El Heraldo
Opinión

Desquiciados

La Policía como institución merece todo el respeto y apoyo, independiente de cualquier desmán o abuso de algunos de sus agentes. 

Comenzaron la cosa antes de lo previsto, porque lo de Ordóñez les pareció, según el desquiciado Petro en desafortunadas declaraciones, un “papayazo”. Se equivocaron. No era la oportunidad. Si bien incendiaron varios CAI y vandalizaron, no lograron lo que buscaban, la campaña presidencial está lejos, la gente aún se siente en pandemia y quiere reactivarse económicamente, así que tan desquiciado desastre produjo fue rechazo.

Es que las pandillas barriales que tenían contratadas, dotadas,  adoctrinadas y preparadas en espera de la señal de ataque, ejecutaron su desquiciada misión, pero fuera de estrategia, la simultaneidad los delató y, claro, quedaron mal. Pensaron que los oficiales organismos de inteligencia no los tenían detectados ni identificados, que lo están, y plenamente. Pero la misma ley no creyó que los malandros fueran tan brutos, y precipitaran los ataques. Así que hoy los están judicializando, la izquierda radical tendrá que volver a comenzar a montar su desquiciada organización.

Otra desquiciada, la alcaldesa de Bogotá, también tiene afán, se le acaba el tiempo, pretende lanzar su candidatura a la presidencia, debe renunciar con legal anticipación, pero todo le sale mal. Su desquiciado ego le hace creer que los demás son tontos y con el tipo De Roux y sus cómplices le preparó en la Plaza de Bolívar una encerrona a Duque en la que, obvio, no cayó.

¿Duque tonto? ¿Ingenuo? Por un lado la izquierda radical lo acusa de fascista, y por el otro la línea dura del Centro Democrático lo acusa de demasiado manso. Duque no es ni lo uno ni lo otro, lo que demuestra su equidad. Duque es cerebral, no visceral. No discute, no confronta, escucha y hace lo que cree mejor para el país. Tiene claro que el destino de Colombia no puede manejarse por reacción, ni emocionalmente. Por ello debemos confiar en su criterio y sus métodos. Por ello instruyó a Holmes para que, ante la desquiciada y estrambótica propuesta de modificar a la Policía y volverla un organismo civil respondiera que estaba abierto a escuchar. ¿Imaginan la rebatiña de la politiquería por los numerosos puestos de una policía civil? ¿Imaginan a cada comandante siguiendo instrucciones y atendiendo recomendaciones de su regional jefe político? ¿Qué hacía en ésa reunión el inefable Carrillo? Él es santista, a Santos no le importa el país, sus hijos ya comenzaron a declarar siguiendo su desquiciada y tramposa estrategia, la que en esta columna se denunció el pasado jueves.

La Policía como institución merece todo el respeto y apoyo, independiente de cualquier desmán o abuso de algunos de sus agentes. Requiere cambios, pero nunca limitando el uso de las armas, pues defenderse y defendernos lo pueden lograr es  intimidando con ellas, y no con estampitas. Sí reestructurar su enfoque, su proceso de ingreso, sus instructivos sociales, y hasta sus altos mandos, que no se sabe hasta qué punto estén infiltrados o desmotivados. Pero manteniéndolas bajo la órbita del Mindefensa, porque son quienes nos protegen de los acosos del montón de desquiciados.

rzabarainm@hotmail.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Tatiana Dangond

No lo superamos

A nivel internacional cada vez señalan más a Colombia como un país que no ha sabido manejar la crisis de la pandemia; para la muestra desde el martes pasado no se permite el ingreso a España de personas provenientes de Colombia. Gestarsalud, g

Leer
El Heraldo
Juan Miguel Villa

¿No se va a pensionar?

El Acto Legislativo 01 de 2005 abrió la puerta constitucional para que la ley indicase las circunstancias bajo las cuales se pueden otorgar beneficios distintos a la pensión y que estén por debajo del salario mínimo. Esto en respuesta a la abr

Leer
El Heraldo
Javier Castell Lopez

Otra vez eliminados ¿Y ahora?

Otra vez las competencias internacionales han quedado sin equipos colombianos. América y Junior fueron rápidamente eliminados de la Copa Sudamericana, que ya era otra oportunidad que le entregaron después de haber sido eliminados de la fase de

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.