El Heraldo
Pascal con el cetro mundial superligero de la WIBA. Archivo particular.
Deportes

“Me reía cuando decían que yo era un hombre”: Ana Pascal

Ya con 56 años, la ex boxeadora panameña, campeona mundial interina del peso superligero de la WIBA (Asociación Internacional de Boxeo de Mujeres), se siente en condiciones de subirse de nuevo al ring. En la actualidad entrena a púgiles aficionados y profesionales en su país.

Luego de una semana de ‘cacería’ y conexiones infructuosas, una voz gruesa y afanosa contesta. Al otro lado de la línea se presenta Ana Pascal, la púgil panameña que sorprendió al mundo de los ensogados por su rudeza en el ring y por su apariencia física, para muchos, semejante a la de un hombre. 

—¿De dónde me llaman?—expresa Pascal con enojo. 

—¡De Colombia! Quisiera entrevistarla y hablar de su vida—respondo mientras un silencio absorbe la conversación.

—Lindo país, le debo mucho, pero no se demore que debo ir a entrenar.

 

P.

¿Qué hay de la vida de Ana Pascal?

R.

Soy entrenadora de boxeadores amateur y profesionales en un gimnasio (Pedro ‘Rockero’ Alcázar). También trabajo para el mantenimiento de personas ajenas al boxeo. 

P.

¿Cuándo decide dejar de boxear profesionalmente?

R.

Desde el 2008 cuando pierdo con la francesa Anne Sophie Mathis. Yo salí de Panamá en buenas condiciones, pero cuando llegué a Francia me enfermé, pero  no quise ir al médico. Me quedé sin entrenar, sin correr y esa debilidad hizo que perdiera por nocaut técnico. Luego, en el 2011, se cuadró una pelea con esa francesa. Era el 9 de julio de 2011, pero una semana antes se echaron para atrás. Todo el mundo sabe que estando bien yo no pierdo esa pelea. 

P.

¿Fue dura esa decisión de apartarse de los cuadriláteros?

R.

Sí, fue duro porque yo no iba a perder. En Francia me trataron mal. Yo pedía sopa y me decían que no porque mi promotor no había pagado ese paquete. Pedía jugo de naranja, y me decían que no porque ya lo había tomado una vez. La pérdida de esa pelea no me gustó y esa fue la razón que dejé de pelear. Quedé muy decepcionada. 

P.

Solo 10 años duró en el boxeo profesional...

R.

Ese fue el tiempo. En el 2008 dije hasta aquí llegué. No había muchas oportunidades. Actualmente no hay muchas boxeadoras y cuando yo estaba no tenía apoyo.

P.

¿Volvería a pelear?

R.

Cómo no, claro que sí. Si hay una oferta y una buena bolsa cojo la pelea y vuelvo a boxear porque yo me mantengo siempre entrenando. 

P.

¿A sus 56 años cree que puede hacer una buena presentación en un ring?

R.

¡Ay, papá! Usted me ve y no cree que tengo esta edad. En la calle me dicen: tú puedes seguir peleando. Yo no dejo de entrenar. Y como te dije antes, si hay una buena bolsa, la cojo. 

P.

¿Sigue teniendo dinamita en sus brazos?

R.

Claro que sí. Estoy en el gimnasio dando clases y me sigo manteniendo. Si hay una oportunidad de una buena pelea con cualquiera estaría, dispuesta, pero me gustaría pelear ante la francesa. 

 

P.

A propósito, ¿quién le puso el apodo de ‘Dinamita’?

R.

Los compañeros y amigos. Habían combates en que me tocaba moverme por el ring, pero, cuando venía la pelea fuerte, yo pegaba. Noqueaba cuando quería noquear. Yo elegía en qué round tirar a mi rival. 

Ana Pascal ahora entrena a boxeadores en Panamá.
P.

¿Cómo es su rutina, cuántas horas entrena?

R.

Desde las 7 de las mañana hasta las 6 de la tarde estoy entrenando a los muchachos. Entreno por partes y a grupos. No me gusta quedarme quieta ni sentada. Yo entreno y guanteo con ellos.

P.

¿Cuántos boxeadores tiene a su cargo?

R.

 Yo tuve boxeadores profesionales, pero los solté a todos porque eran muy irresponsables. Mi lema es la disciplina, no puedo estar con alguien que no quiere correr ni entrenar. Ahora tengo boxeadores amateurs y niños. El que entrena conmigo debe saber que lo mío es la disciplina. 

P.

¿Qué es más difícil: boxear o entrenar?

R.

Es la misma cosa. Como boxeador uno tiene que tener claro la disciplina. Tienes que correr cinco o seis días a la semana y el domingo es el único día libre. El entrenador puede tomarse sus cervecitas porque no está en el régimen del pegador, pero creo que para que se esté en el éxito, ambos deben estar en disciplina. El boxeador es como un niño recién nacido o como una mujer con la menstruación. Hay que cuidarse. Sí o sí. 

P.

A usted la apodaban también ‘la Mano de Piedra’, ¿se sentía así?

R.

La verdad es que no me sentía así. Yo estoy orgullosa de Roberto Durán porque es del mismo país. Es un orgullo que ambos representemos a Panamá. 

 

P.

¿Cuál fue el combate más difícil de su carrera?

R.

La pelea con la francesa porque estaba en muy malas condiciones. No daba con el peso, en fin, no era yo. 

P.

¿Económicamente se encuentra bien?

R.

Tengo un trabajo. Recibo 500 dólares mensuales que me da el Gobierno. Estoy mejor que cuando peleaba porque yo lo hacía hasta gratis.

P.

¿Cuál fue la bolsa de premios más alta que recibió?

R.

Cuando peleé en Francia. Allí recibí 5 mil dólares. Esa fue la más alta. En Colombia me pagaban bien gracias al promotor Juan Carlos Devia. De él recibía unos 1.500, 3.000 o 3.500 dólares. Las veces que hice combate ante Liliana Palmera o Darys Pardo siempre recibí un pago justo. Era un pago razonable. 

 

P.

En su carrera la mayoría de contrincantes eran colombianas, ¿cuál fue la más difícil de enfrentar?

R.

El combate ante Yidys Meza. Me caí varias veces porque tenía la rodilla mala. La nariz se me reventó con varios cabezazos que medio y que el árbitro nunca vio. Si ven el video de la pelea se darán cuenta. Al final gané, que fue lo importante.

P.

Cuando le dicen Colombia, ¿qué piensa?

R.

 Uff, sabroso (risas). Yo amo a Colombia y gracias a ese país llegué a estar donde estoy. No tengo más palabras y estoy muy agradecida. En Panamá cuando hay un colombiano perdido o algo, no le doy la espalda. Desde el 2007 no visito Colombia. 

 

P.

¿Qué recuerda de sus combates con Darys Pardo?

R.

Le dije que la noquearía en Panamá y lo hice. Darys era solo boca en el ring, pero era una gran persona. Viví mes y medio en su casa porque yo me fui a Colombia porque iba a pelear allá, pero no salieron bien las cosas con los manejadores. En un momento viví en el gimnasio y luego me fui a su casa. Ella se portó muy bien, pero se dejó llevar por malas amistades.

P.

¿Y como boxeadora cómo la califica?

R.

Hubiese sido buena, pero no le enseñaban como es. Cuando corría en el estadio a las 5 de la mañana y se pegaba a entrenar, no me podía pasar. Ella corría 45 minutos y yo una hora. Le expliqué que jamás iba a tener una condición completa si no corría una hora.

 

P.

Con Darys tuvo una anécdota...

R.

 (Risas) Sí, como le había ganado en Panamá y quedó frustrada, cuando llegó a Colombia dijo que había peleado ante un hombre. Me hicieron exámenes y todo. 

P.

¿Qué sintió?

R.

Risa. Me reía cuando decían que yo era un hombre. 

Ana Pascal (d) enfrentando a Darys Pardo en 2002.
P.

¿Le afectaba eso en su carrera?

R.

De ninguna manera. Yo me reía. Yo sé el parecido que tengo, la vestimenta que cargo. Cuando uno sabe de dónde viene y hacia dónde va, no pasa nada. La gente se confundía y yo me reía porque me causaba mucha gracia (risas). 

P.

Pero en su carrera combatió contra hombres, ¿cómo le fue?

R.

En Curazao, en 2003, hice un combate ante el venezolano José Español. Yo iba a pelear allá, pero no se tuvo una rival y le dije a mi promotor que quería pelear, que yo quería el dinero. El venezolano me ganó por decisión y nunca me noqueó ni me tumbó. Luego, en Nicaragua, salté al ring con Erick Sandoval. A él le gané por decisión. 

P.

¿Con quién quiso pelear y nunca pudo?

R.

Christy Martin.

P.

¿Por qué ella?

R.

Era buena peleadora. Para ser bueno, tienes que pelear con los buenos. Ella fue campeona en las 140 libras.

P.

¿Qué piensa de las modelos que son boxeadoras?

R.

Eso está bien. Después que entrenen y aguanten, pueden pelear. Les sirve para su pelo y su cuerpo. Pueden ser boxeadoras, ¿por qué no?

P.

¿Quién es el mejor boxeador de la historia?

R.

Muchos son buenos. No hay uno solo. Pambelé era bueno, Durán era bueno, Alexis Argüello era bueno. No hay uno solo. 

 

P.

¿Y en la actualidad?

R.

 No hay. En esta época todos los boxeadores son de negocio. 

 

P.

¿Vio la pelea entre ‘Canelo’ y Chávez Jr.?

R.

 Pasé el canal en el séptimo asalto. 

P.

¿Ganar el título mundial interino superligero de la WIBA fue su momento más dulce en el boxeo?

R.

Fue bonito. Ha sido lo más grande en mi carrera. Yo peleaba porque me gustaba pelear y porque quería ir a los Estados Unidos para poder visitar la tumba de mi mamá y de mi hermana. Lastimosamente no se pudo.

 

P.

¿Quién la impulsó a boxear?

R.

Nadie. Yo aprendí en la calle. Veía a mi papá Jorge Pascal (fallecido). Una tía me motivaba y me decía que nadie me ganaría. Me daban muchos ánimos.  

 

P.

¿Quién fue su entrenador?

R.

Carlos Agrazal. 

 

P.

Usted pasó momentos difíciles y estuvo en la cárcel, ¿cómo siguió ese tema?

R.

Hay cosas que no quiero hablar. No tengo cabeza para eso ahora. 

 

P.

¿En qué barrio vive en Panamá?

R.

San Miguel.

 

P.

¿Vive con su pareja?

R.

Sola. Tengo una pareja hace cinco años, pero en el momento hay una separación. 

P.

¿Además del boxeo qué más hizo en su vida?

R.

Fui guardia de seguridad nocturno en Colon en el año 1995, más o menos, pero antes trabajé en construcción. 

P.

¿Que look utiliza ahora?

R.

Como el de Mr T. 

P.

¿Qué dice de su natal Colón?

R.

Era chiquito. Si no salgo de allá, nadie me hubiese conocido. No había publicidad.

P.

¿Algún consejo a los jóvenes?

R.

Que hagan las cosas bien. Con mucha disciplina.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.