Sociedad

Los ‘hijos’ de la salsa

Ray De La Paz, Ana Milé o Jerry Masucci, entre otros, son los nombres de tres barranquilleros cuyos padres los bautizaron así por su pasión salsera.  Estas son sus historias.

El nombre con el que es bautizada una persona la marca para siempre. Se convierte en su distintivo a lo largo de los años que permanecerá en este mundo, es por ello que debe ser bien escogido por los padres. 

Generalmente estos suelen inspirarse en algún ser querido, libros bíblicos, películas, novelas, actores, futbolistas o en la admiración que despiertan algunos artistas o sus canciones más sonadas.

Desde Jerry Masucci, hasta Ana Milé, pasando por Ray De la Paz, son algunos de los nombres que amantes de la salsa en Barranquilla crecieron escuchando, cantando, bailando y hasta sirvieron como pista de fondo para iniciar sus romances.

Su influencia ha sido tan fuerte que decidieron dejar esa impronta en sus próximas generaciones al llamar a sus hijos de igual manera que sus ídolos salseros.

De esta manera, se puede hablar de un grupo denominado Los ‘hijos’ de la salsa, barranquilleros que son tocayos de esas grandes figuras que con sus voces y notas han conquistado los corazones de varias generaciones. 

Algunos se sienten orgullosos de llevar nombres tan particulares y afirman que estos les han abierto muchas puertas. Otros se han visto sumergidos en peculiares situaciones o también han sido motivo de burla.

Lo cierto es que esa identidad también ha sido un impulso para su popularidad.

A continuación presentamos cinco historias que demuestran que en este rincón del Caribe colombiano la salsa corre por las venas y también se convierte en un sello distintivo.

Ray De La Paz se convirtió en rey Momo de la 44
Cortesía

En plena ebullición de su romance Hernado Molinares y Lilian Ospino escucharon la canción Estar enamorado, interpretada por Ray De La Paz con el acompañamiento del percusionista Louie Ramírez. 

Ese se convirtió en el himno de su relación y acordaron que su hijo llevaría el nombre del vocalista.

Ray De La Paz Molinares Ospino es el retoño de esta relación, tiene 13 años y vive orgulloso de llamarse así. “De niño no le daba importancia al nombre, a medida que crecí me di cuenta de su grandeza y de la pasión salsera de mis padres. Cuando me presento, las personas quedan pensativas y les explico que mis padres son salseros y por eso tengo un nombre muy artístico”.

Su madre, Lilian Ospino, que hace 18 años carnavalea con el disfraz individual ‘Canto a La Habana, homenaje a Celia Cruz’, cuenta que su hijo “es salsero desde la barriga”.

En septiembre de 2016, durante la estadía del neoyorquino en la ciudad para participar en el Barranquijazz Festival, Ray conoció a su tocayo. “Se mostró agradecido porque un niño llevara su nombre artístico en su partida de nacimiento, él fue muy amable y me firmó un afiche”.

Hoy el Ray De La Paz criollo toca la percusión, ha sido corista y actualmente es flautista de la orquesta de la Fundación Children International. “También quiero ganarme un lugar destacado en la salsa”, dice el adolescente que reside en la Urbanización Kalamary.

Por su personalidad arrolladora en 2018 Ray fue coronado rey Momo del Carnaval de la 44. Desde ya se prepara para ser el mayor monarca de esta fiesta. “De a poco mi nombre empieza a ser popular”.

Wanda’: canción de la Charanga 76 hecha mujer
Cortesía

Uno de los éxitos de la Charanga 76 es Wanda, canción que describe a una mujer callada, tímida y algo amargada. Así, tal cual, se cataloga Wanda Angélica Figueroa Silva, de 32 años, hija de Milton Figueroa, heredero del estadero La 100, y de Elida Silva.

Esta tecnóloga en Salud Ocupacional cuenta que al presentarse hay algunos que enseguida cantan el coro del tema salsero: Oh Wanda, Oohh Wanda...

“Mi madre quería llamarme Jennifer Paola, pero mi padre se opuso, buscó en su colección de vinilos el álbum que se llama Wanda y la convenció al cantar la canción”.

Esta madre de dos hijos confiesa que al igual que la musa charanguera a ella también le gusta bailar: “cuando salgo a la pista lo hago muy disimulada, soy demasiado callada”.

Una de las experiencias amargas alrededor de su nombre está ligada a su época colegial, cuando algunos compañeros le hacían bromas. 

“Se burlaban de mi nombre, me ponían apodos, me decían guandú, pero cuando fui creciendo a mis compañeros de la universidad les parecía bonito. Mi nombre ha significado algo de tristeza por la burla que causó en algún momento, pero también ha despertado admiración”.

“Siento que los nombres marcan a las personas y ese es mi caso, cada vez que escucho la canción siento que me hacen una radiografía”.

 

Los Andrade Aguilar juntaron a Jerry Masucci y Larry Harlow
Larry Harlow Cortesía

Humberto Andrade, conocido como Tico Salsa, es un personaje emblemático de los estaderos que les ha transmitido su pasión por este ritmo trepidante a sus hijos desde el momento en que nacieron. Al mayor lo llamó Larry Harlow, en honor al destacado pianista que recientemente falleció, y al segundo Jerry Masucci.

En sus nietos se mantiene esta tradición con Larry Harlow Jr., Jerry Masucci Jr. y Jeremy Masucci. “Este nombre me ha abierto puertas, es pegajoso, nadie cree que me llamo así y me toca mostrar la cédula. Yo me lo gozo, es sinónimo de alegría y no concibo mi vida de otra manera”, expresó Jerry Masucci, que labora en el área tecnológica de Almacenes Éxito. 

En cuanto a situaciones jocosas alrededor de su particular nombre inspirado en el empresario y productor que creó la Fania junto a Johnny Pacheco, recordó que una vez en el estadero Taboga se encontró con un reconocido político que lo referencia muy bien por su padre Tico Salsa. 

“Él les contó a sus amigos de mi nombre y como nadie le creyó, decidió apostar el dinero de la cuenta. Me pidieron que sacara la cédula y todos quedaron sorprendidos, les tocó pagar”.

Cortesía

Él tuvo la oportunidad de conocer al cofundador de la Fania en la segunda visita de la agrupación a Barranquilla que se cumplió el sábado 23 de marzo de 1996 en el estadio Metropolitano.

“Verlo fue una travesía, por fortuna mi padre es muy popular y logramos entregarle en tarima una placa y decirle que yo era su tocayo. Todos los músicos de la Fania se sorprendieron y me  aplaudieron”. 

Su hermano Larry Harlow coincide en que su nombre también lo ha llevado al éxito. 

Conoció al afamado músico en 2014 cuando vino al Carnaval de las Artes, y tras mostrarle la partida de nacimiento, El Judío Maravilloso dijo sentirse honrado. Se fue tan agradecido que tiempo después le envió una carta acompañada de una camisa de su colección personal.

“Saludos Larry: para ti y la familia de parte de tu tocayo Larry Harlow (...) gracias por llevar tu nombre, tu historia me ha conmovido mucho”, se lee en la misiva.

La Fania que se sigue escuchando en la radio local
Cortesía

La locutora Fania Paba Vergara, hija del fallecido ícono de la radio barranquillera Jairo Paba Salcedo, lleva el nombre de la constelación salsera más grande que ha existido. Cuenta que su padre siempre quiso tener una hija con nombre salsero.

“Cuando apenas conquistaba a mi mamá le dijo que ellos tendrían una hija que se llamaría Fania, ella quedó extrañada porque no eran novios aún, pero la palabra tiene poder…”.

La joven que labora en Sureña Estéreo, cuenta que su nombre le ha dado popularidad. “Sureña Estéreo basa su programación en la salsa. Buscaban una voz femenina y me escogieron porque reflejo salsa hasta en la cédula”.

Para continuar esta tradición Fania bautizó a su última hija como Madu, en homenaje al éxito de la Orquesta Broadway. 

“La niña tiene cinco meses y no dudé en llamarla así, esa canción me gusta demasiado”.

“‘Ana Milé’ ha representado mucho éxito en mi vida”

Ana Milé Madera, administradora de La Troja, cuenta que le encanta su nombre porque es muy sonoro.

Los clientes que llegan al negocio no paran de hacerle la pregunta del millón: “¿por qué te bautizaron así?”. 

Explica que se lo puso su padre (Edwin ‘Guayacán’ Madera) al que le gusta ese éxito que Niche lanzó en 1985, en el álbum Triunfo. “Quedó impactado con esa canción y pese a que su letra es muy triste, es de sus favoritas. Le decía que lo más irónico sería que la letra aplicara en mi vida y que me ‘pintaran pajaritos en el aire’, pero pasó tal cual”.

Madera manifiesta que algo que la saca de casillas es que le digan Ana Milena, para ella se corta la sonoridad. Sus compañeros de colegio lo hacían a propósito para verla enojada. “Lo que más me gusta del nombre es que fue un tema exitoso y yo he hecho del éxito mi fiel compañero”.

Cortesía
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.