El Heraldo
Opinión

Agua para navegar

La competitividad de Colombia no depende solo de la energía, sino también de los costos de sus fletes.

El que sabe, sabe. Y uno debe saber escuchar a los que sí saben. En el chat “La Liga del Río”, creado para promover la navegación fluvial como necesidad imperiosa para la competitividad del país, hay unos pesos pesados en lo que se refiere a sus conocimientos sobre el río Magdalena y el Canal del Dique. Algunos son transportadores fluviales que se los conocen palmo a palmo, otros por sus estudios e investigaciones, otros más, porque han sido portuarios, uno Capitán de la Armada y director de Cormagdalena, y estoy yo, que mi mayor experiencia han sido mis carnavaleros recorridos, ya “medio 3-15”, en la “Guacherna Fluvial”; pero aprendiendo mucho y opinando en ese chat, con el único argumento de lo que me indica el sentido común. Como quien dice, “poniéndole lógica a la vaina”, que sin poder calificarlo como de mucho peso técnico, tiene su valor. Digo yo.

Mi buen amigo, el Capitán (r), Luis Álvaro Mendoza Mazzeo, en amplia charla me comentaba algo que nunca se menciona cuando se habla sobre la precaria condición de nuestro río Magdalena para lograr una navegabilidad confiable. Su argumento se basa en algo que es incontrovertible, como lo es que, para navegar lo indispensable es el agua. Se podrá dragar para ganar profundidad, pero si los caudales son escasos, por más que se drague, los calados permitidos también lo serán. Y resulta que en Colombia se diseñan, construyen y operan medianas y grandes represas, pero casi todas pensadas solamente, como generadoras de energía eléctrica. En esas represas se almacenan millones de metros cúbicos de agua de manera indiscriminada, afectando las cuencas de esos ríos aguas abajo. Así mismo, existe XM, una entidad subsidiaria de ISA, empresa encargada de equilibrar la generación de energía de estas hidroeléctricas. Lo ideal sería que mediante un convenio con Cormagdalena y la ANI, la empresa XM se responsabilizara por la regulación de esos enormes volúmenes, que con profesionalismo y con las nuevas ayudas satelitales, podrían funcionar como represas multipropósito. Así, de acuerdo con los regímenes de lluvias y de sequías, cuando se prevean lluvias que sostendrían sus niveles para producir la energía necesaria, se liberaría suficiente agua para que el río se mantenga con un nivel que le garantice agua a las ciénagas y humedales, permita una pesca abundante, que sea la suficiente para no dejar secas las bocatomas de los acueductos ribereños, y para darle confiabilidad a la navegación fluvial, que con esa regulación sería factible hasta Pto. Berrío, Pto. Salgar y la Dorada. Pero esa necesaria obligación, no está siquiera contemplada en la recortada APP del Río.

Hoy existen más de una docena de represas sobre las cuencas conformadas por los ríos Magdalena y Cauca, siendo las de Betania y El Quimbo, las de mayor envergadura sobre el Magdalena, las de Porce I y Porce II en la macro cuenca, y Salvajina, sobre el Cauca. Pero ahora, con la monstruosa Hidroituango, las condiciones hidrológicas y de navegabilidad de estos ríos y del Canal del Dique, ya están dependiendo más de esos enormes embalses que alteran su cauce, que de los regímenes de lluvias. Resulta absolutamente indispensable que ese manejo equilibrado y responsable sea incluido en la próxima APP del Río, porque la competitividad de Colombia no depende solo de la energía, sino también de los costos de sus fletes, que en el concierto internacional, hoy son muy costosos. Como pueden ver: ¡Voy aprendiendo!

nicoreno@ambbio.com.co

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Francisco Cuello Duarte

¿El barco se está hundiendo?

Cada día que pasa Colombia se parece más a Venezuela, en cuanto a su pobreza, sin que se haya producido un cambio en la dirección política del Estado, pues todo sigue en manos de quienes han manejado el poder en estos 200 años de independenci

Leer
El Heraldo
Cecilia López Montano

Cuando todo es histórico

Cuando todo lo que se hace es histórico la simple lógica demuestra que nada es histórico. Es tan elemental esta afirmación que debería ser innecesario recordarla, pero las circunstancias obligan. Esto es exactamente lo que le está sucediendo

Leer
El Heraldo
Nicolás Renowitzky R.

Salvar a Monómeros

La de Monómeros Colombo Venezolanos S.A. es una de esas historias que son bellísimas en sus comienzos, cuando de pronto se atraviesa una desgracia y acaba con el encanto para terminar en desastre.

Desastre que tiene nombre propio. Empr

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.