña enfermedad que solo puede ser controlada mediante constantes transfusiones de sangre proveniente de jóvenes y niños, dice en su sinopsis.

En su momento el actor, guionista y director Diego León Hoyos escribió que "en los documentales de Mayolo y Ospina el lenguaje cinematográfico escudriña en las cosas a la búsqueda de lo absurdo, del quiebre que produce el desenmascaramiento y a la vez la risa. El humor se convierte en arma política sin llegar a plegarse al mensaje propiamente político: por una parte, recrea el espectáculo del mundo; por otra, corroe, da rabia".

Entre sus producciones también se encuentran cortometrajes como Acto de fe (1970), Asunción (1975), Agarrando pueblo (en codirección con Carlos Mayolo, 1978) y En busca de María (en codirección con Jorge Nieto, 1985). Los documentales, Andrés Caicedo: unos pocos buenos amigos (1986); Al pie, al pelo y a la carrera (1991); Nuestra película (1993); La desazón suprema: retrato incesante de Fernando Vallejo (2003); Un tigre de papel (2007) y De la ilusión al desconcierto (2007), una serie sobre la historia del cine colombiano desde 1970 a 1995. 

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Cultura
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web