El Heraldo
Opinión

Respaldo a la Policía

Debemos darle a la Policía Nacional desde sus Generales hasta el último agente del menor escalafón toda nuestra solidaridad y respaldo, es un deber ciudadano, apoyarlos, ayudarlos, respetarlos, facilitarles su labor. Es una vergüenza mundial lo que estamos mostrando desde este país al exterior. Otra vergüenza más. La Policía es una institución Constitucional, ordenada, estructurada, formada, para defendernos y para cuidarnos. No existe para perseguirnos a menos que nos convirtamos en delincuentes. 

En Colombia además, con toda la carga que tenemos encima la ciudadanía de corrupción y delincuencia, en estos últimos tiempos venimos presenciando el asesinato de miembros de la Policía, la persecución para ellos, una campaña de descrédito y atentados de toda naturaleza contra quienes, por el contrario, representan la guardia de la seguridad ciudadana, el estandarte de los derechos civiles, la protección a la vida y honra de la comunidad. ¿En qué país estamos viviendo? A todo nuestro baño de sangre continuado, a la escalada de delincuencia en todos los matices, modos y denominaciones, ahora se viene a sumar una actitud que es intrínsecamente estúpida y absurda.

Comencemos por afirmar categóricamente que si algunos miembros de la Policía cometen errores o delitos, o infracciones o descuidos intencionales o imprevistos, ellos deben responder ante la justicia. Allí no hay punto de discusión. Toda institución del Estado y sus miembros, hasta el mismo presidente de la república, quien sea, deben enfrentar a la Ley si vulneran el Estado de Derecho. Pero de ahí a atacar vilmente a nuestros policías que se juegan la vida a diario por nosotros los ciudadanos y llevarlos al grado de asesinatos por venganza, odio, antipatía o considerarlos culpables de errores inventados o aplicados sospechosamente, ante eso hay una distancia sideral.

Lo primero que tenemos que considerar es recordar que los policías en todos sus grados de la carrera profesional son ante todo seres humanos con sus virtudes y defectos lo mismo que ustedes amables lectores y nosotros los escribidores semanales. Todos tenemos el peligro de equivocarnos, pero preguntamos, ésas jóvenes patrulleras apenas recién salidas de la adolescencia acribilladas recientemente en el país, tienen la culpa de esa gigante carga de responsabilidades que tenemos los colombianos con una sociedad hastiada de crímenes, guerras, sangre, secuestros, extorsiones? No eran dos o tres jóvenes, otros varones también, quienes comenzaban a realizar sus sueños de verse vestidos con un uniforme que les llenaría de orgullo el resto de sus vidas?

Debemos darle a la Policía Nacional desde sus Generales hasta el último agente del menor escalafón toda nuestra solidaridad y respaldo, es un deber ciudadano, apoyarlos, ayudarlos, respetarlos, facilitarles su labor. Es una vergüenza mundial lo que estamos mostrando desde este país al exterior. Otra vergüenza más. La Policía es una institución Constitucional, ordenada, estructurada, formada, para defendernos y para cuidarnos. No existe para perseguirnos a menos que nos convirtamos en delincuentes. Pero como los honestos somos el 98% de la población según estadísticas judiciales, ¿cómo es posible que no podamos establecer las prioridades del sentido común, de la lógica, del buen entendimiento ciudadano? Mucho se ha escrito sobre este tema que es materia de un diario discutir, pero es absolutamente ridículo que estemos en Colombia a estas alturas pidiendo protección para quienes tienen que protegernos a nosotros. Es un país de locos pero algún día tenemos que comenzar por empezar a volver los cuerdos.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Juan Bravo

Algo falta...

Terminó la temporada regular de Grandes Ligas. 13 colombianos vieron acción. Pero pocos tuvieron regularidad.

Urshela sacó la cara. Cambió el uniforme a rayas tradicional de los Yankees por el de uno menos mediático como el de los T

Leer
El Heraldo
Roberto Zabarain

Continuidad y lealtad

Obvio que, aunque por aquí estemos bacano, no podemos desentendernos del acontecer nacional, que Elsa y Pumarejo, para la culminación de su estupenda gestión, en buena medida dependen del apoyo que Petro pudiera brindarles, aunque las esperanza

Leer
El Heraldo
Haroldo Martinez

Neandertales colombianos

Gracias a los descubrimientos del genetista sueco Svante Pääbo acerca de la evolución humana que le valieron la distinción con el Premio Nobel de Fisiología y Medicina de este año, he podido comprender por qué hay en este país paisanos y p

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.