El Heraldo
Opinión

Ni deponer principios, ni perder a la familia

A tal punto ha llegado la radicalización de las posiciones ideológicas y políticas en Colombia, a las puertas de la escogencia del nuevo presidente de la República, que no son pocos quienes comentan que en sus hogares o sitios de trabajo han optado por vetar las conversaciones sobre el discurrir de la política nacional por ser chisperos que fomentan agravios y agresiones que oscurecen la atmósfera de camaradería que debe prevalecer en estos ámbitos sociales.

“Mejor que no hablemos de eso porque vamos a terminar peleando”, he escuchado decir. Sé incluso de múltiples casos en que los enfrentamientos han sido tan álgidos en los últimos meses, pero mucho más después de las consultas de partidos llevadas a cabo en la jornada del 11 de marzo pasado, que mantienen enemistados a amigos, a hermanos, a padres e hijos y a parejas. 

Unos pretenden imponer su postura acerca de las condiciones actuales del país o su afinidad por alguno de los candidatos a la Presidencia, convirtiéndose en kamikazes ideológicos; mientras otros no aceptan ninguna crítica, ni siquiera constructiva, al candidato de sus amores. También es frecuente tratar de manera displicente como tibios a quienes simplemente aspiran a que su falta de devoción política sea respetada; de ahí que los choques sean verdaderamente explosivos.

Dentro de este ambiente están, y son los más fogosos y controversiales, quienes devoran toda la información –cierta o no– que se difunde a través de las distintas plataformas que hoy nos brinda la tecnología, sin permitirse por lo menos un chequeo simple para sopesarla. Además, así como la reciben, la reproducen de manera que el círculo vicioso no deja de crecer.

También están los que no tragan entero, quienes conocen los antecedentes históricos de lo que estamos viviendo y cuentan con conocimientos suficientes para hacer análisis consecuentes, e incluso han adoptado la misión de hacer pedagogía al respecto. Igualmente, están los apasionados, conozcan o no la realidad colombiana, intensos y efervescentes en sus posiciones partidistas; los despreocupados, los despistados, en fin… toda una variedad de posiciones que conforman un arcoíris de posturas políticas que hacen efervescente el clima electoral con un diálogo controversial, muy poco argumentado. Se ha entronizado en el país y en el mundo una cultura bastante negativa de hacer superficial el análisis y la participación política, lo cual abre espacios a la corruptela y al acceso de populistas a la dirección del Estado.

¿Por qué deponer lo que piensas porque otro te lo diga?, ¿por qué indisponerte con tu familiar, tu amigo o compañero de labores por tu pensamiento político? Ni lo uno ni lo otro tiene razón de ser. El diálogo argumentativo y propositivo entre contradictores alimenta el pensamiento, ahonda los conocimientos, permite claridad conceptual en el mundo, y puede, claro que sí, construir una postura que nos beneficie a todos como habitantes de un país con muchos retos y necesidades. Por esto, es preciso tener claro que el futuro inmediato de Colombia está en nuestras manos, y se hace efectivo el próximo 27 de mayo al ejercer nuestro voto de manera calificada y autónoma.  

Buen ejemplo nos dio esta casa periodística con el debate con los aspirantes a la Presidencia de la República realizado en Barranquilla. Ese es el camino. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Carlos Eduardo Correa Escaf

Pensar a largo plazo

Si todos comprendiéramos los retos ambientales nacionales y mundiales, sería mejor para el planeta y quienes lo habitamos.

En el Gobierno asumimos un compromiso muy importante para el planeta al aumentar, en diciembre de 2020, nuestra

Leer
El Heraldo
Hernando Baquero Latorre

Coraje

El deporte mundial se sacudió esta semana con el anuncio hecho por la gimnasta artística estadounidense, Simone Arianne Biles. La más laureada de la historia en las competencias de su disciplina, se retiró de la final olímpica declarando que

Leer
El Heraldo
Kelina Puche

Sacúdete

Esta semana recibimos en la ciudad la visita del ministro de trabajo, quien socializó el alcance del Decreto 688 del 2021 encasillado en la estrategia que han denominado “Sacúdete” buscando dar respuesta a uno de los problemas que llevamos a

Leer
El Heraldo
Haroldo Martinez

¿Y qué?, ¿todo mono?

Ese es el saludo más frecuente entre nosotros y conlleva un deseo implícito de bienestar para quien lo recibe, un amigo. Y también denota confianza, conocimiento del otro y de su entorno, un vínculo. Mañana 30 de julio se celebra el Día Inte

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.