El Heraldo
Una camada de burros pasta en un criadero. De usados en el campo, ahora los buscan para vender su piel.
Barranquilla

¿Tráfico de piel de burros costeños a China?

La medicina tradicional del gigante asiático incluye entre sus compuestos el Ejiao, que sirve para fortalecer la sangre de las mujeres recién paridas. Lo usa el 92% de la población.

La alerta por el masivo sacrificio de burros debe ser permanente en la Región Caribe, asegura el presidente de la Sociedad Protectora de Animales de Sucre, el médico Mufith Salaimán Fayad. Lo sugiere porque en todos los departamentos son cada vez más frecuentes los casos en los que aparecen muertos y desollados estos animales utilizados en las labores del campo.

En Sucre, que cuenta con 26 municipios, es donde más se han presentado estos casos en lo corrido de 2016: unos 55 burros, de acuerdo con el reporte de las autoridades policiales, han aparecido pelados en Los Palmitos, Chalán, Betulia e incluso la zona rural de la capital Sincelejo. Por esta razón, Salaimán solicitó a los alcaldes adoptar medidas; paralelo a ello, la Policía ofreció una recompensa de hasta $5 millones por información relacionada.

“Esta es una situación que desde el 2015 aqueja a nuestro Departamento y no se ha demostrado para qué dejan la carne abandonada y se llevan la piel del animal. Creemos en la hipótesis de que es usada para la industria del cuero”, sostiene Salaimán. La misma hipótesis fue lanzada tres meses atrás por el coronel Julio César Sánchez, comandante de la Policía Nacional en Sucre.

El mercado chino 

Sin embargo, ahora hay otra teoría que toma fuerza sobre el uso de la piel, debido al elevado valor que esta cobra en China al tratarse del producto base con el que se elabora el Ejiao, una especie de medicamento usado dentro de la medicina tradicional del gigante asiático, tan utilizado como el Ginseng, que sirve para fortalecer la sangre de las mujeres luego del embarazo.

Así lo confirma a EL HERALDO, Nicolás Del Castillo Piedrahíta, empresario del negocio de la curtiembre y presidente de Curtiembres Búfalo-Itagüí, quien ha investigado sobre el uso de la piel de este animal.

Con amplio conocimiento en los mercados internacionales de la industria del cuero, Del Castillo explica que “la carnaza, resultante de la piel de burro, se utiliza en productos medicinales, y se diferencia de la carnaza de los bovinos y de búfalos porque tiene mejores propiedades”.

“Por eso se ha puesto costoso el burro. Vale más hoy muerto que vivo”, apunta.

El empresario dice que aunque “cualquier piel de animal sirva para la curtiembre”, aclara que Curtiembres Búfalo-Itagüí solo se enfoca en el mercado de la piel de bovinos y bufalinos. Italia y China son sus principales clientes.

“Función medicinal”

Huijun Wang, cónsul de China en Barranquilla, ratifica lo del uso de la piel del burro para elaborar el Ejiao.

“Es una mezcla tradicional entre la piel de burro frita, azúcar morena y otras hierbas. La medicina tradicional china lo recomienda para las mujeres después del parto. Es como una gelatina que se pone en agua caliente y se bebe. Tiene una función medicinal y es una costumbre alimentar a las mujeres después del embarazo, para fortalecer su sangre”, expresa la diplomática.

Explica, además, que el consumo de la carne de burro es legal en China, incluso está catalogada como una de las más exquisitas del mercado.

La medicina tradicional china, agrega, pone mucha atención a la circulación de la sangre y un elemento llamado Chi, que es el “comandante” de la sangre.

Sobre el Ejiao, Wang señala que el mayor consumo se da entre el grupo étnico más grande de China. “Se consume en las zonas donde hay burro, no todo el país porque China cuenta con 56 grupos étnicos diferentes y cada uno tiene costumbres distintas, pero el Ejiao lo consume el grupo étnico Han”, indica la cónsul.

Los Han constituyen casi el 92% de la República Popular China, convirtiéndose en el grupo étnico más numeroso del mundo.

Mercado en aumento

El periódico El País, de España, citó recientemente cifras de la agencia de Aduanas del puerto de Qingdao, uno de los mayores de China, que indican que la entrada de pieles de burro creció un 150% entre 2013 y 2015, pasando de 9,32 toneladas a 22,44 toneladas. “México, Perú y Egipto se encontraban entre los principales países de procedencia”.

Cada año, de acuerdo con la publicación, China produce cerca de 5.000 toneladas de Ejiao, algo que requiere, según los cálculos del principal fabricante de esta gelatina, Shandong Donge Ejiao, cerca de 4 millones de pieles. “De cada piel se puede obtener entre 1,5 y 2,5 kilos de la gelatina. Pero la producción local china solo llega a los 1,8 millones de pieles”.

Esta misma asociación de productores del medicamento precisa que una piel de burro actualmente cuesta más de 2.600 yuanes (300 euros), es decir 1.131.000 pesos colombianos. Mientras que un burro vivo, de una especie criolla como la que abunda en la Región Caribe, puede costar de 400 a 500 mil pesos.

La segunda economía del mundo, habitada por 1.370 millones de personas, apenas cuenta con una población de entre 4 y 5 millones de burros, frente a los 11 millones que llegó a tener en los años 90, según el Anuario Estadístico de la Ganadería china. La gran mayoría de estos, un 97%, los crían en unas pocas áreas del norte de China.

Frente al mercado actual de pieles entre Colombia y China, la cónsul Wang sostiene que, hasta la fecha, no tiene registro de chinos que hayan venido a comprar piel de burro y que antes de hacerlo los negocios deben ser revisados de acuerdo a las leyes comerciales.

“Personas que vengan a comprar piel de burro a Colombia deben mirar si existen leyes en contra y lo que regulen las leyes colombianas de comercialización e importación, así como de exportación. Como gobierno chino siempre apoyamos comercios exteriores regulares que respeten las leyes de ambos países”, afirma.

Registro del ICA 

Rafael Fontalvo, director regional del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, asegura que esta entidad solo guarda un registro de identificación de bovinos y bufalinos que se encuentran en las fincas y criaderos del país, mas no de burros.

Por esta razón no se puede calcular el número de asnos que existen en Colombia, ni identificar si esta especie puede extinguirse si continúa el masivo sacrificio, como lo plantean los grupos protectores de animales.

Lo que sí maneja el ICA es un registro de vacunación de equinos y asnales para evitar la propagación de la encefalitis equina venezolana. “El inventario de animales vacunados incluye burros y caballos. Cada propietario debe tener su animal inventariado, registrado y vacunado”, comenta Fontalvo.

En ese sentido, en el país hay 1.451.085 caballos y burros vacunados. Estos se encuentran principalmente en los departamentos de Antioquia (10,61%), Tolima (8,15%), Cundinamarca (7,52%), Córdoba (7,36%), Casanare (5,69%) y Cauca (5,63%), regiones en las que se concentra el 45,21% del censo equino nacional.

Pasta de Ejiao

El comercio de Ejiao no se prohíbe en el mundo y es común encontrar el medicamento en páginas web que venden productos chinos. Este viene en varias presentaciones y su precio varía de acuerdo con la cantidad. En la página web AliExpress aparecen precios que pueden estar entre los 15 dólares, es decir 43.500 pesos, hasta los 45 dólares, cerca a los 130.500 pesos.

“Investigamos el comercio ilegal de la piel del animal”: Riaño

El coronel Raúl Antonio Riaño, comandante de la Policía en el departamento del Atlántico, en diálogo con EL HERALDO, aseguró que la institución adelanta investigaciones conjuntas con Policía Judicial, Fiscalía y redes de apoyo, para contrarrestar delitos como el abigeato, el sacrificio ilegal de burros y el posterior comercio de su piel. A principio de año se registraron en el Atlántico continuos casos de animales sacrificados de manera ilegal y, de acuerdo con Riaño, las investigaciones conjuntas permitieron la detención de 40 personas en municipios como Manatí, Suan, Santa Lucía, Ponedera y Sabanagrande.

Recalca el oficial que el sacrificio ilegal de animales es una conducta punible, castigada en la Ley 1774 del 6 de enero de 2016, la cual establece que “por cualquier medio o procedimiento maltrate a un animal doméstico, amansado, silvestre vertebrado o exótico vertebrado, causándole la muerte o lesiones que menoscaben gravemente su salud o integridad física, incurrirá en pena de prisión de doce a treinta y seis meses, e inhabilidad especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio, comercio o tenencia que tenga relación con los animales y multa de cinco a sesenta salarios mínimos mensuales legales vigentes”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • burros
  • China
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.