Últimas noticias

Nissan X-Trail,  una de las camionetas todoterreno  presentes en Autofest.
00:28

Desde hoy hasta el domingo se llevará a cabo la feria...

00:05

Expertos aseguran que acompañar a los hijos es la clave...

Pocas personas se ven en las salas de espera.
00:00

El representante de los usuarios informó que hace más de 2...

Pauline Younes secretaria embajada de Francia(i).
00:00

Primera secretaria de la embajada de Francia en Colombia...

Los 65 grumetes de la Escuela Naval de Suboficiales ARC Barranquilla se despiden antes de zarpar.
00:00

El histórico velero zarpó ayer desde el muelle de la Dimar...

David Goffin, principal tenista del equipo belga.
00:00

David Goffin y Lucas Pouille disputarán hoy el primer punto...

La afición tiburona acompañó al equipo hasta el final.
00:00

Los hinchas tiburones aseguran que se puede remontar en...

Plenaria del Senado de la República.
00:00

Algunos senadores del Partido Liberal no votarían el...

De izquierda a derecha: Carlos Rosado, Eduardo Verano, Mauricio Cárdenas y Ricardo Plata.
00:00

Cárdenas se reunió con el gobernador Verano y los...

El presidente Santos se dirige a los asistentes.
00:00

El mandatario afirma que su gobierno ha invertido $90...

Ibáñez ofreció una conferencia sobre el papel de las instituciones regionales en el posconflicto.
Ibáñez ofreció una conferencia sobre el papel de las instituciones regionales en el posconflicto.

Entrevista

“La falta de confianza en el Estado ha sido un obstáculo para reparar a las víctimas”

El titulo es:“La falta de confianza en el Estado ha sido un obstáculo para reparar a las víctimas”
X

Te leo

Es un servicio exclusivo para usuarios registrados en nuestro portal.Te invitamos a crear una cuenta. Si ya la tienes, por favor inicia sesión para comenzar a usar este servicio.
Iniciar sesión

La reparación a las víctimas es uno de los procesos fundamentales para construir la paz en el país, luego de firmado el acuerdo con las Farc.

Casi un año después de la firma del Acuerdo de Paz con las Farc, el proceso atraviesa por uno de los puntos más importantes: la reparación a las víctimas del conflicto. En Misión Caribe conversamos con Juanita Ibáñez, directora de la Oficina de Atención Integral a Víctimas de la Gobernación de Santander, quien ha vivido de cerca la experiencia de trabajar con las personas que sufrieron la guerra y esperan encontrar la esperanza para continuar con sus vidas.

P. ¿Cómo han avanzado desde la Gobernación de Santander en la reparación a víctimas?

R.

Desde el enfoque territorial venimos trabajando en la implementación de esta política pública de víctimas de la ley 1448, que tiene ya 7 años, y que por ahora es realmente el único instrumento que se tiene en Colombia para la reparación, protección y atención integral de las víctimas. Es necesario hablar de la verdadera implementación de esta política, que es en donde se habla de aspectos como indemnización, o de los procesos de reparación simbólica en los que el Estado y los victimarios piden perdón por las acciones y no acciones que permitieron crímenes atroces.

P. ¿Cómo es ese proceso de construir paz?

R.

Cuando hablo de las víctimas y de la construcción de paz siempre encuentro dificultades, porque si no hemos cumplido en la reparación integral de esas personas, si no les hemos devuelto ese pedazo de tierra del que tuvieron que salir corriendo, si no les hemos indemnizado, ¿cómo podemos pedirle, desde el Estado, que perdone, que hablen de paz y que se vengan conmigo por todo el departamento a hablar de paz y reconciliación?

P. ¿Qué tanto se involucran las víctimas en el proceso de paz?

R.

Hay muchas víctimas que con solo dejar atrás el sentimiento de dolor, se ponen la camiseta del proceso. Es a esas víctimas a las que debemos exaltar. La construcción de paz a lo mejor va a ser más difícil con las víctimas mayores, pero están todos estos jóvenes que crecieron en el marco del conflicto que también han sido víctimas directas o indirectas, y en ellos sí se puede empezar a sembrar esa semilla de la paz.

P. ¿Alguna estrategia a destacar en Santander?

R.

Desde la gobernación hemos iniciado el programa “Protocolo de paz”, basado en el protocolo de participación de niños y adolescentes. Es una resolución a nivel nacional que se debe implementar en departamentos y municipios, pero se adaptó para que no sea solo un trabajo con las víctimas, sino con los jóvenes en general. Nos inventamos un personaje: “María Paz”, la metimos en una maleta didáctica y la repartimos por todo Santander haciendo talleres sobre el protocolo de participación de víctimas y al mismo tiempo hacemos protocolo de paz para el resto de niños.

P. ¿Han formulado estrategias diferenciadas para la atención de población urbana y rural?

R.

Sí. “María Paz” también llega a las ciudades grandes. En Bucaramanga tenemos un programa que se llama ‘Expedición Santander’, donde todos los fines de semana llevamos la oferta institucional de toda la Gobernación a diferentes municipios del departamento. Este último año nos enfocamos en Bucaramanga, que tiene 17 comunas y cada fin de semana visitamos una diferente. Allí entra la Dirección de Integral a Víctimas a hacer la socialización y a hacer el protocolo de paz con todos los niños. Encontramos ilusiones, sueños, rencor, pero siempre llegamos con la ilusión de la paz, con “María Paz” y talleres vivenciales. Los ponemos a soñar, a pensar a qué huele la paz, a qué sabe la paz, cómo suena la paz y cómo traigo la paz a mi comunidad, colegio y hogar.

P. ¿Cómo ha respondido la ciudadanía?

R.

Hemos tenido respuestas que te hacen llorar, pues uno no imagina que los niños están tan enterados y que tienen tantas ganas de sacar adelante estos procesos. Hablamos de “la paz me huele al perfume de mi papá”, “la paz me sabe al café de Colombia”, “la paz suena como una canción de vallenato”, porque todo es un recuerdo de tranquilidad, armonía y estabilidad. Claramente sí hay una diferencia bastante grande entre lo rural y lo urbano.

P. ¿Qué dificultades han tenido durante el proceso?

R.

Principalmente, la falta de credibilidad de las víctimas hacia el Estado, porque desafortunadamente son muchos años que les hemos fallado. No por falta de voluntad, sin duda ningún presidente ha dejado de reparar porque quiera, sino por falta de planeación, de una organización más clara y de procesos construidos desde abajo y desde las regiones, en vez de procesos impuestos desde el centro, desde la capital, hacia las regiones. Tenemos que empezar a trabajar de abajo hacia arriba y no como lo venimos haciendo en este país que es fuertemente centralizado. Esa falta de confianza ha sido un obstáculo para entrar a las poblaciones.

P. ¿Cómo han lidiado con esta situación?

R.

En Santander tenemos siete procesos de reparación colectiva, donde hay un número de medidas que hay que cumplir. Cuando empezamos a acercarnos a los Comités de Impulso, que son aquellos que representan a las víctimas, lo primero que nos dijeron fue: “no queremos más talleres ni reuniones, llevamos 5 años en reuniones; cuéntennos a qué vienen”. Entonces hay que convencerlos de que vamos a cumplir con la dotación: construir salones para los colegios y dotarlos con instrumentos musicales. En un caso, por ejemplo, en un corregimiento de Mohán y Turbay, en Suratá, cerca de Norte de Santander, el gobernador y el secretario de gobierno donaron su sueldo para construir la iglesia, que también era una medida de reparación, pero como Estado no podíamos hacerlo.

P. ¿Qué pasa cuando logran llegarle a las víctimas?

R.

Cuando empiezas a cumplir, empiezas a darle esperanza a las víctimas de que realmente sabes de su padecimiento y sabes de la importancia de esto. Ahí se abren las puertas. Solo con que cumplas con la primera acción puedes empezar a hacer todo. Cuando se quiere se puede. Cuando hay planeación desde el principio y hay claridad sobre cuál es el alcance, se puede cumplir a las víctimas, pues son cosas que no son muy costosas, pero que sí tienen un impacto real. Los procesos de reparación colectiva son procesos de reparación del territorio con los que vamos a resarcir la calamidad de la guerra. Allí hay una oportunidad muy importante si se tiene la voluntad política y se hace la planeación efectivamente. Apenas pasas esa barrera todo se puede. Desde entregar proyectos productivos para las víctimas de retornos y reubicaciones, cumplir con las medidas de reparación colectiva y ayudar a los procesos de restitución de tierras.

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Política
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
Continuar al sitio
Regístrate

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web