El Heraldo
Opinión

En las guerras no se puede parpadear

Quienes pueden quedarse en casa son los que tienen plata y la nevera llena. Y en Colombia son una minoría privilegiada.

La guerra contra el coronavirus ha probado ser tan feroz como cualquier guerra militar. A la fecha ha causado la muerte de casi 3 millones de personas en el mundo y más de 66 mil en Colombia. El arsenal del virus no son las bombas atómicas, ni los aviones, ni los helicópteros artillados, ni los submarinos, ni las armas largas y cortas, pero es un asesino certero. 

Parpadear en las guerras es un gran riesgo. En la Segunda Guerra Mundial las indecisiones militares de Chamberlain le costaron el puesto de primer ministro y en su lugar asumió un líder corajudo como Churchill. En esta guerra contra el virus el único jefe de Estado que ha perdido el cargo por sus ineptitudes ha sido Donald Trump. Pero varios merecerían estar fuera por no haber procedido de acuerdo con tan dramáticas circunstancias sanitarias. 

En el tercer pico de esta guerra prolongada, ¿cómo han actuado la gobernadora del Atlántico y el alcalde de Barranquilla? De entrada encuentro esta diferencia. La gobernadora expidió el miércoles 24 de marzo la resolución 1317 sobre alerta roja hospitalaria, mientras que el alcalde solo anunció la misma medida el jueves 8 de abril después de la rueda de prensa conjunta con la mandataria.

¿Por qué la gobernadora se le adelantó en la alerta roja? Es probable que en el alcalde haya influido el temor de no seguir lesionando la economía local, pero preservar vidas en esta pandemia es como reducir bajas en una guerra, en la cual si permites que el enemigo tome la iniciativa te puedes llevar una mortal sorpresa.

¿Bajó la guardia el alcalde tras el segundo pico? Soy de los que cree que sí hubo exceso de confianza. Y como él se relajó, todos obviamente nos relajamos. Se generalizó la sensación de que todo había pasado.

Por ejemplo, a principios de enero, cuando envió en préstamo 20 ventiladores uci a Bogotá, el alcalde,  en un tono que me pareció triunfalista, declaró: “Barranquilla se encuentra en otro momento de la pandemia”. Luego vino la Asamblea del BID y se le vio tan despreocupado y jubiloso que el contagio parecía cosa superada. A eso sumémosle el inicio del plan nacional de vacunación que reforzó la percepción de que el virus ya no estaba entre nosotros. Entonces se incrementaron las pachangas, mucha gente se olvidó del tapabocas y las cautelas en las interacciones sociales se fueron al suelo. Mejor dicho: el terreno perfecto para que el coronavirus se rearmara y atacara con renovados bríos. 

Aunque la reacción del alcalde haya sido tardía respaldamos las restricciones adoptadas. Apremia, por supuesto, acelerar la vacunación, lo cual depende de los envíos del Ministerio de Salud.

Nuevas cuarentenas si no comparto. El encierro, con los antecedentes tacaños de los mercaditos y de la negación de la renta básica, sería una solución inmoral. Quienes pueden quedarse en casa son los que tienen plata y la nevera llena. Y en Colombia son una minoría privilegiada.

@HoracioBrieva

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Hugo Illera Jiménez

El momento de las definiciones

Es posible que, de esta campaña del Junior 2021, podamos escribir una interesante historia sobre los ensayos de Amaranto, las pruebas y los errores hasta encontrar una alineación básica, el paso del fútbol individual al colectivo, de jugar sie

Leer
El Heraldo
Emilio Sardi

Hablando claro

No es fácil vivir en una ciudad sin país. Porque eso es lo que son Cali y el Valle del Cauca. Entregados en rehén a la barbarie por el gobierno de Bogotá, son territorios apátridas, donde no rigen las leyes colombianas y donde rutinaria y per

Leer
El Heraldo
Frauky Jiménez Mazo

Guía para dormir en pareja

Para algunas personas dormir con la pareja ha sido por años un continuo malestar. 

Es por ello que he diseñado una lista de lo que no se debe hacer con la pareja en la cama:

Discutir en la alcoba. Si existen situaciones

Leer
El Heraldo
Simón Gaviria

¿Disminución de pobreza?

Nunca he cuestionado un dato del DANE. Eso sí, los directores de la Entidad no deberían editorializar los datos ni defender al gobierno, así tengan la razón, le quitan credibilidad. Sorprendió la disminución de pobreza en centros poblados y

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.