Fracasa la primera misión de la cápsula espacial Starliner de Boeing

Los motores de la cápsula no se encendieron según lo previsto y ésta no pudo situarse en la buena trayectoria para dirigirse hacia la ISS, que vuela en órbita terrestre a unos 400 kilómetros de altitud.

AFP
AFP
Ciencia

Los motores de la cápsula no se encendieron según lo previsto y ésta no pudo situarse en la buena trayectoria para dirigirse hacia la ISS, que vuela en órbita terrestre a unos 400 kilómetros de altitud.

Boeing fracasó este viernes en el intento de enviar su cápsula Starliner hasta la Estación Espacial Internacional (ISS) sin astronauta a bordo. La misión se consideraba como una prueba crucial antes de enviar tripulaciones de la Nasa a partir de 2020.

El despegue transcurrió con normalidad y, un cuarto de hora después del lanzamiento, la cápsula se separó sin problemas del cohete Atlas V en el que iba subida.

Pero los motores de la cápsula no se encendieron según lo previsto y ésta no pudo situarse en la buena trayectoria para dirigirse hacia la ISS, que vuela en órbita terrestre a unos 400 km de altitud.

El fallo provocó que Starliner consumiera demasiado carburante para intentar corregir su posición automáticamente, por lo que ya no puede cumplir su misión.

La Nasa decidió por tanto traer de vuelta la nave a la Tierra. Starliner aterrizará en Nuevo México, en el oeste de Estados Unidos, en las próximas 48 horas, indicó un dirigente de Boeing durante una rueda de prensa en el centro espacial Kennedy.

Esta prueba del CST-100 Starliner, nombre oficial de la nave construida por Boeing, era determinante para la mancillada reputación del gigante aeroespacial, empañada por los problemas de su avión 737 MAX, pero también para el orgullo nacional estadounidense.  

Desde que retiró el Space Shuttle, tras 30 años de servicio, el transporte de astronautas de Estados Unidos a la ISS lo realizan los cohetes rusos Soyuz, una dependencia de la que Washington quiere librarse, aunque la cooperación espacial entre los dos países se ha mantenido en excelentes términos a lo largo de los años.

El jefe de la Nasa, Jim Bridenstine, trató de quitarle hierro a lo ocurrido, destacando que, a pesar de "los desafíos evidentes", todo había sido "muy positivo en general".

El aparato está en buen estado y bajo control, la experiencia ha sido útil y ningún astronauta habría estado en peligro, añadió.

Bridenstine ni siquiera descartó que la primera misión tripulada de Starliner, prevista para inicios de 2020, pudiera tener lugar.

 La solución SpaceX

El fracaso llegó por una anomalía en el contador de "tiempo transcurrido" de la misión. Al tener una hora errónea, la cápsula no se impulsó con sus motores en el momento en que debía hacerlo, poco después de separarse del cohete.

Cuando las salas de control de Boeing y de la Nasa intentaron corregir ese problema manualmente, Starliner no podía recibir la señal porque se encontraba entre dos satélites de comunicación.

Y tras retomar el control de la nave, los equipos de la compañía y de la agencia espacial estadounidense consideraron que no quedaba bastante combustible para seguir adelante e intentar acoplar la cápsula a la ISS.

Nicole Mann, una de las tres personas que deben participar en la primera misión tripulada de la Nasa, dio a entender que la misión se habría llevado a cabo si hubiera tenido astronautas a bordo. "Habríamos podido provocar ese empuje manualmente", dijo.

Bajo la presidencia de Barack Obama, la agencia espacial estadounidense otorgó contratos de miles de millones de dólares a Boeing y SpaceX para que desarrollaran cápsulas espaciales fabricadas en Estados Unidos.

La cápsula de SpaceX ya superó la etapa que Boeing intentaba alcanzar con esta misión. La nave de la compañía de Elon Musk, bautizada Crew Dragon, despegó con un maniquí a bordo, se adosó a la ISS y volvió a la Tierra sin inconvenientes.

Es la ventaja de haber elegido dos socios distintos, dijo Bridenstine. Si un vehículo tiene un problema, el otro puede continuar dando servicio a la Nasa.

Estas cápsulas no son las mismas que se utilizarán en el programa Artemisa, que tiene previsto posar hombres y mujeres en la superficie lunar en 2024. Esos viajes se realizarán con otra cápsula, Orion, diseñada para viajes espaciales más profundos y cuya fabricación está a cargo de la empresa Lockheed Martin.

A diferencia de lo que ocurría antes, la Nasa ya no será propietaria de sus vehículos sino que pagará a compañías por el servicio de transporte, un cambio decidido durante el gobierno de Obama para reducir los costos de la agencia.

Las compañías deberán garantizar seis viajes de cuatro astronautas cada una, hasta 2024. A cambio, la Nasa pagará en total más de 8.000 millones de dólares.

Durante una rueda de prensa el jueves, Bridenstine aludió también a la crisis de confianza que atraviesa Boeing. "Las personas que desarrollan naves espaciales no son las mismas que desarrollan aviones", dijo.

Has llegado al límite de acceso a noticias para usuarios no registrados.

Registrate con tu correo y disfruta gratis las noticias.

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Ciencia
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web