El Heraldo
Opinión

Ausencias y falsedades

El discurso gubernamental giró en torno a supuestos buenos resultados sociales, seguridad, legalidad y no corrupción

El reciente discurso del presidente, en la instalación del Congreso, se caracterizó por la falta de estructura temática y contenido que denote un propósito de nación. Se trató de un listado de ausencias y medias verdades. No fue una pieza de oratoria sino una lista desordenada de temas. El discurso reitera que todo está y se hace bien; de ahí que su enunciación se soporta en ausencias temáticas y elementos falaces, alejados de la verdad.

Se podría pensar que la estrategia de enunciación recomendada por sus asesores, y las intencionalidades y afanes políticos, lo indujeron a dirigirse a aquellos que ya le son proclive, a su público cautivo (menos del 30 % de colombianos) para tranquilizarlos, reafirmar su apoyo y mantener su incondicionalidad al poder.  No habló para el 70% de la población. La primera gran ausencia resultó ser la mayoría de los colombianos. El discurso gubernamental giró en torno a supuestos buenos resultados sociales, seguridad, legalidad y no corrupción. Quizás deseaba comunicarse con aquellos que creen en el país de las maravillas; país que no existe y menos su gobierno, segunda ausencia.

Un breve inventario de otras ausencias: no explica cómo se gerencia la pandemia y los choques con los gobiernos locales; no reconoce el desempleo, pobreza, hambre y el 48% de colombianos en la informalidad; no valora al personal de salud (los médicos tienen los salarios más bajos de América Latina); no registra que la salud se ha vuelto un negocio; no menciona la problemática de los venezolanos en el país; no dice cuál es la política exterior e internacional de Colombia, más allá de su formal presidencia y tibio protagonismo en las inexistentes e inoperantes Comunidad Andina, ProSur y Alianza  del Pacífico; no reconoce como calamitoso los masivos y sistemáticos asesinatos de líderes sociales, indígenas y afrodescendientes; no alude a la quiebra de centenas de miles de pequeñas y medianas empresas; no explica por qué se trasladaron decenas de billones de pesos públicos al sector financiero; invisibiliza las protestas sociales; no asume su responsabilidad directa en la expansión del contagio del virus al autorizar los días sin IVA; no hace alusión a la violencia y abuso de centenares de agentes del Estado contra niños; y elude el tema de la mermelada para políticos.

Y un breve recuento de falsedades: la paz si, pero no; el Congreso le hace control político; el gobierno, en la pandemia, apoyó a todos, no solo a los amigos y financiadores electorales; apoya a todas las regiones y ciudades por igual; no apoya más a las EPS que a la atención de salud de los ciudadanos; critica a sus críticos; y demanda apoyo a propuestas de reformas que tramitará en el Congreso, sin precisar cuáles.

Definitivamente el país estuvo ausente en el discurso presidencial. No otorga espacio para el consenso, mantiene la polarización y abona el terreno para que el miedo sea el móvil principal para las próximas elecciones.

PD: La propuesta del alcalde de Medellín de invitar médicos cubanos para apoyar la atención de la pandemia ha llevado a sectores extremistas a descalificarlos, señalándolos a priori de terroristas y espías. Lo anterior no sorprende, pues si se trata mal a nuestros médicos por qué no habrían de despreciarse los médicos de otras nacionalidades.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Germán Vargas Lleras

El Congreso por la faja

Ya ningún sector se escapa a los intentos del Gobierno por desinstitucionalizar y pretender a la fuerza concentrar en el presidente decisiones que competen a otros poderes públicos. El más reciente, un burdo decreto que desconocía toda la norm

Leer
El Heraldo
Rafael Nieto

En seguridad el 24 será peor

El deterioro agudo de la seguridad es innegable. 

Varias son las razones. Primero, por la renuncia del Gobierno a luchar contra el narcotráfico. Son múltiples los hechos que lo demuestran. Se calcula que los narcocultivos alcanzar

Leer
El Heraldo
Tatiana Dangond

Implementación sin voluntad

Parece que fuera ayer el día en que se firmó el Acuerdo de Paz con las Farc, pero después de más de 7 años desde su firma, el estado de su implementación sigue generando preocupaciones por la falta de ejecución y de un verdadero compromiso

Leer
El Heraldo
Javier Castell Lopez

El momento de Junior

Nunca he podido interpretar con alguna certeza el sismógrafo ambiental alrededor de los momentos menos favorables de Junior. Mi nivel de sicología de masas es verdaderamente muy bajo. Además, porque el vaivén de las emociones van desde los cua

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.