Región Caribe | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Los educadores del departamento del Cesar durante las concentraciones de febrero pasado en todo el país.
Cortesía.
Región Caribe

En la Costa, 419 docentes están bajo amenazas: sindicatos

El panorama para el magisterio de la Región Caribe no es muy alentador, aseguran sus voceros. Extorsiones, zonas de riesgo y déficit de profesores también les preocupa.

La falta de docentes en algunas instituciones educativas por la ampliación de la cobertura, las amenazas, las extorsiones y la falta de garantías para trabajar en zonas consideradas vulnerables o de alto riesgo es el panorama para quienes ejercen el magisterio de la región Caribe colombiana .

Según datos de varios sindicatos departamentales, 419 docentes están amenazados: 165 en Bolívar, 78 en el Magdalena, 64 en Córdoba, 40 en Sucre, 28 en La Guajira, 29 en Atlántico y 15 en Cesar.

Córdoba. A dos meses de haber iniciado el calendario escolar en Córdoba, son más de 2 mil niños, especialmente en los municipios de la subregión del San Jorge y Alto Sinú, en el sur del departamento, que no han podido iniciar sus clases normalmente porque hay un déficit de 300 docentes.

 Eder Soto, alcalde de Puerto Libertador, asegura que el problema principal  lo genera la educación contratada. Mientras que el calendario académico ya comenzó, aún hay puntos en la zona rural en donde todavía no han llegado los profesores.

 Allí, la ausencia de los docentes ha causado traumatismo en las instituciones de su municipio, golpeado por la presencia de grupos armados en corregimientos como Juan José, Río Verde y San Juan, entre otras poblaciones.

Además, en el corregimiento Nueva Esperanza, de Puerto Libertador, se requiere de un colegio nuevo porque los estudiantes deben desplazarse a otras poblaciones para recibir la educación.

Sobre el déficit de 64 docentes, el secretario de Educación de Córdoba, Gabriel Moreno, reconoció que la presencia de grupos armados es la principal causa de la problemática, con mayor afectación en las poblaciones del sur como Puerto Libertador, Montelíbano y Tierralta.

El faltante también está relacionado con el aumento de la proyección de cupos de 229.000 en todo el departamento, lo que requería también de la ampliación de la nómina de los educadores.

Explica que el estudio técnico que adelantan permitirá incorporar a la nómina oficial a los docentes contratados bajo la figura de banco de oferentes.

Desde la Gobernación se espera que en los próximos días se pueda enviar al menos 300 docentes contratados bajo la modalidad de banco de oferentes para Puerto Libertador, San José de Uré y Montelíbano.

En cuanto a la situación de amenazas e intimidaciones, reveló que 57 de los 64 docentes han sido atendidos.

“Todos los casos de amenazas han sido identificados. Algunos ya tienen la disposición final de una reubicación definitiva, y hay un gran porcentaje que está laborando donde tiene comisión o prórroga y solamente tenemos tres casos de docentes que no tienen ubicación, pero que en la actualidad cumplen funciones administrativas en la Gobernación de Córdoba”, dice.

Las autoridades están a la espera de que la Unidad Nacional de Protección, UNP, resuelva el estudio del nivel de riesgo que permita definir la situación definitiva de los docentes en condición de amenaza.

Desde la Asociación de Maestros de Córdoba, Ademacor, reportan que  64 afiliados han sido amenazados o intimidados por lo que han tenido que ser trasladados.

 El gremio exigió a las autoridades celeridad en las investigaciones y activación de mecanismos de protección para que los profesores puedan ejercer sus actividades académicas.

 Para Ermen Martínez Páez, presidente de la Asociación de Maestros de Córdoba, la inseguridad es una gran amenaza para el magisterio.

Atlántico. El presidente de la Asociación de Educadores de Barranquilla, Adeba, José Ignacio Jiménez,  manifestó que entre el último periodo de 2019 y lo corrido de 2020 29 maestros en esta sección del país han sido amenazados, de los cuales 21 son en Barranquilla (incluido un rector) y 8 docentes en el municipio de Soledad, en el colegio de Villa Estadio. A Jiménez también le preocupa el hecho de que se presenten extorsiones a los educadores en el suroriente y suroccidente-.

 “Aunque el comandante de la Policía dice que no, sí es una extorsión que están pagando los docentes, porque para no ser objetos de atracos toca estar pagando una vacuna porque les toca dar los 500 o mil pesos. A la semana son $3.500 y al mes $15.000”. Jiménez asegura que quien no paga la vacuna es atracado.

El sindicato no tiene cuantificado el déficit de docentes en Barranquilla, ni las asignaturas en las que faltan.

Sobre el tema, la secretaria de Educación del Distrito, Bibiana Rincón, indica que tienen información de 21 docentes de colegios del Distrito que han denunciado estar amenazados; a ellos se les ha activado una ruta de atención y luego la Unidad Nacional de Protección determina el nivel de riesgo correspondiente en cada caso.

“Realmente no existe una zona particular  en la cual se presenten las amenazas; los factores externos que generan la situación son analizados y estudiados por las entidades competentes para ello”, asegura.

Rincón enfatiza que en Barranquilla “no hay déficit de profesores”, pues la planta de docentes del Distrito es global, y a partir de ello se genera movilización de maestros, mediante procesos ordinarios o extraordinarios de traslados. Explica que con estos movimientos y con los nombramientos eventuales que se generen por incremento de matrícula, se cubren las necesidades de educadores en cada institución educativa, siempre respetando los límites financieros y técnicos autorizados por el Ministerio de Educación Nacional en el estudio de planta.

Luis Grimaldo, fiscal de la Asociación de Educadores del Atlántico, Adea, coincide con Jiménez en que no hay un estimativo del número de docentes que faltan. Sostiene además que el número de profesores en proceso por riesgo es de 25 a 50 y que la zona oriental es donde se han registrado amenazas. “Hacen llamadas desde la cárcel para extorsionar a los maestros”.

Según cifras oficiales de la Secretaría de Educación del Departamento, la matricula oficial es de 104.807 estudiantes, con 4.331 docentes actualmente. Dentro del estudio de planta proyectado para 2020 se dio la necesidad de 150 docentes para cubrir la matrícula en Atlántico.

Magdalena. Setenta y ocho docentes amenazados, entre ellos rectores, coordinadores, e incluso, el secretario de Educación Departamental, Luis Grubert, es el panorama del magisterio en el Magdalena. Las amenazas provienen presuntamente de las ‘Aguilas Negras’, grupo delincuencial que envía panfletos y realiza llamadas anónimas.

El déficit de maestros es de 717, pues la planta viabilizada es de 7.547, pero la requerida es de 8.264. También se necesitan 11 rectores y nueve coordinadores.

La Guajira. Ocho docentes han recibido amenazas este año por distintas razones, lo que resulta preocupante si se tiene en cuenta que en el 2019 la cifra fue de 20, según la Asociación de Docentes de La Guajira, Asodegua.

 Sildana Deluque Rojas, secretaria general de la agremiación, afirma que hay amenazas por extorsiones, en las instituciones etnoeducativas las causas son por problemas entre clanes wayuu  y por discusiones entre directivos y docentes.

Indica que hay algunos agremiados que han recibido amenazas después de instaurar demandas por malos procedimientos médicos contra los centros de atención en salud.

Un docente, quien no quiso revelar su nombre, asegura que en los territorios indígenas las amenazas incluso vienen de los mismos directivos, y que muchos profesores han tenido que pedir traslados. “Algunos maestros por miedo dejan de asistir y los acusan de abandonar el cargo, por lo que les han suspendido el salario, algo que consideramos injusto”, explica.

Sucre. Cuarenta maestros están amenazados en poblaciones como Ovejas así como de las subregiones de La Mojana y San Jorge, sur del departamento.

 En lo que se refiere al déficit, el número de maestros faltantes se desconoce, tal como lo aseguraron los presidentes de las Asociaciones de Educadores de Sucre (Ades) y Sincelejo (Asodes), Ubaldo Corrales y Arturo Álvarez.

Corrales dijo a EL HERALDO que está a la espera de que la Secretaría de Educación de Sucre le reporte cuántos maestros hay en el Departamento y cuántos les hacen falta, de qué áreas y dónde, pero por lo pronto aseguró que él personalmente estuvo en el municipio de Sucre-Sucre y constató que en dos de las tres instituciones que hay en esa zona de la Mojana faltan docentes de inglés, castellano, informática, ciencias sociales y matemáticas.

Para el caso de Sincelejo la jornada única en el 2019 la laboraron con horas extras porque les hacían falta 40 maestros.

Arturo Álvarez asegura que algunos docentes, para completar las 22 horas calendario semanales en el 2019, tuvieron que trabajar en la jornada única, pero ahora en esta vigencia no lo saben aún “porque falta cuadrar las cuentas de si falta un profesor de naturales en el Lenis y sobra uno en el Araújo para hacer el cambio”.

La Secretaría de Educación de Sincelejo está a la espera de que los establecimientos educativos presenten sus necesidades de acuerdo con el número de estudiantes matriculados oficialmente, y de esta forma hacer el estudio de planta que ya está en construcción por parte de las áreas de calidad y cobertura educativa. Este se sabrá en abril.

Cesar. El presidente de la Asociación de Educadores del Cesar, Jorge Rivero, manifiesta como preocupante las amenazas contra docentes en este departamento. Dijo que el año pasado 12 profesores fueron víctimas de intimidaciones y tuvieron que ser reubicados, mientras que en lo que va de este 2020 ya son tres los docentes amenazados.

Afirma que este clima les preocupa teniendo en cuenta que en el país se están recrudeciendo las amenazas contra los maestros, líderes y todo el que  tenga relación con activividades sindicales.

“Estamos rechazando las amenazas y asesinatos de líderes sociales, exigiendo un servicio de salud digno para los docentes y sus familias, y reclamando al gobierno el cumplimiento de los acuerdos del año anterior donde se proyecta consensuar una reforma al Sistema General de Participaciones para que haya más recursos para la educación pública, salud, agua potable y saneamiento básico”, añade.

Rivero precisa que en el Cesar, incluidos los de Valledupar, son 8.000 docentes, planta de personal que según la agremiación registra un déficit frente a la cantidad de estudiantes.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más noticias de:

  • Amenazas a docentes
  • docentes
  • Marcha de docentes
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web