El Heraldo
Gente Caribe

‘The Ground Beneath My Feet’ (El suelo bajo mis pies)

Son muchos los cuestionamientos que aquí se plantean, como el tema de poder, género, drogadicción y enfermedad mental.

La directora austríaca Marie Kreutzer ha estado interesada en una temática que inquieta a muchos pensadores contemporáneos, y se refiere al dolor que se esconde detrás de una vida profesional exitosa. En el pasado Hay Festival en Cartagena escuchamos al famoso profesor de filosofía política Michael Sandel, hablando sobre la tiranía del mérito, hecho que aqueja en especial a los milenios en su ascenso profesional.

Esta carrera sin fin, que no da derecho a un momento de respiro, conlleva a episodios de depresión y ansiedad típicos en esta generación, una especie de venganza de quienes no logran entrada a las universidades elitistas que propician dichos comportamientos, según menciona Sandel.

En The Ground Beneath My Feet seguimos el caso de Lola (ValeriePachner), quien podría servir de ejemplo para el argumento planteado. Es una profesional que no tiene aún 30 años, y ya ha conseguido un exitoso trabajo de consultoría que le permite controlar eficientemente su vida, al menos en el aspecto económico.

Su residencia está en Viena, pero debe viajar permanentemente a Rostock, Alemania, donde su firma desarrolla un importante proyecto. Está tan centrada en su labor, que se las arregla para que su intensa vida personal no interfiera en lo más mínimo.

De hecho, nadie sabe que tiene una hermana mayor, Conny (Pia  Hierzegger) quien ha sido internada en un psiquiátrico por intento de suicidio, y que carga con una historia familiar de enfermedad mental.

El nivel de exigencia y el perfeccionismo la convierten en una especie de robot que en ocasiones debe cumplir jornadas de 48 horas. Como es sabido, ser mujer en estos ambientes corporativos, redobla las expectativas, y así se lo hace saber uno de sus compañeros en una impactante escena.

Cualquier asomo de sensibilidad puede ser visto como debilidad o falla profesional. Pero la presión   se hace tan fuerte que en un momento dado la verdad termina por revelarse durante uno de sus encuentros amorosos con Elise (Mavie Hörbiger), su pareja, quien al mismo tiempo es su jefa. Con ella comparte las habitaciones en los hoteles asignados para viajes de negocios, y de ella depende que le den su promoción.

Son muchos los cuestionamientos que aquí se plantean, como el tema de poder, género, drogadicción y enfermedad mental. Según la directora la cinta termina siendo muy realista dado que cuenta con algunos aspectos autobiográficos. Pero lo más importante para resaltar es el excelente desarrollo de carácter y la impecable actuación de las protagonistas, que proporcionan una buena escogencia para este mes dedicado a la mujer.

La película se presenta en Amazon, y tuvo su premier en el Festival de Cine de Berlín, donde fue nominada al Oso de Oro, recibiendo después otras importantes nominaciones y premios, como el de Mejor Actriz para Valerie Kreutzer en el Festival de Guadalajara, en México.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Rafael Nieto

Inaceptable adoctrinamiento

Esta semana se conoció el caso de una profesora de secundaria en el Valle, Sandra Ximena Caicedo, que puso a sus estudiantes una tarea sobre los "falsos positivos” que era en realidad un claro esfuerzo de adoctrinamiento.

Como el de S

Leer
El Heraldo
Catalina Rojano

Todo es sufrimiento

La realidad no es bonita. Basta con escuchar o leer las noticias para que pensemos que las cosas están mal o, en su defecto, que van de mal en peor. Y nada de eso es novedad. De algún modo, vivir siempre ha sido sinónimo de sufrir. En su primer

Leer
El Heraldo
Ismael Cala

Aprender a fluir

Hasta la segunda semana de marzo de 2021, las estadísticas indicaban que más de 202 millones de personas habían recibido una dosis de la vacuna, mientras que 75 millones de ciudadanos ya habían culminado su ciclo de dosis.

Por supues

Leer
El Heraldo
Jesús Ferro Bayona

La Costa y sus juglares

Un fenómeno popular fue el de los juglares que deambulaban por los pueblos del sur de Europa en la Edad Media. Iban cantando sus canciones. La gente salía a las caminos, se apiñaba para escucharlos, les daba comida para alimentarlos y también

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web