Opinión | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Consecuencia de estupidez

Generalmente cuando se comete una estupidez se genera una consecuencia, y por lógica, esta deberá ser una consecuencia negativa. Hoy, así nadie lo haya mencionado, pretenden la ANI y el Ministerio de Transporte, cobrarle a Barranquilla las consecuencias de una animalada que no fue responsabilidad de nuestra ciudad sino de unos intereses inexplicables, o producto de una incompetencia difícil de comprender y aceptar. La estupidez, y juzgarán mis lectores si tengo o no razón, arranca con la concesión Ruta Caribe original. Relatemos la historia. El recorrido de esta concesión se inicia en la población de Cruz del Viso, siguiendo por Arjona, Turbaco, Cartagena y Clemencia, en Bolívar, y en el Atlántico, Luruaco, Sabanalarga, Baranoa y Galapa, terminando en la Circunvalación de Barranquilla; lo cual significa que atiende la Cordialidad en toda su extensión. Entre las obras que realizó Ruta Caribe en esta vía se incluyó la ampliación a doble calzada desde la Circunvalar, pasando por Galapa, hasta el cruce hacia Caracolí - Malambo, con una longitud de 14.6 Km., que de carretera pasó a ser una autopista. Hasta ahí todo bien, todo bien.

Pero a algún genio, o interesado con oscuras intenciones, se le ocurrió que la concesión Ruta Caribe debía construir una tremenda autopista de dos calzadas, con todos sus perendengues, entre Sabanalarga y Palmar de Varela, con una extensión de 18.2 Km. y con un trazado por donde jamás existió ni la más miserable carreterita, por lo que nadie pasaba por ahí. Y como era de esperarse, aún con cipote autopista, nadie pasa por ahí, es una autopista fantasma que no la conoce ni el 001% de los barranquilleros y atlanticenses. Un soberano desperdicio, porque una carretera sencilla, de una sola calzada fue lo que debió construirse, y en cambio, se debieron construir con esa plata desperdiciada, los mismos 18.2 Km. de doble calzada en la Cordialidad, que sí ha tenido y tiene un tráfico liviano y pesado más que comprobado. Como la distancia desde el cruce a Caracolí – Malambo, donde llega la actual autopista, hasta Sabanalarga, es de 25.3 Km., si se hubieren ampliado sobre la Cordialidad los 18.2 Km. de la autopista fantasma, solo restarían 4.9 Km. de autopista entre Barranquilla y Sabanalarga, y hubiera estado ese largo tramo, prestando sus buenos servicios desde hace años.

¡Ajá! ¿Y qué tiene que ver la Cordialidad con el peaje de Sabanagrande en la Oriental que quiere cobrar la nueva Ruta Caribe 2, y con el corredor de la 30, Malambo, Soledad hasta el puente del INEM, que pretende excluir de su responsabilidad esa Ruta Caribe 2? Simplemente cobrar un peaje sobre la carretera Oriental para compensar la inversión que representa la construcción de una segunda calzada a lo largo del tramo de la Cordialidad que estúpidamente no se amplió inicialmente. Así de fácil, y como por la autopista fantasma no hay tráfico, pues no hay peaje. Como el gran tráfico de la calle 30 – carretera oriental, lo genera Barranquilla en gran medida, hacia y desde las poblaciones de Sabanagrande, Santo Tomás, Palmar de Varela, Campo de Cruz y Suán, en el Atlántico, y el pesado que sigue hacia Antioquia, pasando por Sincelejo, entonces será ese tráfico el que financie la ampliación de la Cordialidad que estúpidamente no se amplió inicialmente. Será la calle 30 una gran generadora de ingresos pero sin recibir beneficios. Y eso no lo podemos aceptar los barranquilleros.

nicoreno@ambbio.com.co

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Emilio Sardi

La niñez y el virus

Gracias a los esfuerzos de la OMS para ocultar su aparición, era muy escasa la información que existía sobre el virus chino eventualmente denominado SARS-COV 2 cuando ella, tardíamente, oficializó su existencia en los términos más alarmista

Leer
Orlando Araújo

Los cortejos del diablo

Se cumple, en pleno pico pandémico, medio siglo de la publicación de Los cortejos del diablo, de Germán Espinosa, una de las expresiones literarias más admirables del Caribe colombiano. Recorrer sus páginas, mientras escasea el mercado y la s

Leer
Néstor Rosanía

Un fiscal de bolsillo es una amenaza

El eje fundamental del modelo democrático es el principio de los pesos y los contra pesos, lo cual quiere decir que las instituciones del Estado están todas reglamentadas y vigiladas por otras entidades y así ninguna podría tener un exceso de

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web