El Heraldo
Fachada de la sede de alta complejidad del Hospital Universitario Cari E.S.E.
Barranquilla

Hospital Cari: el dilema entre liquidarlo o cederlo a un operador

La DAF advierte que con la liquidación no se solucionaría el problema de pasivos de la entidad • Gerente de la institución insiste en que gestor sanitario garantizará inversión en infraestructura y dotación.

La gerencia del Hospital Universitario Cari E.S.E de alta complejidad se juega otra carta, quizás la última. El centro de salud, que en otrora fuese el más importante del departamento y de la región, atraviesa desde hace años una crisis financiera que lo ha tenido a las puertas de su cierre. 

Y es que la crisis se agudizó, según lo manifestado por las autoridades locales y nacionales, desde hace meses, no solo por una mala gestión y manejo de las finanzas, sino por la deuda de más de $86.300 millones. Esto, sumado a una cartera ($110 mil millones) por parte de EPS que ya fueron liquidadas, hace que su recaudo total sea casi que imposible. 

Sumado a esta deuda, en los últimos años la entidad ha sido considerada como “un hospital cerrado de puertas abiertas” que pasó de prestar más de 30 servicios a cuatro solamente y cuya ocupación, en su sede de alta complejidad, promediaba el 30% en el mejor de los meses. 

No obstante, hoy en día existen opiniones divididas frente a lo que debería ser el futuro de la entidad. Por un lado, la gerencia del hospital adelanta un proceso para contratar un operador privado (gestor sanitario) que se encargaría de habilitar el componente de alta complejidad y el portafolio de servicios para poder cancelar los pasivos de la entidad. 

Por otro lado, hay quienes piensan que privatizar los servicios no solucionará el problema de pasivos de la institución, por lo que la vía sería liquidar su personería jurídica para sanearlo fiscal y financieramente. 

“El operador no es la solución”

En conversación con EL HERALDO, la jefe de la Dirección de Apoyo Fiscal (DAF), Ana Lucía Villa, asegura que se reunió con el ministro de Salud para revisar el tema y sostiene que este funcionario también recomendó “no entregar” el Hospital Cari a un operador sanitario particular.

Precisa que al Ministerio le preocupa que no le estén dando una salida a los pasivos. “El operador se estaría quedando con todos los servicios que le generarían recursos, mientras que el Estado con los que menos generan”, afirma la directora de la dependencia adscrita al Ministerio de Hacienda. 

Villa fue enfática al señalar que el Gobierno nacional no aportaría recursos para el proceso, teniendo en cuenta que la decisión de entregar los servicios de salud del Cari a un particular es de la Gobernación del Atlántico, por lo que el Estado no tendría por qué asumir el pasivo de la empresa.  

“Mientras no liquidemos, mientras no resolvamos estructuralmente el problema y vinculemos la prestación del Cari a una red prestadora de servicios que garantice su sostenibilidad, creo que es un error muy grande entregarle el Cari a un particular, porque el particular va a explotar los negocios que le dan rentabilidad en la prestación del servicio y le deja el costo fijo y los pasivos a la entidad territorial, luego le corresponde al próximo gobierno departamental asumir todos los daños que va a generar una decisión apresurada en este momento”, cuestiona Villa. 

“Deuda impagable”

Otra de las voces que se sumó a la idea de liquidar el hospital Cari fue el contralor departamental, Carlos Rodríguez, quien calificó como “impagables” los pasivos que tiene la entidad de salud. 

Señala que hoy el centro médico posee una “cantidad de falencias médicas y gerenciales”. “Esto hace impagable el déficit que tiene. Gran parte de las entidades que le adeuda al Cari están liquidadas o intervenidas. Lo mejor que puede pasar con el Cari es que lo liquiden”, asevera el Contralor. 

Asimismo, coincide con la DAF en que el operador sanitario no soluciona el problema de pasivos que tiene el hospital universitario.

“Críticas infundadas”

El gerente del Hospital Universitario Cari E.S.E, Ulahy Beltrán López, asegura que aunque respeta las opiniones que se han generado en contra del proceso del operador, no las comparte. Afirma que ha identificado desinformación sobre el proceso por parte de algunos de los que no están de acuerdo con el plan aprobado por la junta directiva de la institución y que ha sido respaldada por el gobernador Eduardo Verano. 

Beltrán defiende el proceso y asegura que entre las ventajas de contar con un nuevo operador para la sede de Alta Complejidad del hospital Cari es que quien resulte escogido adelantaría un proceso de inversión en infraestructura y dotación, que permitiría que la sede vuelva a contar con el portafolio pleno de servicios de alta complejidad, que le debe “apuntar a ser cabeza de red hospitalaria del departamento”. 

Asimismo, explica que con la figura del operador el hospital preserva su naturaleza jurídica como Empresa Social del Estado, manteniendo su esencia como actor público del sistema. 

“Así también el operador asume unas obligaciones al contratar con el Cari que incluyen una exigencia de cumplimiento de flujo garantizado de pacientes, un recaudo proyectado y una serie de variables financieras establecidas en los estudios previos, que permitirán que el Cari tenga garantizados pacientes que consuman servicios, pero también unos ingresos seguros y oportunos que obviamente es una ventaja y gran diferencia frente a los actuales esquemas inoportunos de pago a los hospitales que precisamente los ha hecho inviables financieramente”, detalla el gerente de la entidad. 

Hospital Universitario

El gerente también indica que quien sea escogido como operador deberá comprometerse a garantizar la funcionalidad del Cari como hospital universitario, lo que certifica la preservación de esa condición como centro formador de recursos humanos en salud, tanto a nivel tecnológico como en pregrado y posgrado de las ciencias de la salud. 

“Otra bondad de este modelo es que una vez se complete el pago de los pasivos, el Cari podrá invertir los remanentes de la participación en infraestructura física, dotación biomédica y renegociar el porcentaje de participación de la facturación bruta mensual con el operador; es decir, aumentando dicha participación mejoran así los beneficios económicos para el hospital”, especifica Beltrán

El directivo explica que existe un plan de saneamientos de pasivos que está diseñado para amortizar los mismos en un periodo de cinco años. (Ver infografía)

No repetir errores

Frente a las críticas por parte de la directora de la DAF y del contralor, quienes aseguran que el operador privado recibiría “la pulpa” y las ganancias por la prestación del servicio, el gerente Ulahy Beltrán aseguró que el proceso está estructurado “para no repetir errores contractuales de la historia pasada del Cari, donde ocurrió ese tipo de perjuicios para el hospital.

“El Cari a cero costos va a recibir del operador el mejoramiento integral de su infraestructura física, además de toda la dotación biomédica e industrial que le permitirá al hospital contar con todos los servicios de alta complejidad, todo a costa de la inversión del operador”, precisa el gerente. 

​“Hay que saber si hay interesados”

El gobernador del Atlántico, Eduardo Verano, manifiesta que la única forma de saber si hay interesados en operar el Cari, en las condiciones en las que está, es desarrollando un proceso de selección como el que actualmente está en curso.

El mandatario departamental advierte que este operador deberá garantizar los pacientes, el proceso de modernización y un pago que permita amortizar la deuda. 

Verano también cuestiona la Ley de Punto Final que impulsa el Gobierno nacional, al indicar que la mayoría de estos recursos estarán destinados a “arreglar” los problemas financieros de Antioquia y Valle del Cauca.

Recibir el 9% de las ventas

De acuerdo con el gerente del hospital, Ulahy Beltrán, el Cari recibirá del operador el 9% de la facturación bruta mensual. 

Precisó que con este recurso, junto con los que estaría recibiendo el hospital producto de la recuperación de cartera y otros ingresos, se empezarían a pagar los pasivos que hoy tiene el Cari, cuyo saneamiento fiscal y financiero se completaría en 5 años. 

Para un acreedor resulta más conveniente que se le pague su plata completa en ese término de tiempo que exponerse a que en un eventual proceso liquidatorio no se le termine pagando nada o se le pague lo que alcance en ese proceso en mucho más tiempo que lo que se propone con el modelo del operador privado.

¿Y si se liquida?

La directora de la DAF, Ana Lucía Villa, ha sido enfática en varias oportunidades al recomendar que se debe liquidar el Cari. 

La funcionaria asegura que una cosa es liquidar una personería jurídica y otra cosa es cerrar un hospital. 

Explica que al liquidar la personería, se liquida la sociedad, pero se mantiene la producción. Aclara que en ningún momento significa “bajarle la reja” al hospital, porque no se trata de cerrar el centro hospitalario.

La idea es aplicar un modelo similar al que implementó Bogotá, que tenía 24 empresas sociales del Estado y las reorganizó en 4. Pues aquí bien podría ser manejada por la red prestadora de Barranquilla o del Departamento.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.