Barranquilla | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Si ya eres suscriptor, actívate sin costo
Graciela Guzmán se ayuda con dos pinzas para crear sus manualidades.
Orlando Amador
Barranquilla

Emprendedores sin barreras le apuestan a las oportunidades

Graciela tiene artritis, Gregorio sufre por un tumor cerebral y Zaida perdió una pierna.

Graciela Guzmán Osorio sufre de una artritis crónica, solo puede caminar con cierta comodidad con la ayuda de unas muletas y padece las complicaciones a diario de que los dedos de sus manos sigan deformándose y trazando un doloroso norte hacia los huesos de su muñeca. Sus males no han parado y parece que con el pasar de los años nuevas articulaciones de su cuerpo han sido afectadas. La hinchazón y rigidez siguen ganando la batalla a causa de una enfermedad sin cura.

Gregorio Valera tiene la mitad de su rostro sin sensibilidad, sus ojos son un equipo disparejo y casi siempre se enfocan en sentidos contrarios, tiene una voz que no es la de él  y soporta, como puede, las secuelas de un tumor cerebral. Le gusta hablar mucho, pero poco se le entiende. Es inquieto, mucho, pero se le dificulta caminar. Todo un freno de mano a su ímpetu.

Zaida Beleño Granadillo, una mujer de bajos recursos, sufrió hace nueve años un accidente automovilístico que a la postre terminó influyendo en la amputación de una de sus piernas. Es joven, pero en una ciudad donde no hay infraestructura ideal para personas de su condición y escasean las oportunidades para salir adelante todo se le hace más cuesta arriba. 

Los tres en mención vienen de barrios y hasta países diferentes, tienen costumbres y carencias socioeconómicas distintas, pero en medio de sus problemas hay un común denominador que los une: el amor, empeño y trabajo que le ponen a la creación de piezas artísticas (aretes, manillas, cadenas, muñecas collares, etc) con el objetivo de progresar en todos los sentidos y demostrarse a sí mismos que son capaces de cualquier cosa en la vida aunque su cuerpo funcione a “media máquina”.

Sus proyectos, que iniciaron como un pasatiempo para darles algo de alegría a sus días, hoy tienen aires de microempresa y han recibido el espaldarazo de la Alcaldía Distrital, a través del Centro de Oportunidades, para darse a conocer más y llegar a nuevos mercados.

Gregorio Valera muestra las manillas que vende a diario.

Negocio biodegradable

Graciela, de 54 años de edad, fue diagnosticada hace mucho tiempo con artritis, una noticia que la involucró en un proceso arduamente complejo para ella debido a las diferentes restricciones que causa la enfermedad en una persona. Estuvo postrada un tiempo a una silla de ruedas, pero la idea de que su vida empezara a extinguirse pegada a un aparato con cuatro llantas no le cabía en la cabeza. Con el tiempo volvió a mantenerse en pie y, en un día sin mayores novedades, un encargo de su madre y su sobrina que consistía en arreglar dos collares sirvió como punto de quiebre en su vida.

Los collares le quedaron mejor de lo que esperaba y con el paso de las semanas le dio vida a Graguos Accesorios, un emprendimiento que consiste en elaborar todo tipo de prendas con materiales amigables con el medioambiente. 

“Reciclo bastante, pinto con pinturas libres de plomo, tiño con semillas, con anilinas naturales. Tengo técnicas con cortezas de árboles, utilizo telas, hilos, totumos, cocos, fibras naturales y otros elementos que la naturaleza nos brinda. Además, le pongo valores agregados como piedras, joyas, ciertos herrajes que nos ofrece la bisutería”, dijo la mujer, que en la Navidad del año pasado ofreció sus productos en un centro comercial del norte de la ciudad.

Su empresa ha tenido buenos números, pero Graciela, quien será intervenida quirúrgicamente en una de sus rodillas, no se conforma y espera que sus creaciones puedan volverse internacionales. Ha reforzado constantemente sus conocimientos con cursos más profesionales en materia de manualidades, una serie de estudios que le ha agregado un salto de calidad a su labor.

“Me gustaría ir a Cartagena o a otras ferias donde viene mucha gente de otros países. Esta enfermedad no ha sido un impedimento para mí en nada. Soy una mujer alegre, recochera, que le gusta la música. Estoy feliz y voy por más con lo que hago”, explicó.

Zaida, Gregorio, Lizeth y Zaida posan para la foto.

Ingenio de Youtube

Gregorio  vive el flagelo de un schwannoma vestibular, un tumor que tiene pegado al tallo craneal. Llegó a Colombia buscando un mejor porvenir que él y Lizeth Torres, su esposa, no encontraban en Venezuela, su país de origen. En Barranquilla encontró manos amigas, médicos que le explicaron la gravedad de su enfermedad y apoyo del gobierno local para tener –al menos– algo de estabilidad en su vida.

Gregorio, quien estudió ingeniería civil, aprovechó los largos meses que estuvo encerrado en su hogar por la cuarentena nacional, en 2020, para aprender nuevas cosas a través de internet. Youtube fue su mejor aliado y, gracias a la infinidad de tutoriales que en la plataforma se encuentran, descubrió un gusto por la realización de pulseras, una forma de escapar de sus dolores y de ganar dinero.

“Yo vine a Colombia para encontrar una mejor vida y me ha ido bien. Yo en internet aprendí muchas cosas y ahora me dedico junto a mi esposa a hacer manillas. Las aprendí en Youtube y les he puesto mi toque de creatividad, haciendo unos híbridos con los colores más bonitos. Siempre les agrego nuevas cositas para que llamen más la atención”, explicó el hombre que tiene una parálisis facial severa 

Gregorio se ayuda de un bastón para no caerse, se aísla muchas veces de sitios donde hay mucho ruido para hacer sus manillas, en las cuales se demora un poco más de una hora, y posteriormente venderlas  para tener mejores ingresos. Está vigoroso y con ánimos para dar la batalla, un semblante que hace sonreír a su pareja sentimental, quien está agradecida de la nueva oportunidad que vive en la ciudad.

“Estamos muy agradecidos por esta oportunidad que nos dan para salir adelante y dar a conocer nuestro producto. Gracias a todos esos funcionarios que nos han dado la mano. Sin ellos, esto no hubiera sido posible”, aseguró Lizeth.

Una idea bonita

Un accidente automovilístico produjo que Zaida perdiera su pierna izquierda y pasara un buen tiempo en su cama, incapaz de moverse y hacerse valer por ella misma. Por aquellos días, la barranquillera, con el objetivo de volver a sentirse útil, solicitó a sus seres queridos que le compraran cintas de colores para –de a poco– ganarle el duelo al aburrimiento. Le echó ganas al asunto y no tardó en disfrutar el proceso.

Con el pasar de los calendarios empezó a hacer distintas manualidades y, tres años después de aquel suceso donde perdió una de sus extremidades, de sanar heridas físicas y mentales, nació ‘Bonita’,  un emprendimiento que, a pesar de los días malos, se ha mantenido firme.

“He tenido días de muy pocas ventas, pero ahí vamos. Estoy muy contenta de mi emprendimiento y lo que también quiero es mostrarlo más. Quiero ayudar a muchas mujeres cabezas de hogar que no tienen un empleo. Quiero que ellas tengan un sustento”, dijo la barranquillera.

Graciela, Gregorio, Lizeth  y Zaida han seguido al pie del cañón, y en diciembre pasado, en una feria de artesanías, demostraron que sí pueden salir adelante en medio de la adversidad. Sus productos tuvieron gran acogida por el público en el norte de la ciudad y se espera que, con el apoyo de la Alcaldía, puedan estar más cerca de cumplir sus sueños.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • arte
  • terapia
  • artritis
  • discapacitados
  • Barranquilla
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web